Hoy en nuestras oficinas tuvimos una vez más el día de Ayuno y Oración que llevamos a cabo una vez al mes, y en este día, tenemos la bendición de adorar juntos a Dios, y en Su presencia, hacer peticiones por nuestros amigos, familiares, la audiencia de CVCLAVOZ y yesHEis y por los países del mundo.

El mensaje que nos dio nuestro pastor, Daniel Morales, se refería al Salmo 95 donde  el salmista pide que aclamemos con júbilo al Señor Jehová. Y es cierto, es así que Dios quiere que lo adoremos, que le dediquemos canciones con emoción, con algarabía, gozo, felicidad. Tenemos sobradas razones para estar felices. Le conocemos y sabemos Sus promesas. Sabemos que somos salvos y vamos a vivir con Él, nuestro único Rey eternamente, sin enfermedades ni dolor. Él siempre ha cumplido Sus promesas.

Y hoy te pregunto a ti que estás leyendo este blog: ¿has ido a conciertos o competencias deportivas y has aplaudido y gritado por tu artista o equipo favorito deportivo en ellos?

Te interesa:  Ora más, preocúpate menos

¿Y te avergüenza acaso hacer lo mismo por Jesús? ¿Por qué? ¿Será porque no lo puedes ver?

Pero Él a ti si. Él te puede ver en lugares públicos y en la privacidad de tu hogar. Y en cualquiera de los dos, si te provoca, no solo puedes, lo DEBES hacer. Ese es nuestro Rey, nuestro Salvador, nuestro Amor Sin Igual, nuestro Maestro, y mejor que todo eso, es nuestro AMIGO.

Tengamos pasión por nuestro Creador, por el que nos redimió y se entregó como sacrificio para que nosotros no tuviéramos que pagar por nuestros pecados. Regocijémonos a diario porque tenemos ese mejor de los amigos en la vida. Podemos pasar por pruebas, por momentos terribles, pero no dejemos jamás de alabar a nuestro maravilloso, asombroso, inigualable y único Dios Todopoderoso.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta