¿Criminales o héroes?

Osama BIn Laden, Pablo Escobar y Adolfo Hitler  ¿Criminales o héroes?

Ayer fue un día triste en la historia de Estados Unidos. Más de 3,000 personas murieron en los terribles atentados del año 2001 en el acto terrorista más impactante que haya sido perpetrado en suelo Norteamericano. Osama Bin Laden, un líder extremista islámico, se atribuyó este atentado. Actualmente, un gran sector de la población rinde respeto a las víctimas inocentes cuyos nombres quedaron grabados en un monumento solemne. Otros sin embargo, son capaces de hacer un ¨picnic¨ a su alrededor. Otros más indolentes, se toman fotos en el lugar de la tragedia, muy sonrientes.

Así es la humanidad. Lo peor es la iniciativa de autoridades locales en la ciudad de New York (debatida y reprobada al final) para construír una Mezquita en la llamada Zona Cero, donde una vez funcionó el World Trade Center y donde el extremismo islámico expresó su más profunda rabia excusándose en lo que ellos llaman una ¨guerra santa¨. Hubiera sido una gran burla. Hubiera sido muy triste.

Hoy converso con compañeros de trabajo y amigos quienes están siguiendo una serie de televisión basada en la vida del narcotraficante más famoso de todos los tiempos: Pablo Escobar. La serie es un éxito. Miles de personas la siguen día a día, hablan como Pablo, dicen bromas basadas en sus anécdotas. Penosamente yo diría que hasta lo admiran. Pablo Escobar fue responsable de más de 10,000 muertes entre la década de los 80 y principios de los 90 en una época terrible para Colombia. Su carrera criminal desencadenó una gran guerra contra el narcotráfico que hoy todavía se libra.

Ruego a Dios que esta serie, con mucha calidad de producción, que este personaje magistralmente interpretado, no se convierta en una inspiración para quienes aspiran tener tanto poder y pasar a la historia de una forma tan horrible.

Hoy todavía se recuerda el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial donde se dió a conocer al mundo entero el genocida más grande de la historia, Adolfo Hittler, cabecilla de una ideología racista que perseguía lograr una raza ¨pura¨ matando y cremando a todo quien fuera considerado diferente. Aquí se pierde la cuenta de las víctimas. Asombrosamente, se ha visto el surgimiento de grupos de estas características en los países del este europeo,  incluso se ha visto el surgimiento de los ¨redskins¨ o ¨skinheads¨ de extrema izquierda como una forma de nostálgica regresión al anterior estado. Hay que abrir los ojos a todas las tendencias racistas de nuestra época, a los movimientos antiinmigrantes, a las agendas comunistas.

Aprendamos de nuestra historia y no celebremos los actos malvados de aquellos cuyas mentes fueron cauterizadas e insensibles al dolor humano, al respeto por la vida, al conocimiento de Dios. En cualquier momento, la historia se puede repetir.

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Filipenses 4:8

 

Fabiola Romero.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

 

All Rights Reserved Copyright © 2011 - 2012 Christian Vision USA, Inc.