El mundo de Espejorexia

CVCLAVOZ – El estereotipo de mujer y de hombre que se presenta frente a nuestros ojos, distorsiona totalmente la realidad. Este sistema perverso en el que vivimos trabaja grandemente para destruir a los jóvenes y adolescentes, llevándolos al mundo de ‘espejorexia’. Claro, esa palabra no existe, pero nos va a servir para agrupar a todos los subproductos que se desprenden del culto al cuerpo. Empecemos diciendo que en la actualidad todo es imagen, Diet, Light. Lo que somos en la vida debe construirse en base a lo que somos frente al espejo. Toda nuestra identidad, debe reafirmarse en base a nuestro aspecto físico y de allí se desprende uno de los valores más fuertes de este tiempo: la obsesión por tener un cuerpo perfecto. Es un ítem delicado, porque solemos irnos a los extremos.

No está mal cuidar el cuerpo, sentirnos bien físicamente, hacer deportes, llevar una vida saludable, realizar actividades que nos hagan bien. El extremo, ha llevado a nuestros jóvenes y adolescentes a luchar contra la percepción social, que marca un estereotipo. El tener un cuerpo perfecto esta asociado con felicidad, éxito y popularidad. Las chicas de nuestros días luchan intensamente por llegar a 90-60-90, la fórmula del éxito. Los chicos quieren ser altos, fornidos, atléticos, siempre y cuando no hayan nacido rubios y de ojos celestes.

Los paradigmas sociales y culturales asocian éxito y popularidad a un buen cuerpo, a ser extremadamente delgado o delgada. Nos proponen una serie de principios que rondan la eterna juventud, la falta de pudor, el homenaje a la mujer escuálida y las modas y tendencias que tienen limitaciones en talles. La publicidad muestra modelos y prototipos de belleza que lo único que hacen es unificar un concepto: “Tu eres tu cuerpo, tu cuerpo es tu éxito, si lo cuidas y lo adaptas a los estándares sociales aceptados, serás exitoso (a) pero si no lo cuidas ni lo adaptas, serás un fracasado (a)”. Y allí vemos a miles y miles de jóvenes, corriendo, rivalizando, peleando contra si mismos y contra su economía, para lograr los estándares de belleza socialmente aceptados. No fijándose en esfuerzos ni en privaciones, con tal de llegar a tener ‘el’ cuerpo. Nos invaden términos antes ignotos: sauna, siliconas, footing, personal trainer, aeróbic, cirugías estéticas, liposucción, relax, botox, rinoplastia, etc.

Las presiones sociales que existen alrededor de la figura y del adelgazamiento son tremendas. Todo lo referente a publicidad y modas apunta a bajar de peso, antes que a desarrollar hábitos alimenticios saludables. Sin ir muy lejos, tenemos que entender que todo esto existe porque a ‘alguien’ le conviene. Detrás de estos trastornos y los malos hábitos, hay multinacionales y medios masivos que forjan su negocio a costa de la salud. Las líneas directrices seguirán manteniendo esta tendencia al adelgazamiento, a la belleza exterior y el culto al cuerpo como rutina diaria. Es hora de que aprendamos a descubrir esta mentira, denunciarla y no construir nuestra identidad en base a ello. Dios, el Creador de nuestras vidas, nos hizo como somos y nos ama como somos. CVCLAVOZ

 

 

 

 

Martin Carrasco

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Que opinas de esto?

All Rights Reserved Copyright © 2011 - 2012 Christian Vision USA, Inc.