• Inicio
  • Blog
  • Los sentimientos no se tragan, ni se sacan de la cabeza…

Los sentimientos no se tragan, ni se sacan de la cabeza…

Los sentimientos no se tragan, no se sacan de la cabeza… hay que transformarlos.

CVCLAVOZ – Les voy a contar una historia triste. Hace diez años un niño fue encontrado desnudo y sucio mientras vagaba por las calles de una gran ciudad. La abuela que se ocupaba de él se había escondido con cocaína en una descuidada habitación en un motel. Su madre, de 14 años, no estaba localizable. Posteriormente se supo que esta muchacha fue víctima de una violación y como consecuencia de esto, quedó embarazada. El padre de este niño pagó una condena por ataque sexual. Qué manera de venir al mundo.

Desde que fue concebido, su vida estuvo salpicada de violencia. Fue atacado sexualmente por un primo y golpeado por su padrastro, quien se suicidó antes que llegara la policía que investigaba la golpiza. El niño aprendió a silenciar sus sentimientos y le dijo en una ocasión a un consejero: “Tienes que tragarte los sentimientos y sacártelos de la cabeza”.

Actualmente de 13 años, el niño de nuestra historia es Cristian Fernández  y su nombre que encabeza los titulares de las noticias más impactantes de esta semana en el mundo hispano de Estados Unidos. Cristian está acusado de dos crímenes atroces: asesinato en primer grado en la paliza a muerte a su medio hermano de 2 años y abuso sexual contra su medio hermano de 5 años. Se encuentra acusado como adulto y es el prisionero más joven que espera juicio en el Condado Duval.

Según la ley, Cristian puede pasar el resto de su vida en la cárcel. La máxima preocupación de los abogados es que el niño esté o no en capacidad de entender sus derechos como ciudadano, cuando se los lean en una corte.

Como Cristian, existen miles de niños abusados que llegan a ser adultos. La mayoría practica el abuso, en distintos niveles. Es un ciclo. Es un flagelo que cobra víctimas de ambos lados y que prolonga la violencia por generaciones. Muchos aún se tragan sus sentimientos pero no logran sacárselos de la cabeza, ni del corazón. Esos sentimientos en algún momento van a salir en forma de agresión hacia algún ser desafortunado. Lo único que puede salvarlos, tanto a víctimas como a victimarios, es conocer el amor de Dios en una forma personal. Hay que hacer esfuerzos por alcanzarlos, cuando todavía puedan ser transformados.

Hoy con tristeza, comparto esta noticia que ha despertado polémica.

Partidarios de la fiscal estatal local Angela Corey dicen que ella hace lo correcto al juzgar a Fernández como un adulto: lo que hace que un criminal sea responsable de la ley en toda su extensión. Pero otros, como Carol Torres, dicen que se debe juzgar a Fernández en la corte juvenil y que él necesita ayuda, no una cadena perpetua. “Debe ser rehabilitado y tener una segunda oportunidad en la vida”, dijo Torres, de 51 años. Su nieta asistió a la escuela con Fernández y creó una página de Facebook para apoyarlo.

Y tú… ¿Qué piensas? ¿Crees que Cristian se merece una segunda oportunidad para ser rehabilitado o que debe ser encerrado de por vida? Déjanos tus comentarios…

 

 

 

 

Fabiola Romero

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

All Rights Reserved Copyright © 2011 - 2012 Christian Vision USA, Inc.