“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.”  Romanos 8:28 (NTV)

Alguna vez te has preguntado ¿Por qué si tengo a Dios en mi vida las cosas no ocurren como quiero? Son frecuentes estás interrogantes en la vida del creyente, pero debemos tener presente esta verdad: “Nada es casualidad, todo tiene un propósito” quizás lo que has estado pidiendo no se ha cumplido o no has logrado tu meta personal, ¡tranquilo! porque si no se ha cumplido es porque Dios tiene algo mejor para ti y todo es parte de un plan bueno y perfecto.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta