“Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”. Filipenses 1:21 (RVR1960)

Si queremos obtener ganancias lo primero que debemos hacer es invertir. Pero además debes esforzarte para que puedas ver con el tiempo los frutos de tu inversión. Como creyente tienes que invertir tu vida al servicio de Cristo, viviendo en obediencia y sumisión haciendo las cosas que mando en su palabra; las ganancias las obtendrás cuando estés en la presencia de Jesús, ahí podrás disfrutar de lo que invertiste.

Por Miguel Ángel Veizaga

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta