“Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo”. Efesios 6:1 (RVR1960)

Como hijos muchas veces pensamos que podemos hacer las cosas a nuestra manera, desoyendo los consejos de nuestros padres. Algunos hijos piensan que sus padres tienen pensamientos anticuados y sus consejos han quedado obsoletos. Sin embargo, la rebeldía provoca decisiones erradas y éstas, dolorosas consecuencias. Dios se complace en la obediencia y por esta razón, hijos obedezcamos a nuestros padres como al Señor. Tu actitud sumisa y de honra ante tus padres te abrirá puertas de bendición y todo te irá bien.

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta