“Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.” 2 Corintios 9:8 (NVI)

Cada uno de nosotros está rodeado por condiciones de vidas propias del lugar donde residimos. Estas generalmente cambian drásticamente de un continente a otro, aportando variedad de climas, comidas y hasta el idioma con que se comunican. Sin embargo y mas allá de esta diversidad, todos tenemos necesidades. Nuestra seguridad es que Dios bendice a sus hijos supliendo sus necesidades. Hoy te animamos a que seas agradecido por aquel cuidado que Dios tiene con tu vida y que aquella bendición que recibiste.

Por Yahany Chávez

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta