“sólo bajo su protección podemos vivir tranquilos, pues nunca deja de cuidarnos”. Salmos 91:4 (TLA)

Las circunstancias de la vida en ocasiones nos llevan a vivir en temor y ansiedad. El temor en cualquiera de sus manifestaciones, puede llevar a la angustia, la depresión o el pánico. Sin embargo Dios nos dice en su Palabra que en El podemos vivir tranquilos, ya que nunca se aparta de nosotros su cuidado y protección. Aferrado de la mano de Dios puedes caminar por la vida, libre de temor y en completa seguridad.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta