“Esto les dije: “Obedézcanme, y yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. ¡Hagan todo lo que les diga y les irá bien!” Jeremías 7:23 (NTV)

La obediencia es una virtud que no todo el mundo tiene, pero si logramos ser disciplinados, entonces seremos bendecidos y nuestras decisiones serán acertadas. Cree en esta promesa, teniendo una actitud de dependencia a Dios y a su Palabra, tus ojos verán, como Él abre puertas y oportunidades para tus proyectos.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta