“Porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado. Así que empezaron a hacer fiesta”. Lucas 15:24 (NVI)

Dios desea que como sus hijos lo obedezcamos, pero muchas veces por nuestra naturaleza humana, nos alejamos de Él, lastimándonos y destruyendo todo lo que Dios  preparó para nosotros. En su amor, Dios espera que volvamos para restaurar todo lo que fue dañado o destruido por causa de nuestra propia desobediencia. ¿Qué esperas? Hoy es tiempo de volver a la casa del Padre.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta