“Entregué a otros a cambio de ti. Cambié la vida de ellos por la tuya, porque eres muy precioso para mí. Recibes honra, y yo te amo” Isaías 43:4 (NTV)

Si pudieras valuar tu vida en dinero ¿Cuánto valdrías? Quizás muchos puedan darte un precio limitado pues somos humanos, pero para Dios,  tú eres invaluable porque eres un preciado y amado tesoro que ni todo el oro y la plata de este mundo podrían compararse al costo que Dios te da.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta