“Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a Jehová;” Lamentaciones 3:40 (RVR1960)

Muchas veces nos ha tocado atravesar  por un desierto espiritual. Se trata de aquellos momentos en los cuales nos cuesta orar y escuchar la voz de Dios. Sentimos que Él no nos escucha y hasta pensamos que esto se debe a errores que hemos cometido. Debemos tener presente que la justicia de Dios no es como la de los hombres. No importa cuán lejos te sientas de Él, este es tu momento de decisión para poner fin a ese desierto y comenzar a comunicarte con Dios por medio de la oración. Vuelve a alimentarte de su Palabra y regresa a la iglesia. Créeme, no existe fórmula mágica para salir de allí, solo la humildad y la sencillez de corazón. Lo cual Dios no lo rechaza. ¡Vamos! ¡Vuelve a Cristo!

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta