Andrés,

He logrado juntar dinero, pero lo tengo en efectivo en casa. Tengo la meta de comprar una casa, pero creo que será difícil obtener un préstamo teniendo efectivo. Me preocupa lo que me puedan decir si llevo el dinero al banco. ¿Qué me sugiere?

Rolando
Fresno, CA

Hola Rolando,

Vivimos en un mundo donde el dinero digital tiene más valor que el dinero real. Sabemos que el mundo ha cambiado cuando el dinero que vemos en una pantalla tiene más ventajas que el efectivo. Aunque a mí me siguen gustando los billetes y su olor a prosperidad, es más conveniente tenerlo en el banco.

Entiendo las razones por las que nuestra gente guarda el dinero en su casa; entre las que he escuchado están: les pagan en efectivo, no confían en los bancos, temen una deportación. Te recomiendo que pongas tus ahorros en el banco tengas o no tengas documentos. Primero, porque es más seguro tenerlo en el banco ya que en la casa se lo pueden robar, se puede quemar o llega una inundación y lo desaparece. Aunque el banco donde deposites el dinero llegara a quebrar, tus depósitos están asegurados por el gobierno de Estados Unidos.

Te interesa:  Cuando el dinero no alcanza

Felicidades por lograr la meta de tener ahorros. Sin embargo, si quieres comprar casa y necesitas un préstamo, los trámites nunca son con efectivo, todo es por cheque o transferencias de banco a banco. Buscan un banquero que hable español y cuéntale todo esto. Pregúntale qué sucede si lo traes todo de una, o qué te sugiere. Sé sincero y transparente y dile que son tus ahorros de muchos años, pero que ahora que has aprendido más sobre el dinero, prefieres tenerlo en el banco. De aquí en adelante, todo lo que recibas deposítalo en el banco porque después de que compres casa te quiero enseñar a invertir y el dinero solo lo aceptan si viene del banco. Mándame una foto cuando ya estén en su casa para celebrar junto con ustedes y hacer más ruido que un puerquito atorado.

Andrés.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta