Un nuevo año significa 365 oportunidades y nuevos planes y proyectos; muchos nos encontramos pensando y proponiendo metas para este nuevo tiempo que comenzó. Como seres humanos soñamos grandes cosas en la familia, para el  trabajo, en los estudio, etc. y algunos quizás imaginamos más de lo que podríamos lograr.

Proponerse grandes cosas no es malo, pero sí debemos considerar la posición de Dios con respecto a nuestros planes.

Proverbios 16:1 dice: “Podemos hacer nuestros propios planes, pero la respuesta correcta viene del Señor” (NTV).

Nosotros podemos planificar y caminar hacia el objetivo que nos hemos propuesto pero en el momento, Dios es quien tiene la última palabra, solamente Él abre oportunidades y puertas para que nosotros, sus hijos, logremos ese sueño.

¿Ya planificaste? ¿Cuántos de esos proyectos los haz puesto ante Dios? Muchos al momento de hacer planes dejamos que nuestra imaginación y corazón hablen tan fuerte que dejamos de oír la voz de Dios y no consideramos su opinión.

Te interesa:  11 frases sobre la fe

Sueña con libertad pero siempre ten presente en tu mente y corazón estás palabras “Si es voluntad de Dios”. Quizás algunos de tus proyectos no se cumplirán de la manera y en el tiempo que querías, pero ten por seguro que los propósitos de Dios son buenos y perfectos para cada uno y tiene preparadas cosas maravillosas que el hombre no ha visto, “(…) Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado lo que Dios tiene preparado para quienes lo aman” 1 Corintios 2:9 (NTV).

Considera a Dios y su palabra en todos tus planes y verás su protección y provisión en todo tiempo.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta