El estrés nos ayuda a cumplir con las tareas que tenemos pendientes y cumplirlas a tiempo. Sin embargo, cuando no sabemos controlarlo, se convierte en un problema que puede ocasionarnos preocupación y hasta puede afectar nuestra salud.

Si bien existen muchas maneras de eliminar el estrés de nuestras vidas, estos consejos te ayudarán a utilizarlo a tu favor:

  1. Organiza tus tareas: Hacer listas o tener un registro de tus deberes te ayudará a otorgarle un orden de prioridad a las cosas. No todas nuestras obligaciones deben ser cumplidas con la misma urgencia, así que escribe detalladamente cuánto tiempo aproximado podría tomarte resolverlo; y así podrás tener una clara idea de qué labor puedes resolver primero.
  2. Busca un compañero: Si piensas que tener a una persona de apoyo puede ser una distracción, es hora de que vuelvas a considerar esta alternativa. Encuentra a alguien que pueda aportar balance a tu vida y sea fuerte en las áreas en que eres débil. No hay nada mejor que compartir las tareas con alguien más, pues incluso si no sabe nada del tema, él podrá ayudarte a ponerte un límite y no te dejará sobrecargarte de deberes.
  3. Aprende a decir “no”: Es contraproducente aceptar más de lo que podemos hacer, así que aprende a rechazar los deberes cuando sientas que no puedas cumplirlas. No temas decepcionar a los demás si rechazas un proyecto, pues será peor que no cumplas los pendientes por querer hacer demasiado.
Te interesa:  "Queremos mostrar a todos que no hay alegría más grande que seguir a Jesús" Banda Montreal

La manera más efectiva de cumplir con nuestras obligaciones y lidiar con el estrés diario se encuentra en Salmos 55:22: Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.” Así que, pase lo que pase, nunca dejes de confiar en Dios y entregarle el control de tu vida. Él es la mejor medicina contra el estrés.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta