Si alguna vez te has dicho estas frases, entonces es momento de reevaluar tu vida. No permitas que éstas mentiras detengan tu madurez y crecimiento:

“Lo haré mañana”

El mejor tiempo para hacer algo es ahora. Con el pretexto de decir que lo harás mañana, nunca conseguirás aquello que quieres. Mientras más pospongas un asunto, más se acumularán tus tareas; y al final habrás acumulado una serie de pendientes por resolver. La mejor solución es establecer plazos para realizar una labor en específico y no esperar hasta el último día para hacerlo.

“Él/Ella es mejor que yo”

Algunos dicen que compararse con otros es una manera de mantenerse motivado y, aunque puede funcionar para algunas personas, esto puede llevar al desaliento y la baja autoestima. Cada uno tiene diversas habilidades que no pueden ser medidas con la de otros, es por ello que las comparaciones no pueden darse. En lugar de  medirte con alguien más, comienza a ser una mejor versión de ti mismo y trabaja en aquello que eres bueno.

“Si tuviera _____ sería feliz”

Las cosas materiales no son necesarias para ser felices. Hay personas que se pasan la vida anhelando aquello que no tienen y no se dan cuenta de lo que ya poseen; y cuando transcurre el tiempo aprenden que “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”. Por lo tanto, disfruta y valora lo que tienes ahora. Verás que para ser feliz no hace falta tener mucho.

Te interesa:  Buscando la felicidad
“Soy muy viejo para eso”

No pongas tu edad como una excusa para no aventurarte a hacer algo nuevo. Hay muchas cosas que pueden lograrse a través del aprendizaje, y si eres perseverante, de seguro que lograrás cualquier meta que te propongas. Utiliza la experiencia que tienes y haz que los cambios venideros se conviertan en oportunidades para mejorar en tu vida. ¡No seas tu propio impedimento para alcanzar tus sueños!

“Mi pasado me impide avanzar”

Evita que tu pasado se convierta en un obstáculo en tu vida; en cambio, haz que sea una base sobre la cual construyas tu futuro. Si no dejas de pensar en el ayer, nunca verás con optimismo el mañana; y cuando éste llegue, no podrás vivirlo plenamente. Si deseas ser libre de tu pasado y ser perdonado, entonces acude a Dios. Él te perdonará, olvidará tus pecados y te dará una nueva vida (Miqueas 7:18-19).

“Así soy y no puedo cambiar”

De la misma manera en que otros dicen que el pasado les impide avanzar, hay quienes dicen que es imposible cambiar. Sin embargo, siempre se puede elegir un nuevo rumbo en la vida, y Dios es experto en este tema. Para él, no hay nadie que no tenga esperanza, tal y como dice Ezequiel 36:26: “Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes. Les quitaré ese terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta