En nuestra vida social nunca faltan los cumpleaños, aniversarios, nacimientos, bodas, o cualquier otro evento que implique dar un regalo. A veces esto nos pone en aprietos porque no sabemos con exactitud qué regalar y no queremos equivocarnos al momento de elegir uno. No se puede obsequiar lo mismo a dos personas, pues, cada uno tiene diferente gusto; y puede que acertemos con uno, pero erremos con otro. Si no sabes qué regalar y quieres que la otra persona esté complacida por tu presente, entonces ten en cuenta lo siguiente:

-Ten en cuenta el nivel de su relación:

Puede parecer obvio, pero es importante que tomes en cuenta el tipo de relación que tienes con la otra persona antes que des un regalo. Generalmente, los obsequios sencillos y no ostentosos se entregan a las personas con quienes no tienes una relación cercana. Esto no quiere decir que debas comprar algo caro y ostentoso a quienes ames, sino que debes tener en cuenta el valor sentimental detrás del regalo. Una pregunta que puede ayudarte en este aspecto es: “¿Qué es lo que quiero transmitir con este regalo?”

-Aprende sobre sus gustos:

Si no quieres cometer el error de darle rosas a alguien alérgico a las flores, o comprar ropa que no es de su gusto, entonces empieza a aprender todo lo que puedas sobre esta persona. Una forma práctica de hacerlo es notar su estilo en ropa, cómo decora su ambiente de trabajo, qué es lo que usualmente disfruta hacer, qué hace en su tiempo libre, cuáles son sus objetos personales favoritos, o cualquier cosa que haga que esta persona se destaque de otras.

Te interesa:  ¡Feliz Día del Padre!
-Recuerda los regalos pasados:

Una excelente manera de saber qué regalar es fijarte en los presentes anteriores que esta persona recibió. Allí te darás cuenta de las cosas que le gustaron o no, pero no caigas en la tentación de obsequiarle lo mismo que alguien ya le dio; en cambio, haz que esa información te sirva de inspiración para encontrar un regalo que le encante.

-Piensa en lo que necesitan:

Observa qué es lo que necesita la otra persona y procura cubrir esa carencia. Recuerda que no todos los regalos deben ser cosas materiales o compradas. A algunos les gusta los objetos hechos a mano, o simplemente, obsequios que no tienen valor monetario. Verás que ese regalo será más que apreciado.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta