La tecnología nos ayuda en muchos aspectos de nuestra vida. Sin embargo, poco a poco nos estamos volviendo adictos a ella. Actualmente, no podemos ni imaginarnos cómo sería si no tuviésemos todos los aparatos electrónicos que utilizamos. Pese a ello, parece que nuestros ancestros vivieron cómodamente sin la tecnología que tenemos ahora.

No obstante, tampoco podemos rechazar los beneficios que nos ha aportado. La cuestión es vivir en equilibrio y disfrutar cada momento al máximo. Para ello, podemos aplicar estos simples consejos para desconectarnos de la tecnología sin sufrir:

1. Hora libre:

Establece una hora donde no utilices ningún aparato electrónico. En vez de ello, puedes salir a caminar, leer, hacer ejercicio, salir con amigos, o alguna otra actividad que te mantenga ocupado y lejos de la tecnología.

2. Lee tu Biblia… En físico:

Es común tener la Biblia en nuestros celulares, pero una buena práctica es leerla en físico. Esto también implica llevarla a la iglesia y leerla en nuestro devocional. Como ventaja adicional, el estudio bíblico te ayudará a conocer mejor a Jesús.

Te interesa:  ¿Cómo hacer amigos si eres tímido?

3. Llama en vez de escribir:

Al enviar mensajes de texto, podemos invertir horas y horas de nuestro tiempo. En cambio, si llamamos, evitaremos estar al pendiente de nuestros celulares, y tendremos más momentos libres.

4. Viaja:

Si vas de viaje, resiste la tentación de tomar fotografías y publicarlas en las redes sociales. En vez de eso, concéntrate en disfrutar el momento y vivir nuevas aventuras ¡Notarás una gran diferencia!

5. Hora de redes sociales:

Establece una hora en la que puedas revisar tus redes sociales, en vez de estar actualizando tu perfil a cada minuto. Esto también se aplica para cuando quieras hacer publicaciones.

6. Disfruta las comidas:

Si estás comiendo, no revises tu celular. Tal vez por estar tan concentrado mirando la pantalla, pierdas la oportunidad de conocer y hablar con alguien que esté cerca a ti. Además, tu cuerpo necesita nutrirse y para ello debes tomarte el tiempo para disfrutar tus alimentos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta