Debido a que están en una edad de descubrimiento, a los niños les gusta estar en constante actividad. Es por ello que a algunos padres les resulta muy difícil ocupar el tiempo de sus hijos y recurren a la tecnología como medio para distraerlos.

La tecnología es dañina para el desarrollo de los niños

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, señala que el uso de los celulares o tablets para desviar la atención del niño podría ser perjudicial para su desarrollo social y emocional. Los investigadores también señalaron que los niños menores de 30 meses, aprenden mejor de la interacción humana que de la televisión o vídeos.

James Radesky, instructor clínico en desarrollo del comportamiento pediátrico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, señaló que la tecnología no puede reemplazar las habilidades sensomotoras ni visomotrices. Esto quiere decir que lo ideal es que los niños aprendan con juegos interactivos, por ejemplo los bloques para construir.

Te interesa:  Entrevista Exclusiva con Sadie Robertson
¿Utilizar la tecnología para calmar a los niños?

Los investigadores señalaron que el uso de dispositivos electrónicos como método predominante para calmar y distraer a los niños pequeños, es un impedimento para que ellos desarrollen sus propios mecanismos de autoregulación. Por lo tanto, los padres deben evitar hacer de este uso.

¿Qué es lo recomendable?

Los padres son libres de decidir la manera en que criarán a sus hijos, pero en cuanto a la tecnología deben ser muy cuidadosos y evaluar la manera en que permitirán a sus hijos hacer uso de las mismas.
Lo que recomiendan los científicos es que el pasar tiempo de calidad en familia, ayuda mucho más al desarrollo de los niños, que cualquier otro dispositivo electrónico.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta