Mantener tu peso ideal de acuerdo a tu talla no es solo cuestión de estética. El peso es importante para tener una buena salud. Sin embargo, existen casos en que las dietas, ejercicios o rutinas parecen no tener efecto. Si ése es tu caso, entonces tal vez se deba a estas razones:

1. No eres constante:

No se puede llegar a la meta si falta constancia. Las dietas o ejercicios no funcionan a menos que persistas en ellas. No esperes resultados milagrosos y tampoco creas en los que  prometan hacerte perder peso en tiempo récord.

2. Tienes un problema de salud:

Es bueno consultar un médico antes de comenzar una dieta. A veces, la ganancia de peso es debido a algún problema en tu cuerpo y no debido a tu alimentación. También puede deberse a que estás tomando algún medicamento que lo impide. En cualquier caso, no temas acudir a un profesional si tienes alguna duda.

3. Te descuidas:

“Una vez no hace daño”. No te refugies en esa frase porque son esos descuidos los que hacen que perder peso sea más y más difícil. Aprende a controlarte y vivirás mejor (Proverbios 23:2-3).

Te interesa:  Medidas para bajar de talla
4. Estás haciendo los ejercicios inadecuados:

El mejor ejercicio para cualquier persona es caminar, pero si quieres bajar de peso adecuadamente, debes consultar con un profesional. Recuerda que por nada debes intentar la rutina de alguna persona mediática porque cada cuerpo es diferente.

5. No haces ejercicio:

Intenta caminar lo más que puedas y evita llevar una vida sedentaria. Si tu cuerpo no está en movimiento, no podrás perder peso.

6. Estás estresado:

El estrés hace que tu cuerpo libere hormonas que aumentan tu apetito. Si tu meta es perder peso, deja de angustiarte y distrae tu mente con otras actividades.

7. No duermes bien:

Dormir mínimo siete horas te ayudará a tener más fuerzas y a que tu cuerpo esté listo para el ejercicio. Además, al descansar apropiadamente, podrás mejorar tu memoria y relajar tu cuerpo.

8. Comes demasiado:

Come la cantidad adecuada para tu cuerpo. No abuses de la proporción aún así sean frutas y verduras.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta