¡Yo no hice nada!

picturedevoCVCLAVOZ - Si tienes niños en tu casa, seguramente te han sacado una sonrisa al presenciar cómo les gusta mancharse, pintarse o ensuciarse con todo lo que está a su alcance. Sin embargo, has experimentado un cierto disgusto y molestia cuando no admiten su culpa, y dicen: “no hice nada” aún siendo evidente su falta. Esa respuesta nos provoca un mal rato  porque  nos gustaría escuchar “Yo lo hice, me ensucie porque quería… lo siento”,

Los que encubren sus pecados no prosperarán, pero si los confiesan y los abandonan, recibirán misericordia.” Proverbios 28:13 (NTV)

La Biblia habla precisamente de aquellas personas que no quieren reconocer sus errores y nos da una advertencia. Lo cierto es que si seguimos tomando el papel de un niño inmaduro que no acepta su culpa, NO podremos salir adelante ni prosperaremos; sin embargo, aquellos que reconocen su pecado y deciden apartarse del mismo recibirán una atención amorosa de parte de Dios…

“…Esto dice el Señor: “Oh Israel, mi pueblo infiel, regresa otra vez a mí, porque yo soy misericordioso. No estaré enojado contigo para siempre. Sólo reconoce tu culpa; admite que te has rebelado contra el Señor tu Dios y que cometiste adulterio contra él al rendir culto a ídolos debajo de todo árbol frondoso. Confiesa que rehusaste oír mi voz. ¡Yo, el Señor, he hablado!” Jeremías 3:12-13 (NTV)

Dios te ama tanto, que a pesar de verte con muchas manchas, desea que te acerques a Él y te pide que regreses sin preocuparte porque no estará enojado contigo para siempre, sólo quiere que reconozcas, admitas, confieses tu falta delante de Él y decidas apartarte de todo mal. Te ama tanto, que si te pide esto es solamente para que no dejes de recibir sus promesas y comiences a prosperar… ¡Por tu propio bien!

“Pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.” 1 Juan 1:9 (NTV)

Una madre decía: “Cuando mis hijos salen a jugar, abro la puerta y les digo “no se ensucien” y ¿Qué creen que es lo primero que hacen? ¡Se ensucian! Después tocan mi puerta con la cabeza agachada, yo estoy molesta por un momento pero nunca los botaría y los dejaría ir sucios” Y eso es lo que hace Dios, te pide que te acerques porque nunca te dejara ir como te encuentras…

Si en tu vida no hay prosperidad, tal vez hay algo que no has confesado delante de Dios y sin darte cuenta te está quitando bendición. Analízate ahora y reconoce qué situaciones, actitudes o decisiones, han ido en contra de Él y de su palabra. No importa lo pequeño que parezca, es una mancha que nunca se lavará mientras no la admitas, pide perdón y apártate de ella.

¡Vamos! ¡Él No es como nosotros, no se enoja para siempre! Él te ama.

 

 

Shirley CVCLAVOZ

 

 

 

Shirley Chambi

CVCLAVOZ

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

All Rights Reserved Copyright © 2011 - 2012 Christian Vision USA, Inc.