La raíz de la amargura

ENERGIA-TOTAL FOTOCVCLAVOZ - ¿Es posible vivir feliz a pesar de tener un pasado lleno de infelicidad? Muchas personas viven sin ser verdaderamente felices porque las acciones y palabras del pasado regresan para obstruir la satisfacción personal. Las heridas del pasado que no se resuelven vienen a formar resentimientos en nuestro presente que contribuyen a una vida llena de dolor e infelicidad.El resentimiento se puede decir que son dolores emocionales del pasado que aún no ha sido resuelto. Las heridas que causan resentimiento tienen varias fuentes:

  • Una autoestima herida por constantes críticas o acciones negativas
  • Las personas que usted aprecia le han ignorado o rechazado
  • Alguien le ha faltado el respeto o lo ha puesto en situaciones penosas
  • El sentir que no puede expresar sus sentimientos o no se toman en cuenta sus opiniones
  • Estuvo en una relación que terminó repentinamente por factores fuera de su control, como cuando la otra persona abandona la relación
  • Alguien lo ha usado con motivos egoístas sin reconocer sus faltas
  • Personas que toman el crédito por sus esfuerzos y labor
  • Fue víctima de un incidente donde no hubo resolución.

Si tú has pasado por una de estas situaciones puede ser que tenga algún resentimiento. Algunos de los síntomas de un resentimiento son:

  • Critica a menudo específicamente a una persona o grupos de personas
  • Ciertos eventos o aniversarios le causan emociones negativas
  • Experimenta periodos de enojo incontrolable contra sus familiares cercanos
  • Evita frecuentarse con ciertos colegas, amigos o familia
  • Padece de insomnio, pesadillas o depresión
  • Siente que tiene que sobresalir y ser perfecto para ser tomado en cuenta
  • Su mente está llena de pensamientos de inseguridad e inferioridad hacia usted mismo
  • El no poder perdonar a las personas que le han herido

El primer paso para poder vivir una vida libre de resentimiento es reconocer que sí existen heridas de su pasado que no han sido resueltas. Después de reconocer que tiene algún resentimiento haga lo posible por identificar esos eventos o personas que le han causado ese dolor. Como tercer paso viene lo que es humanamente difícil pero posible por medio del Espíritu de Dios: EL PERDONAR.

2 Corintios 2:9-11: Con este propósito les escribí: para ver si pasan la prueba de la completa obediencia. A quien ustedes perdonen, yo también lo perdono. De hecho, si había algo que perdonar, lo he perdonado por consideración a ustedes en presencia de Cristo, para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas.

Puede ser que las heridas de su pasado no sean justificables pero bajo la guianza de Dios sí pueden ser perdonables. El acto de perdonar es un acto de obediencia a Dios que viene a destruir ese pasado infeliz. Cuando entregamos nuestras heridas a Dios y perdonamos, entonces damos lugar para que Dios llene nuestro corazón con amor y completa paz. Poco a poco verás cómo esos sentimientos negativos se van y comenzará a tener una vida llena de satisfacción personal y felicidad.

Donde hay resentimiento no hay felicidad porque Dios no habita donde hay resentimiento. Es mi deseo que tú puedas resolver la amargura del pasado para poder vivir una vida libre de dolor e infelicidad.

camilo-garcia-150x150

 

 

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

All Rights Reserved Copyright © 2011 - 2012 Christian Vision USA, Inc.