El deseo de una pareja de tener hijos una vez que se casan es lo más entendible del mundo.  Pero cuando ese deseo es truncado por una imposibilidad física Dios puede tornar lo imposible en posible.

La historia de Boni Martinez es un milagro de Dios. Aquella que no podia tener hijos, recibido de Dios a través de la adopción el regalo de ser madre.  Boni nos cuenta como enfrento la duda y las clásicas preguntas sobre el temor, el futuro y la aceptación de su nueva hija.

Escucha la entrevista completa aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta