Supersticiones

Por Saraí Llanes y Ahmed Otero

 

– Este era un hombre tan, pero tan, pero tan supersticioso… que se hizo carpintero.

– ¿Y carpintero para qué?

– ¿Para qué va a ser?

– Para estar siempre tocando madera.

 

Muchas veces reímos de este tipo de chistes que nos recuerdan las mil y una tradiciones y supersticiones de nuestras culturas. Con ellas hemos crecido ignorando su origen y significado. Tocar madera, por ejemplo, es una esas supersticiones que tienen su historia. Algunos dicen que guarda relación con los trozos que se conservaron de la Santa Cruz. Otros, que proviene de los Estados Unidos, donde hace 4 mil años los indios veneraban al roble como la morada de los dioses.

¿Y sabes por qué se dice “Jesús” o “salud” cuando alguien estornuda? Porque el estornudo era el principio de muchas enfermedades y por eso se pedía a Dios que apartara el peligro de cualquier infección. Aunque también se dice que era para evitar que entrara el demonio a través de la boca. ¿Y qué me dicen de la maldición del número trece? Cuentan que se originó en la última cena de Jesucristo con los doce apóstoles, porque Judas era el número 13 y delató al Señor. Así que se cree que, si se sientan a comer trece personas en una misma mesa, una de ellas morirá antes de un año.

Otras supersticiones famosas son las de usar amuletos, azabaches, o herraduras para espantar la mala suerte. O creer que encontrarse con un gato negro, pasar por debajo de una escalera o que se rompa un espejo la traerá. Supersticiones. Supersticiones y nada más. Todo por creer que nuestra vida está ligada a los objetos o a las circunstancias y no a la voluntad de Dios.

Te interesa:  Proyectos de ¿vida?

La Biblia no apoya la idea de que las cosas ocurran por casualidad. Más bien nos enseña que nada pasa fuera del control soberano de Dios: él causa o permite todo en consonancia con su plan divino. Nuestra fe no debe basarse en las casualidades ni en rituales de origen humano. Más bien debemos confiar en el único y eterno Dios. Así lo expresó el apóstol Pablo en su carta a los Colosenses: “Tengan cuidado. No presten atención a los que quieren engañarlos con ideas y razonamientos que parecen contener sabiduría, pero que sólo son enseñanzas humanas. Esa gente obedece a los espíritus poderosos de este mundo, y no a Cristo. Cristo es completamente igual a Dios, y reina sobre todos los espíritus que tienen poder y autoridad. A ustedes no les falta nada, pues están unidos a Cristo”.

Te invitamos a escuchar nuestros  programas de radio cristiana en nuestro link de shows On Demand http://cvclavoz.com/shows/una-historia-que-contar/on-demand/

Envíanos tus comentarios a [email protected], conéctate con nosotros en vivo todos los jueves a las 4:00 pm hora Miami a través del Whastapp +1 786 816 9193 y del chat http://cvclavoz.com/shows/una-historia-que-contar/chat/ y dale “Me gusta” a nuestra página en Facebook en https://www.facebook.com/Una-Historia-que-Contar-584676321684852/

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta