animo Archives | CVCLAVOZ

All posts in “animo”

Versículos para animar tu día

A todos nos gustaría despertar con mucha energía y ánimo cada mañana; no obstante, hay días en los que nos levantamos de mejor humor que otros. Nuestra actitud se refleja en nuestra vida diaria; por lo tanto, debemos mantener una conducta positiva en todo momento. La mejor manera de hacerlo es poniendo nuestra fe en aquel que tiene todo bajo control: Dios. Estos son algunos versículos de la Biblia que te animarán en cualquier momento:

Salmos 27:1

“Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!”

Salmos 28:7

“El Señor es mi fortaleza y mi escudo; confío en él con todo mi corazón. Me da su ayuda y mi corazón se llena de alegría; prorrumpo en canciones de acción de gracias.”

Salmos 42:5

“¡Pero no hay razón para que me inquiete! ¡No hay razón para que me preocupe! ¡Pondré mi confianza en Dios mi salvador! ¡Sólo a él alabaré!”

Salmos 46:1

“Nuestro Dios es como un castillo que nos brinda protección. Dios siempre nos ayuda cuando estamos en problemas.”

Proverbios 3:5

“Pon toda tu confianza en Dios y no en lo mucho que sabes.”

Isaías 40:31

“Pero los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse.”

Isaías 43:2

“Aunque tengas graves problemas, yo siempre estaré contigo; cruzarás ríos y no te ahogarás, caminarás en el fuego y no te quemarás.”

Isaías 41:10

“Por tanto, no tengan miedo, pues yo soy su Dios y estoy con ustedes. Mi mano victoriosa les dará fuerza y ayuda; mi mano victoriosa siempre les dará su apoyo.”

Juan 14:27

“Les doy la paz, mi propia paz, que no es como la paz que se desea en este mundo. No se preocupen ni tengan miedo por lo que pronto va a pasar.”

1 Pedro 5:7

“Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Edgar Lira canta en vivo “No desmayes corazón”

Edgar Lira visitó en vivo Energía Total y después de contarnos cómo superó una acusación jurídica, una traición y el desánimo que se apoderó de él, nos cantó en vivo “No desmayes corazón”.  Un tema que nace en medio de esta difícil situación y que logra recordarle la bondad y fidelidad de Dios.

Te espero para revivir esta apasionante entrevista llena de fe y ánimo.

Escucha aquí:

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos sobre el trabajo

Cuenta una historia, que a un constructor se le encargó edificar una última casa antes de retirarse de su oficio. Él cumplió la labor a medias y el resultado fue un tanto escabroso. Al entregar la obra concluida, su jefe le dijo que podía quedarse con la casa que acababa de construir. El constructor muy sorprendido, le dijo que no podía quedarse con ella, pero su jefe insistió en que era un regalo en honor a su jubilación; así que el constructor no tuvo más remedio que aceptar.

En ocasiones así es la vida. Al principio, disfrutamos, amamos nuestro trabajo y nos sentimos orgullosos de él. No obstante, conforme pasa el tiempo sentimos que nuestras labores son mecánicas y no somos realmente apreciados por lo que hacemos, y esto termina en desánimo, el cual se refleja en nuestra mala producción. Es por ello que debemos recordar constantemente que el trabajo es un regalo de Dios, y que si estamos en él es por una razón.

Así que estos versículos de la Biblia van dedicados a todos aquellos que necesiten aliento para continuar en sus empleos, o para los que quieran seguir motivados en sus trabajos:

1. Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.” – Colosenses 3:23-24

2. El que labra su tierra tendrá abundante comida, pero el que sueña despierto es un imprudente.” – Proverbios 12:11

3. El perezoso ambiciona, y nada consigue; el diligente ve cumplidos sus deseos.” – Proverbios 13:4

4. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” – Filipenses 4:13

5. Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse sólo en palabras lleva a la pobreza.” – Proverbios 14:23

6. Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.” – Proverbios 16:3

7. “El que no quiera trabajar, que tampoco coma.” – 2 Tesalonicenses 3:10

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Sientes temor?

¿A qué sientes miedo? El miedo se trata de una alteración del ánimo que produce angustia ante un peligro, el temor es algo más profundo ya que implica respeto y reverencia.

“Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer. Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed.” Lucas 12:4-5

Muchas personas sienten gran temor por los delincuentes y asesinos que pueden matar y se encuentran en las calles o merodeando alrededor de los hogares, pero Jesús enseña  que no se debe tener temor de ellos, sino de Dios quien puede poner fin a tu vida física y también espiritual, enviándote a un sufrimiento eterno.

“El temor de Jehová es el principio de toda sabiduría; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos.” Salmo 111:10.

Es fácil cometer errores cuando emprendemos algo, por lo que muchas personas quisieran tener sabiduría en el momento de tomar decisiones y así evitar pasar  por las diferentes frustraciones que conlleva la ignorancia ¿Quieres ser un hombre o mujer sabio? El primer paso  para serlo es que tengas temor a Dios. La pregunta es: ¿Tienes respeto o reverencia a Dios?

El temor a Dios es la base para nuestro andar en sus caminos; si tienes temor entonces vas a servirle y apartarte de lo que no le agrada, entenderás lo mucho que Dios aborrece el pecado y, por lo tanto, buscarás reverenciarlo.

Te animo a pedir perdón a Dios por todos tus pecados y también para que puedas apartarte de ellos, toma la decisión de servirle y alejarte de lo que desagrada a Dios; si hay alguien por quien debes sentir temor es a Él, quien es dueño de la vida.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 Consejos para subir tu ánimo

1- Sonríe. Así no sientas ganas, hacer el gesto de sonreír envía a tu cerebro la señal de que estás contento.

2- Camina o corre si tienes posibilidad y no te hace daño a las rodillas. El ponernos en movimiento y respirar más dinámicamente sube el ánimo de inmediato.

3- Si tienes buena mano para las plantas y ya tienes tu jardín, sal y arregla, poda, riega. Es un tiempo que te desconecta de problemas y te sientes bien de que tus plantas van a estar hermosas por tu atención. Si no tienes jardín compra una planta o compra flores coloridas. Dan vida y aroma agradable a tu casa. Cambia el agua a diario y te duran más.

4- Conéctate con Dios. Leer la Biblia o cantar adoración es una buena manera de sentirte satisfecho.

5- Toma un tiempo para ti, para hacerte la manicure, pedicura, un tratamiento facial o una exfoliación de tu cuerpo. Puedes arreglar tu cabello de manera diferente y crearte un “nuevo look”.

6- Toma mucha agua a la que puedes agregar unas gotas de limón o saborizante artificial. Estar hidratado cambia el ánimo.

7- Una mascota es una importante decisión. Adopta una sólo si sabes que la vas a poder atender muy bien, ya que es una gran responsabilidad, pero traen mucha alegría siempre a sus amos.

8- Haz una buena obra. El ayudar a alguien, a una institución, o enviar un lindo mensaje a una persona te puede hacer sentir muy bien.

9- Haz algo que te saque de tu rutina y tal vez te vuelva a tu infancia, como saltar cuerda, manejar bicicleta, pintar una pared con muchos colores o mecerte en un columpio.

10- Por último, coloca aromas de cítricos como naranja, mandarina o limón. Dicen que los olores cítricos suben el ánimo y además son deliciosos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No desfallezcas

El profeta Elías había anunciado que vendría una gran sequía en Israel y que no llovería ni habría rocío hasta que él lo dijera.

Después de permanecer escondido en el arroyo de Querit y ser alimentado por cuervos, Elías recibe palabra de Dios y se dirige a Sarepta de Sidón a buscar a una viuda para que lo sustente.

Cuando Elías llegó al lugar y le pidió a la viuda que le trajera un poco de pan la mujer le expuso la terrible situación en la que se encontraba. Ella había salido a buscar leña para preparar su último pan, para después dejarse morir junto a su hijo. En ese momento el profeta hizo una declaración, le dio una promesa de Dios: “La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.” (1 Reyes 17:14)

Pese a la terrible condición en la que estaban esta mujer y su hijo, ella le trae pan a Elías y cuál no habrá sido su sorpresa al ver que ese puñado de harina y el poco aceite que tenía no se terminaban, sino que tuvieron comida para muchos días.

Dios podría haber seguido enviando cuervos para alimentar a Elías o podría haber hecho que llueva maná del cielo o quién sabe qué milagros más. Pero Dios decidió que una viuda, que no tenía  posibilidades lógicas de sobrevivir  con sus escasos recursos, iba a ser quien alimentaría a su siervo. Cuando Dios envió a Elías a buscar a la viuda no lo hizo porque se le había olvidado cuál era la terrible situación de la mujer o porque se confundió; Él tenía un plan que iba mucho más allá de alimentar a  su profeta,  quería bendecir ese hogar.

La fe de esta mujer fue recompensada por Dios. ¿Cuántos de nosotros podemos creer la palabra de Dios sin ver señales previas? Tal vez nosotros, en la situación de la viuda, hubiéramos pedido ver que se multiplique la harina y el aceite antes de obedecer y probablemente habríamos querido hacer unos cuantos panes para nosotros antes de darle algo a Elías. Pero esta mujer simplemente creyó  e hizo lo que el profeta le había ordenado.

Dios nos pide que tengamos la misma fe que esa viuda, quiere que creamos en sus promesas, que demos el primer paso con fe.

No importa lo que estés atravesando ni el tiempo que dure la prueba, lo importante es que no dudes de las promesas que Dios te ha dado.

Tal vez estás como la viuda, preparándote para tu último bocado de alimento y has perdido la esperanza, pero no desfallezcas, cobra ánimo porque  en cualquier momento Dios puede sorprenderte. Él sabe perfectamente cuál es tu situación, cuál es tu necesidad y responderá, pero quiere que confíes plenamente en Él aunque no veas señales. Entrégale tus cargas, descansa en Dios y recibe las bendiciones que tiene reservadas para ti.

“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.”  Salmos 55:22

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Que no venga el desánimo

A veces llegamos a desilusionarnos y perder la esperanza cuando nuestra fe esta puesta en alguna persona, situación o trabajo, etc. Cometemos el gran error de desanimarnos por el hecho de que alguien nos falló o no era lo que imaginábamos y nos desalentamos si  algún sueño no se realizó. Permitimos que esas cosas nos quieten la esperanza, el ánimo y el gozo para seguir adelante.

Cleofás era un seguidor más de Jesús, no era parte de los doce pero sí estaba al tanto de todo lo que el Maestro hacía. Cuando Jesús fue crucificado, claramente vemos en el capítulo 24 de Lucas, Cleofás estaba muy desanimado por todo lo sucedido y es que sus esperanzas estaban puestas en una persona y todo lo que Jesús había predicado no fue tomado en cuenta, no confió en el mensaje que Dios estaba dando a través de su Hijo.

Tal vez muchos de nosotros hemos estado o permanecemos en esa misma situación, hemos dejado que el desanimo se apodere de nosotros y la fe se desvanezca por alguien o por algo.

Deberíamos tomar en cuenta que todo lo que nuestros ojos ven, lo que nos rodea es falible, nada es perfecto o como queremos acá en la tierra, solamente Dios es perfecto y solo Él es fiel y nunca falla.

“Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.” Hechos 27:25 (RV-1960)

Recodemos todas las promesas que Dios nos hace y que son verdaderas, mantén el gozo que solo Dios te da y que es permanente, no se desvanece, no se rompe como un objeto, ni muere con una persona.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Frazadas o no frazadas, aleluya!

Un ministro de Escocia tenía en su iglesia una hermana muy pobre que tenía el hábito de decir: “Bendito sea el Señor, Amén”, cuando el predicador decía algo destacado.

Esto molestaba mucho a aquel ministro y le dijo: “¿Sabe hermana Elizabet, que cuando usted dice: “Bendito sea el Señor”, durante el sermón, interrumpe mis pensamientos? Si no lo hace durante todo este año le regalaré un par de frazadas nuevas”. La hermana Elizabet era muy pobre y esta oferta le pareció buena.

Hizo lo que pudo por ganárselas. Permaneció quieta domingo tras domingo; pero un día vino un pastor visitante a predicar; era un hombre de cuyo corazón rebosaba el gozo de su salvación.

A medida que predicaba acerca del perdón del pecado y de todos las bendiciones que le siguen, la visión de las frazadas prometidas comenzó a desvanecerse mientras el gozo de la salvación aumentaba.

Al fin no pudo contenerse más y se levantó diciendo con voz fuerte: “¡Frazadas o no frazadas, aleluya!”

Al igual que la hermana de esta historia, nosotros también podemos experimentar ese gozo que viene del Señor.

El gozo es un fruto del Espíritu Santo dado a nosotros (Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe… Gálatas 5:22) y que permanece a pesar de toda situación o circunstancia. Este es un gozo profundo y firme que persiste victorioso aun cuando las cosas no marchen nada bien. En Filipenses 5:22 nos dice “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo:!Regocijaos!”

Es posible experimentar el gozo de Dios cuando reconocemos su poderío, cuando tenemos la seguridad de que cumplirá sus promesas y vivimos en fe no importando lo que estemos pasando. El Poder de Dios, puede tomar el problema más grande y transformarlo en una bendición para nosotros. El plan de Dios siempre es el mejor para nosotros. Porque le importamos a Él.

Y Él escogió darnos gozo, porque sabía que lo necesitaríamos en nuestro día a día.

Confía y gózate en Dios!

Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. Nehemías 8:10 (RVR1960)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

La historia de los mineros chilenos llega al cine en “The 33”

De Alcon Entertainment llega la inolvidable historia verídica de “The 33.”
En 2010, los ojos del mundo se volcaron hacia Chile, donde 33 mineros fueron enterrados vivos por el colapso de una mina de oro y cobre. Durante los siguientes 69 días, un equipo internacional trabajó incansablemente en un desesperado intento de rescatar a los hombres atrapados mientras sus familiares y amigos, así como millones de personas que jamás habían conocido, esperaban ansiosamente cualquier señal de esperanza. Pero 200 pisos bajo la tierra, las provisiones – y el tiempo – se estaban agotando rápidamente.
Una historia de resistencia, transformación personal y el triunfo del espíritu humano, la película nos lleva a las más oscuras profundidades de la Tierra, explorando las vidas privadas y las mentes de los hombres atrapados en la mina, y representando el valor de aquellos que se reusaron darse por vencidos.
Basada en la atrapante historia verídica de supervivencia – y filmada con la cooperación de los verdaderos mineros, sus familias y sus rescatadores – “The 33” muestra las nunca antes vistas trayectorias personales y los milagrosos eventos que se desarrollaron, sobre y bajo la tierra, que se convirtieron en nada menos que un fenómeno global.
El elenco internacional está encabezado por Antonio Banderas, Rodrigo Santoro, la ganadora del Academy Award Juliette Binoche (“The English Patient”), James Brolin, y Lou Diamond Phillips, con Bob Gunton y Gabriel Byrne. El elenco principal también incluye a Mario Casas, Jacob Vargas, Juan Pablo Raba, Oscar Nuñez, Tenoch Huerta, Marco Treviño, Adriana Barraza, Kate Del Castillo, Cote de Pablo, Elizabeth De Razzo, Naomi Scott, Gustavo Angarita, y Alejandro Goic.
Patricia Riggen dirigió “The 33” de un guión de Mikko Alanne, el nominado al Oscar Craig Borten (“Dallas Buyers Club”) y Michael Thomas, basado en la historia para la pantalla de Jose Rivera y el libro Deep Down Dark por Hector Tobar. La película fue producida por el nominado al Oscar Mike Medavoy (“Black Swan”), Robert Katz y Edward McGurn, Carlos Eugenio Lavin, Leopoldo Enriquez, Alan Zhang y José Luis Escolar sirvieron como productores ejecutivos.
El equipo creativo detrás de cámara incluyen el cinematógrafo Checco Varese, diseñador de producción Marco Niro, el editor Michael Tronick y el diseñador de vestuario nominado al Oscar Paco Delgado (“Les Misérables”). El equipo ganador del Academy Award Alex Henning y Ben Grossman (“Hugo”) supervisaron los efectos visuales. La música fue compuesta por el ganador del Oscar James Horner (“Titanic”).
“The 33” fue filmada en locación en el severamente remoto pero maravillosamente hermoso desierto de Atacama en Chile, a sólo kilómetros de donde el evento tuvo lugar y dentro de dos minas localizadas en Colombia central.
Una presentación de Alcon Entertainment, “The 33” será distribuida por Warner Bros. Pictures, una compañía de Warner Bros. Entertainment.

Esfuerzo

El Rey David tenía el propósito de edificar una casa en la cual reposara el arca del pacto de Jehová mas Salomón, su hijo, sucedió a su padre por disposición de Dios para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel.

Cuando estaban en el acto donde el Rey David daba a conocer la voluntad de Dios a los principales de Jerusalén, transmitió importantes encargos a Salomón:

  1. Para asegurar su reinado debería esforzarse en obedecer los mandamientos y decretos de Dios.
  2. Para seguir viviendo en una tierra fértil y heredarla a sus hijos para siempre debería guardar e inquirir todos los preceptos de Jehová.
  3. Como Dios conoce todos los pensamientos, y sabe cuáles son las intenciones en todo momento. Por eso, debería obedecerlo con amor y buena gana. 1 Crónicas 28:1-9

Las actitudes de esfuerzo, obediencia y disposición de corazón, son indispensables para cumplir con la voluntad de Dios. Sin duda no es una tarea fácil, por eso la Biblia enfatiza tanto en el Esfuerzo, que es ir más de lo que las fuerzas pueden hacer, es la fuerza de voluntad empleada contra una dificultad para conseguir un fin.

Tú y yo a diario tenemos que cumplir responsabilidades en nuestras vidas que son escalones para realizar la voluntad de Dios y muchas veces nos enfrentamos con oposiciones que hacen que nuestra energía decaiga. Recordemos que para construir necesitamos trabajar y que cada ladrillo que coloquemos con esfuerzo está haciendo que la pared ascienda.

Si hoy no estás animado a esforzarte porque te sientes solo, o no crees que estás avanzando cambia ese pensamiento por este: “… Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová.” 1 Crónicas 28:20

Dios no sólo te encomienda hacer una cosa sino que te da lo que necesitas para terminarla.

¿Te estás esforzando?

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Los que perseveran ganan

El secreto de la victoria está en no retroceder, la clave de la bendición está en permanecer. Resiste a la tentación de rendirte; probablemente no estés donde quieras estar, pero tampoco estás donde estabas. Permanece inquebrantable frente a la promesa que has recibido. Pablo dijo: “No quiero decir que ya llegué a la perfección en todo, sino que sigo adelante. Estoy tratando de alcanzar esa meta, pues esa es la razón por la cual Jesucristo se apoderó de mí”, Filipenses 3:12 (PDT).
No siempre somos librados de nuestras angustias en el momento en que clamamos al Señor. A veces, debemos soportar por un tiempo, ser pacientes, perseverantes en nuestra fe y obedientes a su Palabra. Pero por favor, sigue confiando. No te dejes vencer por los problemas. Nada ni nadie puede obligarte a vivir derrotado. Tu actitud frente a los desafíos cotidianos debería ser: “Aunque las circunstancias a mi alrededor parezcan imposibles de arreglar, yo seguiré adelante. Aprenderé a descansar en mi buen Dios y seré paciente. No permitiré que mi ánimo decaiga. Iré al encuentro de la presencia del Señor, pues ha prometido no abandonarme en medio de la necesidad y yo sé en quién he creído. Él es fiel para sostener mi vida y aunque una puerta se haya cerrado, sé que abrirá una mejor y más grande para mí”.
Vamos, deja de acariciar tus heridas. Deja de sentir autoconmiseración. Elévate por encima de tus problemas. No permitas que el dolor por una experiencia desagradable te haga vivir amargado. Aunque te hayan ofendido, sigue haciendo tu mejor esfuerzo. Aunque te hayan defraudado, sigue mostrando tu mejor cara. Aunque el reporte médico no sea el mejor, sal de la casa y sigue sirviendo a Dios. Cualquiera encuentra motivos para abandonar. Cualquiera encuentra excusas para no seguir. Pero la victoria es para los que continúan, para los que a pesar de los problemas deciden seguir adelante con la vida.
Los que perseveran ganan; y los ganadores nunca renuncian. La perseverancia es una marca esencial de un buen creyente. “Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída y dan frutos con perseverancia”, Lucas 8:15.
John Maxwell, en su libro Actitud de Vencedor, dice: “No conquistamos por la inteligencia; conquistamos por la perseverancia. ¡Por lo tanto, persevera!”. De una u otra manera, la perseverancia siempre produce frutos. Las personas de éxito son las que han sabido hacer lo que debían hacer, cuando debían hacerlo y sin importarles si les gustaba o no.

Cuando el desánimo llega

Desánimo es perder los ánimos o las ganas de hacer cierta cosa, perder la esperanza de conseguir algo, desmotivación para continuar una tarea, desgano de vivir, duda.

Y la causa más común del desánimo es el agotamiento físico y emocional. Este síntoma casi nunca es pasajero si no es tratado y se puede atribuir a causas concretas y muy diversas como la falta de sueño, un día de trabajo intenso y estresante, un viaje agotador, una situación agobiante, un uso mental sin descanso o preocupación constante.

Cuando estás cansado, pierdes fuerza y  confianza. Es así de simple. ¿Cuál es el remedio?. Si estas cansado es porque necesitas descansar y el mejor remedio para el agotamiento físico y emocional ¡Es el descanso!

Jesús dijo: “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso.” Mateo 11:28 (NTV)

No luches en tus propias fuerzas, Dios quiere que vayas a Él y descanses en su presencia. El Señor conoce tu trabajo, tu entrega y lo mucho que te has esforzado para lograr lo que anhelas. Ahora es tiempo de descansar y confiar en Dios. “Benditos son los que confían en el Señor  y han hecho que el Señor sea su esperanza y confianza.” Jeremías 17:7 (NTV)

La cosa más espiritual y hermosa que puedes hacer es ir a descansar en la presencia de Dios. Es increíble ver nuestro estado anímico después de reposar en el Señor.  Las fuerzas no son las mismas, tu fe es extraordinaria, tu manera de pensar cambia, el desánimo desaparece, el amor en ti crece y sobre todo no dudas de que Dios está en ti.

A pesar de tu situación y el desánimo en tu vida, Dios es bueno, te ama, está contigo, sabe lo que te pasa, se interesa por ti, tiene un plan para tu vida y cumplirá su propósito en ti si confías en Él.

¡Acércate a Dios y  renueva tus fuerzas en su presencia!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend