contaminación | CVCLAVOZ

All posts in “contaminación”

Usa menos plástico

Como dije en mi segmento “Elige Brillar” dentro de Noticias CVCLAVOZ debemos usar menos plástico por salud y para contribuir con el medio ambiente. Y siendo que allí di tan solo unos tres datos para colaborar con eso, aquí me extiendo y especifico un poco más.

Lamentablemente el plástico es un material que el planeta no puede degradar. Demora cientos de años en descomponerse. Y digo lamentablemente, porque nos habíamos acostumbrado a lo práctico de los envases con tapas para guardar todo fácilmente en la nevera.

Pero además de esto, los aditivos tóxicos del plástico como el bisfenol A, el BPA, contaminan la sangre tanto de adultos como de niños, si usas biberones o teteros plásticos. Son más seguros porque no se rompen como el vidrio, pero tienen el problema de la toxicidad.

Las personas que estudian la contaminación del medio ambiente han visto que los fragmentos de plástico contaminan ya todos los mares y las costas del planeta. Eso ha impactado todos los ecosistemas. A veces por los colores hay animales que los han ingerido y eso ha llevado a la muerte a muchos de ellos,  como pelícanos, tortugas marinas, a las que se les pueden meter partículas plásticas en las fosas nasales.

He leído que el reciclaje de plástico no funciona. Por tanto la solución más práctica es minimizar su uso y tratar de llegar a no usarlo del todo. Es difícil, pues el papel plástico para envolver las cosas en la nevera, las preserva, preserva la humedad y una vez que uno se hace casi dependiente de él es difícil. Más no imposible. Busquemos la manera. Aquí te doy varias soluciones para comenzar:

  1. Lleva tus propias bolsas cuando vayas de compras. Puedes hacer unas de tela grandes muy bonitas. Compite con tus vecinas en hacerlas y ver cuál queda más linda y así creas conciencia de esto en ellas también.  Cuéntales del problema de la contaminación y de lo tóxico que es para el ser humano.
  2. No uses plástico para calentar comida en micro-ondas. Ya sabes que es como agregarle veneno a la comida.
  3. No tomes agua de botellas plásticas. Compra tu botella de metal y acostúmbrate a llenarla en tu casa del agua de tu filtro o nevera.
  4. Elige siempre vidrio, cerámica o metal para guardar tus alimentos.
  5. Si te gusta tomar de pitillos popotes o pajillas, (diversas maneras latinas de llamarlos)  compra una de acero reusable. Las consigues en internet.
  6. Evita los productos de limpieza que vienen en plástico. Acostúmbrate a usar vinagre, bicarbonato y productos naturales que son biodegradables.
  7. Evita los vasos y cubiertos de plástico en las fiestas o eventos. Lleva contigo un juego personal en tu cartera o maletín para cuando comas en el trabajo.
  8. No uses las cafeteras que cuelan con cápsulas de café. Son plásticas. Y la colada es caliente.

Son solo varias maneras, pero con algo comenzamos a contribuir con el medio ambiente y con nuestra salud.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Aguas negras

Es lógico que las personas se alarmen cuando se daña el sistema de alcantarillado del lugar donde viven. Un solo día que esté dañado ya es mucho y  no sólo por el olor, sino por las enfermedades  que se pueden contraer de las aguas negras; por lo cual no es de extrañarse que rápidamente se exija a las autoridades su reparación.

Las aguas negras son aquel tipo de agua que se encuentra contaminada con sustancia fecal y orina, que procede de los desechos orgánicos tanto de animales como de los humanos, su nombre no sólo es por el color que tiene, sino por las consecuencias negativas que trae.

“Sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” 1 Pedro 1:15-16

El Señor pide que seamos “santos” porque Él es “Santo”,  pero lamentablemente muchos viven en medio de aguas negras; es decir, no le dan importancia a la santidad. Ser santo no significa que seas perfecto y nunca comentas un error, sino que te encuentras en una lucha constante para cambiar y hacer lo correcto.

¡Ojala viéramos el pecado como aguas negras!

El pecado vuelve nuestra vida como aguas negras, nadie quiere estar  cerca porque enferma nuestro espíritu y trae consecuencias negativas. Si nuestra alma está negra difícilmente podremos ser de bendición para otras personas; por tanto, deberíamos alarmarnos cada vez que hacemos algo que ensucia nuestra alma y no tendríamos que tolerar que el pecado more en nuestra vida.

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Hebreos 12:14

Muchos ignoran la importancia de caminar en santidad, siendo que la ausencia de ésta es un obstáculo para estar en la presencia de Dios. Si realmente deseas ver a Dios y lo que tiene para ti, entonces ¡preocúpate por andar en santidad! Limpia tu corazón, pídele perdón por tus pecados para que seas purificado y entonces, rendirás como ofrenda tu vida, ofreciendo cada día un olor grato delante de su presencia.

¡No permitas que el pecado te siga robando grandes bendiciones!

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Al rescate del medio ambiente

Hablo de rescatar porque el medio ambiente está siendo dañado a diario y por ello podemos decir que esta en situación de riesgo o emergencia. Hay residuos de fertilizantes, pinturas, basura, derrames de fosas sépticas que van a dar al mar. También hay procesos naturales como las lluvias fuertes que contribuyen a arrastrar todo lo que hay en las carreteras hacia el océano. La falta de planificación al construir cerca de las costas también ha impactado por los deshechos que producen con la construcción y por la cantidad de gente que traen al hacer edificios cerca de esas costas.

Hay cantidad de personas que tienen las playas como sitio preferido de entretenimiento, el lugar donde pasan el fin de semana en familia. También es un lugar para el encuentro romántico, o para ir y relajarse de la ciudad y las obligaciones laborales. Sin embargo, las playas están afrontando problemas serios y somos los seres humanos los que estamos contribuyendo con la destrucción de estos hermosos lugares de esparcimiento.

Aparte de educar a nuestros hijos, nietos, sobrinos a mantener el lugar que usen en las playas libres de la basura que pueden ocasionar al pasar unas horas en las preciosas arenas, no llevar bebidas en contenedores de vidrio para evitar accidentes que puedan ocasionar peligro para quienes andan descalzos, y tratar de usar cada vez menos botellas de plástico y bolsas plásticas; necesitamos estar alertas y denunciar cuando veamos alguna industria que está depositando sus deshechos en alguna costa, o lugar que desemboque al mar. Llamar la atención con mucha amabilidad de quien pueda estar dejando basura fuera de un contenedor apropiado es una manera de tomar responsabilidad para el bien común. Propongámonos dejar en las playas a las que vayamos, sólo nuestras huellas en la arena, nada más.

También podemos iniciar campañas a través de las redes sociales para educar acerca del uso de las playas. Todos podemos contribuir con el rescate de nuestro medio ambiente. Sintámoslo nuestro y como tal, cuidémoslo.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡A limpiar!

Algunas familias suelen establecer un día de limpieza general, durante el cual se disponen a limpiar en profundidad cada rincón de la casa. Haciendo este trabajo, nos damos cuenta que muchas de las cosas que guardamos, ya no nos sirven. También nos encontramos con otras que ni siquiera recordábamos que las teníamos. Cuando al fin terminamos, nuestra mejor retribución es percibir esa fragancia de limpieza y frescura que ahora se respira en la casa.

En nuestra vida espiritual, ¿separamos un tiempo para hacer un limpieza profunda, tal como solemos hacerlo para nuestra casa?

Si así lo hacemos, también nos daremos cuenta que muchas cosas que guardamos en nuestro corazón son inservibles o inútiles,  sólo nos pesan y por lo tanto no nos dejan crecer y avanzar.

También nos puede suceder que nos encontremos con cosas que aparentemente habíamos olvidado, pero que aún están ahí, dañando nuestras vidas, causando dolor y por lo tanto afectando nuestras actitudes y relaciones.

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.” Salmos 51:10. Dios quiere que ordenes tu vida, deja que sea El quien indague, limpie y depure lo que no sirve en ella.

No te resistas a esa limpieza, tal vez duela y demore un tiempo, porque  estamos tan aferrados a algunas cosas por temor o por costumbre, que no queremos dejarlas ir. Si seguimos amontonando más cosas, ¿dónde entrará lo nuevo que Dios está preparando para nosotros?.

Es hora de comenzar esa limpieza, deja que Dios sea quien te ayude a examinar qué cosas te edifican y cuáles deben ser desechadas. Quizás sigues guardando amargas experiencias que nunca pudiste perdonar, o todavía cargas con la culpa de un fracaso. Necesitas el espacio para recibir sus bendiciones, declara hoy mismo que este es tu día de limpieza general.

“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” 2 Corintios 7:1

Dios quiere que tu vida sea un reflejo de pureza y libertad.

Llegó el día de limpieza, ¡manos a la obra!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend