Crianza de hijos | CVCLAVOZ

All posts in “Crianza de hijos”

6 tipos de frases que debes decirle a tus hijos

“Sé cuidadoso con tus palabras, una vez que son dichas, sólo pueden ser perdonadas, no olvidadas”. -Anónimo

Los recuerdos que uno atesora en la niñez están formados por las experiencias y las palabras que se dijeron en el momento. Estos sucesos tienen gran impacto en la vida adulta,y es por ello que los padres deben ser cuidadosos con las frases que les dicen a sus hijos. El neurocientífico de la Universidad Thomas Jefferson, Dr. Andrew Newberg, y el experto en comunicaciones, Robert Waldman, aseguran que “una sola palabra tiene el poder de influir en la expresión de los genes que regulan el estrés físico y emocional”.

Para hacer que las palabras ayuden a criar a un hijo de manera que tengan buena autoestima, sean exitosos y respetuosos con los demás, entonces diles lo siguiente:

1. Palabras que demuestren tu fe en ellos:
  • “¡Tú puedes hacerlo!”
  • “Creo en ti.”
  • “Sé que puedes lograrlo.”
  • “Me gusta cómo piensas.”
  • “Dios tiene un plan especial para ti.”
2. Palabras que reflejen tus sentimientos:
  • “Te amo mucho.”
  • “Estoy muy orgulloso de ti.”
  • “Me haces feliz.”
  • “Me haces sonreír.”
  • “Gracias por tu ayuda.”
  • “Disfruto mucho de tu compañía.”
  • “Me alegra tenerte en mi vida.”
  • “Me impresionas.”
3. Palabras que le hagan sentir seguro:
  • “Puedes confiar en mí.”
  • “Daré lo mejor de mí para mantenerte a salvo.”
  • “Siempre estaré a tu lado.”
  • “Puedes contar conmigo.”
  • “estoy dispuesto a escucharte.”
4. Palabras que le enseñen a ser persistente:
  • “Está bien equivocarse.”
  • “Nunca te rindas.”
  • “Hiciste un buen intento.”
  • “No necesitas ser perfecto.”
  • “Aprende de tus errores.”
  • “Puedo ver que estás practicando.”
5. Palabras que refuercen su autoimagen:
  • “Eres hermoso.”
  • “Eres único y especial.”
  • “Eres creativo.”
  • “Tus ideas son valiosas.”
6. Palabras que le animen a respetar a otros:
  • “Eres un buen amigo.”
  • “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan.”
  • “Los demás son tan especiales como tú.”
  • “Me gusta cuando ayudas a otros.”
  • “Me alegra que seas amable.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo premiar a tus hijos?

Cuando los hijos realizan una buena acción u obtienen algún logro, los padres acostumbran premiarlos. Muchos especialistas recomiendan utilizar las recompensas como un estímulo para que ellos continúen con su buen comportamiento. Sin embargo, esta acción también tiene su lado negativo. Si bien por una parte puede ayudar a mejorar la conducta de los hijos, por otra, les puede convertir en personas que solo hacen las cosas por interés. De tal modo que los incentivos deben darse sabiamente y de acuerdo a cada situación.

Una forma común de gratificación es regalarles algún bien material, ya sea un juguete, aparatos electrónicos, ropa, o cualquier otra cosa que ellos deseen. No obstante, esto hace que los hijos pierdan el enfoque de lo que realmente importa en la vida. En Mateo 7:11, dice: “Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con mayor razón Dios, su Padre que está en el cielo, dará buenas cosas a quienes se las pidan.” Pero, ¿qué significa “dar cosas buenas”? Los bienes materiales se gastan, destruyen y no duran eternamente; sin embargo, las enseñanzas que se dejan, sí.

En lugar de dar un objeto, regala experiencias. No prometas a tus hijos comprarles lo que quieran si se comportan de una manera; en cambio, reemplaza los regalos materiales con viajes, salidas al parque, visitas al zoológico, o alguna otra actividad que pueda ayudarlos a desarrollarse en un ambiente social. Esto hará que tus hijos disfruten el momento, se diviertan, pasen tiempo en familia, se ejerciten, atesoren buenos recuerdos, y se lleven una gran lección de vida.

Mateo 6:19-21 recomienda poner nuestros objetivos en lo eternal y no en lo terrenal, y ésto es lo que se debe enseñar a los hijos: No traten de amontonar riquezas aquí en la tierra. Esas cosas se echan a perder o son destruidas por la polilla. Además, los ladrones pueden entrar y robarlas. Es mejor que amontonen riquezas en el cielo. Allí nada se echa a perder ni la polilla lo destruye. Tampoco los ladrones pueden entrar y robar. Recuerden que la verdadera riqueza consiste en obedecerme de todo corazón” (TLA). Este consejo les servirá para cuando crezcan y tengan su propia familia.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Frases que nunca deberías decirle a tus hijos

La educación que los padres brindan a sus hijos repercute en la manera en que ellos guían sus vidas y la forma en que criarán a sus futuros descendientes. Las palabras que se les dice causa un gran impacto en ellos; es por eso que se debe evitar la repetición de frases negativas. La psicóloga PhD Erica Reischer, afirma que “Usar la vergüenza, la culpa o el miedo eventualmente se volverá contraproducente porque estas estrategias no se enfocan en el problema real (comportamiento) e implican, en cambio, que su hijo es el problema.”

Éstas son algunas frases que los padres no deberían decir a sus hijos:

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡El aburrimiento es bueno para los niños!

Nadie dice que ser padre es tarea fácil. Cuando los hijos son pequeños, a veces se terminan las ideas y no se sabe qué hacer para mantenerlos ocupados. En ocasiones, la solución más rápida es entregarles un aparato electrónico y dejar que eso los distraiga. No obstante, esto es perjudicial para su desarrollo.

Cuando los niños no hacen nada, con frecuencia causan desorden y hasta hacen rabietas; y los padres tienen que ingeniar nuevas actividades para evitar el caos. Sin embargo, Lyn Fry, una psicóloga de Londres especializada en educación, dice que “Si los padres pasan todo su tiempo llenando el tiempo libre de sus hijos, entonces el niño nunca va a aprender a hacerlo por sí mismo”. De hecho, la profesora visitante de la Universidad de East Anglia, Dr. Teresa Belton, dice que el aburrimiento es crucial para el incremento de la imaginación. Por lo tanto, es bueno que los niños estén aburridos y aprendan a solucionar su problema por su propia cuenta.

Si el niño lo logra, hará que su imaginación se ponga a trabajar y podrá crear sus propios juegos, inventar historias, ser parte de una aventura imaginaria, etc. Esto hace que forme un carácter independiente, además de permitirle desarrollar su cerebro de mejor manera. Esto se verá reflejado en el carácter que irá forjando el niño.

En conclusión, si eres padre o trabajas con niños, deja que ellos creen sus propia actividad recreativa y sé parte de él. Compartir estos momentos, hará que el aburrimiento valga la pena.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Construye su futuro

Hoy en día los jóvenes tienen el gran reto de seguir un buen camino pese al ataque que reciben con mensajes que los confunden y los llevan a tomar decisiones equivocadas; pero la responsabilidad está en las manos de los padres.

Lamentablemente hay padres que no están asumiendo elcompromisode preparar a sus hijos para afrontar los retos de la vida; pues optan por dejar este cargo a los maestros en la escuela, a la televisión, al internet y a las amistades de sus hijos. ¿No es mejor que tu hijo te consulte a ti acerca de las dudas que tiene que otra persona desconocida?

Al leer el libro“Cómo Criar hijos Felices y Obedientes” de Roy Lessin, me llamó mucho la atención lo siguiente: “El amor, la disciplina, la enseñanza y el ejemplo, todos en conjunto, componen el tipo de educación que necesitan los hijos. Cada uno de los cuatro aspectos tiene que estar en equilibrio. El amor sin disciplina produce hijos consentidos. La disciplina si amor produce el desánimo y un corazón quebrantado en los hijos. La enseñanza sin ejemplo produce amargura y resentimiento. El ejemplo sin la enseñanza produce hijos inestables e inseguros.”

Dios encomendó primeramente a los padres que sean obedientes a su palabra:  “Por lo tanto, asegúrate de obedecer cada uno de los mandatos que te entrego hoy, a fin de que tengas fuerzas para tomar la tierra donde estás a punto de entrar.” Deuteronomio 11:8 NTV.

Posteriormente indicó que debía ser transmitida a los hijos: “Por lo tanto, comprométete de todo corazón a cumplir estas palabras que te doy. Átalas a tus manos y llévalas sobre la frente para recordarlas. Enséñalas a tus hijos. Habla de ellas en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Escríbelas en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad para que, mientras el cielo esté sobre la tierra, tú y tus hijos prosperen en la tierra que el Señor juró dar a tus antepasados.” Deuteronomio 11: 18-21 NTV Así que papás esfuércense para vivir la Palabra de Dios para que sus hijos también los sigan.

Todo padre quiere lo mejor para sus hijos, y no sólo se trata de lo material sino lo más importante es dejarles valores firmes, principios que ayuden a los hijos a tomar buenas decisiones en la vida, así tus hijos tendrán un mejor futuro.

Inspira a tu hijo a seguir los caminos de Dios para que no se pierdan en esta sociedad que cada vez está peor.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend