Estaciones Cristianas CVCLAVOZ | CVCLAVOZ

All posts in “Estaciones Cristianas CVCLAVOZ”

Dios entiende tu dolor y puede ayudarte

“El sufrimiento me hizo bien, porque me enseñó a prestar atención a tus decretos.” Salmos 119:71 (NTV)

Sé que no es nada fácil pasar por una prueba y estoy convencido de que a nadie le gusta atravesar momentos de dolor y sufrimiento, pero créeme que todo esto es necesario aunque no lo entendamos así. Por lo general, el dolor es el medio a través del cual nuestro Padre Celestial nos moldea para que seamos cada día más como Él.

Puede que sea difícil la situación que estás viviendo, y que tengas razones suficientes para decir que no puedes más, que todo terminó y que ya no hay solución para tu problema. Tal vez  tus circunstancias te han llevado a perder la fuerza y las ganas de seguir luchando. Pero no somos los únicos que pasamos ese proceso, también nuestro Salvador pasó por esos momentos desesperantes.

“Mientras estuvo aquí en la tierra, Jesús ofreció oraciones y súplicas con gran clamor y lágrimas al que podía rescatarlo de la muerte. Y Dios oyó sus oraciones por la gran reverencia que Jesús le tenía. Hebreos 5:7 (NTV)

La Biblia nos muestra dos escenas más en las que  Jesús lloró por el dolor, mostrándonos que ningún ser humano es inmune al sufrimiento. Lee: Juan 11:33-36; Lucas 19:41-44.

Sea cual sea tu situación no te limites a mostrar tu dolor delante de Jesús, acércate a Él y dile cómo es que te sientes en este instante. Recuerda que Él también pasó por momentos dolorosos y grises, y no hay nada mejor que escuchar Su voz por medio de Su palabra para seguir adelante.

“En mi angustia, clamé al Señor; sí, oré a mi Dios para pedirle ayuda. Él me oyó desde su santuario; mi clamor llegó a sus oídos.” Salmo 18:6 (NTV)

Dios puede hacer que el sufrimiento que estás atravesando sea una bendición para ti y los que te rodean.

Oremos:

“Señor amado, tú conoces mi situación y cómo está mi alma en este momento. Te pido que renueves mis fuerzas, me des sabiduría y dirección para seguir adelante. Pongo en ti mi esperanza y mi confianza. Amén.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Más que palabras…

Si hubo alguien que atravesó el dolor más intenso que una persona pudo haber experimentado por causa de satanás, fue Job, a quien en todo momento el diablo intentó demostrar que detrás de su integridad se escondía el verdadero Job (un hombre egoísta que al igual que otro podría olvidarse de Dios si sus riquezas le fueran arrebatadas).

Por ello, al leer el libro de Job podemos entender que los justos no siempre tienen las cosas a su favor, muchas veces la alegría va acompañada de dolor, de la pérdida y no sólo material, sino también de salud y de personas a quienes uno ama. Job literalmente se encontraba solo, su familia lo había negado y sus amigos al intentar ayudarlo, lo visitaron y se asustaron con su dolor, lloraron y rasgaron sus túnicas; se cubrieron de ceniza como señal de compasión. Impresionados por la angustia decidieron sentarse junto a él, hacer ayuno y permanecer en silencio esperando que algo sucediera, que la pesadilla terminara y una vez más, volvieran a reunirse para reír y mirar el futuro con esperanza.

Lamentablemente, después de siete largos días, nada sucedió. Entonces decidieron hablar y fue ahí donde  comenzó el verdadero dolor porque llegó un tiempo en el que cada intervención de los amigos aumentaba el sufrimiento de Job hasta llevarlo a la desesperación: “A esto, Job respondió: ¿Hasta cuándo van a estar atormentándome y aplastándome con sus palabras? Una y otra vez me hacen reproches; descaradamente me atacan. Aun si fuera verdad que me he desviado, mis errores son asunto mío. Si quieren darse importancia a costa mía, y valerse de mi humillación para atacarme, sepan que es Dios quien me ha hecho daño, quien me ha atrapado en su red” Job 19:1-6 (NVI)

Sus amigos comenzaron bien en su tarea de querer consolar a Job,  pero después se equivocaron, ¿Qué pasó? ¿Cómo fue que deseando reconfortarlo terminaron molestándolo? Como todo amigo, comprendieron que su deber era consolarlo, pero no estuvieron preparados para hacerlo y empezaron a juzgarlo. “Todos mis íntimos amigos me aborrecieron, y los que yo amaba se volvieron contra mí” Job 19:19 ¡Los amigos verdaderos nunca juzgan!

¿Cómo reaccionas a las necesidades de tus amigos? ¿Qué haces por ellos?

La Biblia dice: “El hombre que tiene amigos debe mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano” Proverbios 18:24.

¿Estás listo para darle tu apoyo más allá de las palabras?

Si bien uno no puede entender totalmente la situación por la que un amigo atraviesa, lo más sabio que puede hacer es orar por él.

Por Ruth Mamai.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡El tiempo de Dios es perfecto!

“Dios hizo todo hermoso en su momento, y puso en la mente humana el sentido del tiempo, aun cuando el hombre no alcanza a comprender la obra que Dios realiza de principio a fin.” Eclesiastés 3:11 (NVI).

Todo lo que Dios permite en tu vida, aun la tristeza tiene un propósito. En momentos cuando nos encontramos en situaciones muy tensas, hasta llegamos a pensar que Dios se ha olvidado de nosotros, pero en realidad, Él ha fijado el momento exacto para que tales acontecimientos ocurran con un propósito mayor al que nosotros podamos imaginar. Aunque no lo entiendas solo confía en Dios, porque Él te conoce mejor de lo que tú mismo te conoces.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Hijo obediente o desobediente?

Los niños pequeños tienen la peculiaridad de hacer justo lo que les pides que no hagan, a cierta edad esto es característico de ellos, pareciera que quieren comprobar qué pasa si hacen lo que no les es consentido.

Lo gracioso es que no sólo pasa con los niños sino también con las personas ya mayores, que ya tienen conciencia y carácter formado. Este es el caso del Rey Salomón 1 Reyes 11:1-2 dice: “Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas;  gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor.” Lo que Dios había dicho que no hiciera, el rey lo hizo como un niño.

Dios había advertido lo que pasaría si desobedecían esta instrucción, sin embargo Salomón no obedeció y la consecuencia fue que estas mujeres desviaron el corazón del rey hacia sus dioses. Obviamente Jehová se enojó contra Salomón y hubo consecuencias.

Cuando los padres advertimos a nuestros hijos acerca de algo, no es para evitar que sean felices o experimenten cosas buenas; al contrario, lo hacemos para resguardar su bienestar, porque los amamos y queremos cuidarlos las malas consecuencias. Dios, nuestro Padre, también tiene la misma actitud con nosotros, nos ama y si hay algo que dice que no lo hagamos es para nuestro bien: “Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11 (NTV)

Debemos ser perceptivos a sus advertencias, confiando que si obedecemos y hacemos caso no sólo evitaremos las malas consecuencias sino que también estaremos cumpliendo el propósito de Dios para nuestras vidas.

¿Hay algo en lo cual no has sido has escuchado la advertencia de Dios? Medita, dispón tu corazón para ser guiado a la voluntad de Dios y también pídele que te ayude a ser un hijo obediente.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Reenfócate y avanza!

“No importa cuántas veces caiga, siempre se levantará….” Proverbios 24:16 (TLA)

Las reiteradas equivocaciones pueden ocasionar que uno se desanime pensando que Dios ya no seguirá perdonando nuestros continuos errores. Sin embargo, es bueno recordar que el amor de Dios por nosotros no cambia y que en El hay perdón. Pero además de recibir su perdón es bueno que meditemos acerca de nuestros errores haciendo una profunda introspección con el propósito de corregir aquello que termina conduciéndonos al pecado. De tal manera podremos tomar nuevas fuerzas, reenfocarnos y superar toda circunstancia en su nombre. Hoy es el día para escribir un nuevo capítulo de tu historia que hable de las victorias que con Dios has podido alcanzar.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Dominio

Edwin Antonio Valero Vivas fue un boxeador que empezó a cosechar grandes triunfos a muy temprana edad. Consiguió 18 victorias consecutivas por nocaut en el primer asalto, sumando en total 27 peleas sin derrotas durante toda su carrera. Pero no todo en su vida fue triunfo y victoria.

Valero fue arrestado luego de amenazar al personal médico del hospital al que acababa de ingresar su esposa con varios hematomas en el cuerpo, un neumotórax y una perforación en el pulmón producto de una costilla rota. Aunque ella afirmó que las heridas fueron causadas al caer accidentalmente por las escaleras, los doctores pusieron en duda esta versión. El boxeador tuvo que presentarse en los tribunales y se declaró alcohólico por lo que estuvo 5 días en el hospital para su desintoxicación.

Un tiempo después Valero se encontraba viajando junto a su esposa, pero alrededor de las 5:30 de la madrugada el boxeador bajó a la recepción del hotel donde se hospedaban para explicar al personal algunos hechos violentos que habían tenido lugar en la habitación. De inmediato se dio parte a la policía quienes a su llegada encontraron a su pareja con múltiples heridas de arma blanca.

Aquel hombre que fue una vez aclamado por su destreza en el cuadrilátero estaba siendo arrestado y trasladado a un centro penitenciario para esperar el juicio en su contra por asesinato, pero tristemente en la madrugada del día siguiente fue encontrado muerto. Edwin Valero se había ahorcado usando sus propias prendas de vestir.

Esta es una de tantas historias lamentables de personas que a primera vista pareciera que tuvieran el mundo a sus pies por todo lo que han alcanzado: Dinero, fama y fortuna. Destreza en alguna disciplina deportiva, habilidades que los hacen diferentes ante los demás, fuerza física y hasta inteligencia, pero por su falta de domino propio terminaron perdiéndolo todo.

Proverbios 25:28 dice: “Como ciudad derribada y sin muro es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda.” Versión Reina-Valera 1960

La Biblia nos muestra la importancia de aprender a dominarnos a nosotros mismos. Es incluso más importante que obtener cualquier triunfo o cualquier tipo de riqueza o cualquier premio, ya que no sirve de nada ganar el mundo si uno acaba perdiendo el alma.

1 Corintios 9:27 dice: “Al contrario, castigo mi cuerpo y lo obligo a obedecerme, para no quedar yo mismo descalificado después de haber enseñado a otros.” Versión Dios Habla Hoy  

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

En su presencia

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Mateo 11:28 (RVR1960)

Las situaciones de la vida a veces nos terminan agotando, por lo tanto solemos pensar lo bien que nos vendrían unas vacaciones para lograr el descanso de nuestro cuerpo. Si bien esto es muy bueno, Dios nos quiere dar algo aún mas completo. Él quiere darnos descanso, pero no solo físico sino también para nuestra alma y espíritu. De esta manera seremos fortalecidos, recibiremos aliento para vencer ante las situaciones difíciles que la vida nos presenta.

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Se rompió algo en tu vida?

Se cuenta que una vez iba un hombre en su auto por una larga y muy solitaria carretera cuando de pronto su carro comenzó a detenerse hasta quedar estático.

El hombre bajó, revisó el auto, trató de averiguar qué era lo que tenía. Pensaba que pronto podría encontrar el desperfecto, pues hacía muchos años que lo conducía. Sin embargo, después de mucho tiempo se dio cuenta de que no hallaba la falla del motor.

En ese momento apareció otro automóvil, del cual bajó un señor a ofrecerle ayuda. El dueño del primer carro le dijo: “Mira, este es mi auto de toda la vida, lo conozco como la palma de mi mano. No creo que tú, sin ser el dueño, puedas o sepas hacer algo”.

El otro hombre insistió con una sonrisa, hasta que finalmente el primer hombre dijo: “Está bien, haz el intento, pero no creo que puedas, pues este es mi auto”.

El segundo hombre se puso manos a la obra y en pocos minutos encontró el daño que tenía el auto y lo pudo arrancar.

El dueño del carro quedó atónito y preguntó: “¿Cómo pudiste arreglar el fallo si es MI auto?”

El segundo hombre contestó: “Verás, mi nombre es Felix Wankel. Yo inventé el motor rotativo que usa tu auto”.

Muchas veces, al igual que el primer hombre, queremos solucionarlo todo por nuestra cuenta, creemos que porque es nuestra familia, nuestra casa, nuestra deuda, nuestro trabajo, nuestros hijos, nuestros corazones, etc. nosotros podremos reparar y solucionar todos los problemas que se presenten y olvidamos que es Dios quien nos creó, que fue Él  quien nos dio las bendiciones que tenemos y creemos que nosotros podemos hacer un mejor trabajo que Él.

Pero lo cierto es que por más que luchemos y nos esforcemos en solucionar un problema, nadie lo hará mejor que Dios, porque Él nos conoce mejor de lo que nosotros mismos podremos conocernos un día, nos ama infinitamente y sabe qué es lo mejor para cada uno de nosotros.

Permite que Dios pueda sanar tu corazón, restaurar tu familia, hacerte soñar de nuevo, entrégale la vida de tus hijos, tu matrimonio y permítele que repare todo lo que está dañado.

Recuerda que la misericordia de Dios es para siempre y que Él cumplirá su propósito en nuestras vidas y ¿cómo no lo haría si somos creación especial suya, hechos a Su Imagen y Semejanza?

“Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos”. Salmos 138:8 (RVR1960)

¿Se rompió algo? Nadie mejor que Dios, tu creador,  para ordenar tus caminos, sanar tu corazón herido, restaurar tu familia, cumplir tus sueños y darte aún mejores. Nunca olvides que Él lo sabe todo de ti, conoce cada detalle y tiene grandes planes para tu vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Es por tu bien

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.”  Romanos 8:28 (NTV)

Alguna vez te has preguntado ¿Por qué si tengo a Dios en mi vida las cosas no ocurren como quiero? Son frecuentes estás interrogantes en la vida del creyente, pero debemos tener presente esta verdad: “Nada es casualidad, todo tiene un propósito” quizás lo que has estado pidiendo no se ha cumplido o no has logrado tu meta personal, ¡tranquilo! porque si no se ha cumplido es porque Dios tiene algo mejor para ti y todo es parte de un plan bueno y perfecto.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Volver a empezar

Si tuvieses la oportunidad de volver al pasado  ¿Qué cambiarías?

Muchos al oír esta pregunta pensamos rápidamente en aquello que hicimos mal o en lo que nos causó dolor y en las consecuencias de una mala decisión que hasta hoy vivimos. Dios nos dio la suficiente inteligencia para lograr cosas impresionantes pero como seres humanos tenemos límites, no podemos arreglar una telaraña destrozada y tampoco podemos devolverle a una mariposa una de sus alas rotas.

Lamentablemente no tenemos la posibilidad de volver en el tiempo, como seres humanos no podemos borrar nada de lo que hicimos y nos causó sufrimiento, vergüenza o dolor y mucho menos borrar el daño que les hicimos a otras personas, pero cuánto anhela el hombre arrepentido poder reparar lo que hizo.

Dios es soberano y logra aquello que para el hombre es imposible; Él puede borrar nuestros errores y con ello nos da una oportunidad para volver a empezar “Pero yo, por ser tu Dios, borro tus crímenes y no me acordaré más de tus pecados” Isaías 43:25 (DHH).

Las palabras “No tiene solución” no valen nada cuando Dios interviene, quizás no se pueda volver a vivir el momento en que te equivocaste pero sí puede perdonarte y ayudarte a hacer mejor tu presente y futuro,  puede restaurar a quien lastimaste y darte la oportunidad de pedir perdón y ser perdonado.

Si te equivocaste y has tomado muchas malas decisiones, Dios puede ayudarte y darte esa oportunidad que necesitas para volver a comenzar, solamente debes estar dispuesto a aceptarlo en tu corazón, Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!” 2 Corintios 5:17 (NTV).

Cristo puede marcar en tu vida personal un antes y un después, no te quedes quieto viviendo sumido en el pasado y en el pecado, si sabes que necesitas una oportunidad para volver a comenzar, búscala en Dios porque solamente Él puede darte lo que necesitas para resurgir.

Dios puede hacer nuevas las cosas “Y el que estaba sentado en el trono dijo: «¡Miren, hago nuevas todas las cosas!». Entonces me dijo: «Escribe esto, porque lo que te digo es verdadero y digno de confianza” Apocalipsis 21:5 (NTV).

¿Quieres tener un nuevo comienzo?

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Increíble amor

“Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti.” Isaías 54:10 (RVR1960).

Todo lo que conocemos puede ser removido e incluso perderse, todo, menos el gran amor de Dios por nosotros. ¿Estás buscando paz y descanso? Existe Uno solo que puede darte una paz que sobrepasa todo entendimiento, que, movido por su fiel amor, perdona nuestros pecados. Cree esta promesa y acércate con un corazón sincero a Dios, porque Él es el único que nunca fallará.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El dolor de la distancia

¿Cuántos padres expresan dolor por el abandono de sus hijos? ¿Cuántas mujeres u hombres enfrentan el sufrimiento por la separación de la persona que aman? Y es que cuando se ama, la distancia siempre trae sufrimiento.

¿Te has  alejado de alguien que te ama?

Es posible que te sientas tranquilo, pero no imaginas el sufrimiento que tus padres, tu esposa/o,   novia/o están sintiendo por tu ausencia; por lo cual, deberías considerar volver, recuerda que nunca se sabe lo que uno tiene hasta que lo pierde.

“!!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!” Mateo 23:37 (RVR1960)

Si has enfrentado el dolor de la separación por una persona que amas, entonces comprendes el dolor que siente el Señor cuando te alejas de su presencia ¿Cuántas veces Él ha intentado cobijarte bajo sus brazos, pero tú no quisiste? Así como la gallina junta a sus polluelos para protegerlos y cuidarlos bajo sus alas, así te busca el Señor.

Entonces dijo así el Señor: Si vuelves, yo te restauraré, en mi presencia estarás.” Jeremías 15:19 (LBLA)

El Señor te ama y está esperando tu regreso. Recuerda que la separación trae dolor y lo propio sucede con Dios; Él siente tu ausencia y te busca. En este momento te animo a tomar la decisión de volver, Él sanará tus heridas y te ayudará a llevar tus cargas.

¡Sólo en su presencia recibirás plenitud de gozo!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend