padres | CVCLAVOZ

All posts in “padres”

teenagers

¡Soy adolescente y nadie me entiende!

Recuerdo que hace años cuando era adolescente creía que era la persona más incomprendida del mundo. Los demás no parecían entender mi forma de pensar, mi ropa, la música que me gustaba, el tiempo que gastaba en internet, los amigos que tenía, mi forma de escribir, la manera en que me expresaba, el tipo de comida que quería… En conclusión, los adultos no entendían nada. Ahora que ha pasado el tiempo y veo a los adolescentes de la actualidad, me doy cuenta que sentirse incomprendido es algo que propio de la etapa.

Si eres adolescente tal vez pienses que los adultos vivimos en una realidad alterna y que jamás podremos entenderte. Sin embargo, recuerda que todos los humanos atravesamos por procesos; y por lo tanto, ningún adulto nació sin antes tener que ser niño, adolescente y joven. Tal vez parezca difícil de imaginar, pero los adultos también se sintieron rechazados en su adolescencia. Así que no creas que eres el único con este problema.

La próxima vez que sientas que nadie te entiende, no te encierres en tu mundo; en vez de eso, comunícate con algún adulto en quien puedas confiar. Ellos ya han pasado por tu edad y saben cómo es ser adolescente. Además, si nunca explicas en qué manera te sientes incomprendido, el resto tampoco sabrá cómo ayudarte. Recuerda que todo depende de tu actitud y la buena disposición que tengas.

Papá noel

Papá – no – el

Es curioso que la mayoría de las personas no saben a quién agradecer.  En diferentes oportunidades se puede observar que existen hijos que no valoran todo el sacrificio que sus padres realizaron en el transcurso de su crecimiento y dan todo por una novia que los humilla o simplemente tienen poco tiempo de conocer.

Puede pasar lo mismo con el matrimonio, cuando la esposa hace una entrega total de amor y respeto, mientras que el esposo es desleal en su compromiso,  jugando con los sentimientos de las involucradas. Lamentablemente estos casos se observan a diario y cada vez aumenta el número de malagradecidos.

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8

Del mismo modo sucede en “Navidad”,  la noche de paz y amor es un recuerdo del nacimiento del Salvador en un pesebre. Jesús no nació la fecha exacta de noche buena, pero recordamos su llegada al mundo y lo que hizo por nosotros. Lamentablemente en lugar de darle las gracias por ese amor y el sacrificio que hizo, desviamos nuestra mirada a un hombre de traje rojo que no hizo nada, no es papá Noel, es “papá, No él”.

Festejar la Navidad en el hogar, es reflexionar sobre  a quién debes agradecer. Primeramente pide al Señor que sea el primer invitado en tu hogar, dale gracias por todo lo que hizo por ti y dedícale esta noche.
¡Recuerda que la navidad no se trata de un señor que viene a repartir regalos, sino de alguien que te ama y dio su vida por ti!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

gloriabaena

Gloria Baena nos invita a acercarnos a los niños con la lectura

En El Arranke nos encanta brindarte recursos e información para tu crecimiento intelectual y el de tu familia, por eso nos complació entrevistar a la escritora, profesora y consejera colombiana, Gloria Baena.

Gloria lleva a cabo una gran misión con los niños: enseñarlos y motivarlos a leer. Por esta razón, ha creado y desarrollado “Vocalina”, un proyecto que potencia la parte lingüística e incentiva a los pequeños a establecer el hábito de la lectura.

Conoce cómo los padres pueden despertar en sus hijos el deseo de leer, mirando la entrevista:

 

dmcomodeboorar

Danilo Montero: ¿Cómo debo orar por mis hijos?

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7.

La Biblia nos enseña a orar y a poner nuestros conflictos y alegrías delante de Dios. La oración es importante pues actúa como un soporte en la vida de cualquier persona, especialmente cuando los padres oran por sus hijos. En este vídeo, Danilo Montero brinda consejos prácticos sobre cómo los padres pueden orar por sus hijos.

barrera x articulo

¿Entiendes a tus hijos? Cinco barreras por las cuales no entendemos a los adolescentes

¿Entiendes a tus hijos?

 Cinco barreras por las cuales no entendemos a los adolescentes

 

Por Saraí Llanes

Dime si te identificas conmigo. Soy la madre de dos adolescentes y desde hace algún tiempo me percato de que muchas veces no nos entendemos. Y es que a veces me parece que hablamos diferentes idiomas. Te nombro 5 barreras por las cuales no entendemos a los adolescentes cuando intentamos comunicarnos con ellos.

  1. Barreras idiomáticas

Efectivamente no hablamos el mismo idioma. Como muchas familias en el mundo, la nuestra tuvo que emigrar. Desde hace algunos años vivo en un país angloparlante y mis hijos han aprendido el inglés en tal medida que son prácticamente bilingües. A veces prefieren hablar en ese idioma y a pesar de que no me es ajeno, naturalmente ellos lo dominan mucho mejor. Gracias a Dios, cuando llegamos a este país ya ellos tenían dominada la compleja gramática española y su vocabulario era extenso. Sin embargo, de infinito, tengo que cuidar permanentemente que su léxico se enriquezca y a la vez que sea comprensible para que nos comuniquemos realmente.

Naturalmente, la situación es más difícil cuando intentamos establecer esta comunicación en inglés.

Esta barrera idiomática es trascendental y un verdadero problema en muchas familias de la actualidad. Dos opciones tenemos en nuestras manos paternas y en ambas tenemos que trabajar ardua y propositivamente. La primera y más fácil es mantener la lengua materna viva y obligatoria en nuestros hijos, convocarlos continuamente a leer y conversar en nuestro caso en español. La segunda opción es aprender el nuevo idioma del país donde nos encontramos, si no es por otro objetivo, al menos por comunicarnos con nuestros hijos. Recuerda: es importante entender lo que dicen.

  1. Barreras generacionales

Más allá de los términos comunes, los adolescentes muchas veces tienen su propio lenguaje generacional. Tienen sus propios códigos, muchos de ellos provenientes de los juegos de videos, las series y películas, y del uso continuado y creciente de las tecnologías. Independientemente del idioma que usen, ellos usan vocablos propios, jergas contemporáneas. Tal vez sea hora de buscar en diccionarios urbanos y preguntarles directamente.

  1. Barreras cognitivas

Debido a las diferencias en experiencia y educación entre padres y adolescentes se establecen barreras cognitivas. Ellos pueden parecer grandes, altos, y ser sumamente inteligentes, pero no son hombres ni mujeres todavía. Ignoran el mundo. Se encuentran aún comenzando su camino académico y no han vivido suficientes experiencias para aprender de ellas. No han compartido tampoco contextos que les aporten el background para poder hacer deducciones. Estas diferencias cognitivas determinan entonces que se produzcan mal entendidos y muchos problemas de comunicación. No podemos dejarlos sin las explicaciones necesarias. No debemos suponer nunca que ellos entendieron. Tampoco que somos nosotros quienes tenemos todo el conocimiento. Nosotros sabemos de unos temas, ellos saben de otros. La ciencia ha avanzado, la tecnología se ha incorporado a la vida cotidiana y ellos son conocedores de ella. Mejor estrategia es compartir cogniciones que dar conferencias.

  1. Barreras físicas y tecnológicas

Cada vez más los adolescentes hablan menos en persona y más a través de las redes sociales. Es como si la presencia física los intimidara y la presencia virtual los liberara. Han encontrado otro espacio físico de expresión. Si bien la participación en situaciones reales sigue siendo importante para su desarrollo psicosocial, la inclusión en las redes les ofrece una oportunidad de creatividad, relación e información que otras generaciones no disfrutaban. Por otra parte les extiende la visión en áreas antes solo del mundo adulto. La política, la ciencia y la cultura en su amplio espectro están ahora al alcance de su mano. Vencer la barrera de la impersonalidad e incorporarnos a sus sistemas es una tarea que nos corresponde como padres si queremos conocer quiénes son y con quién se relacionan.

  1. Barreras emocionales

Una última barrera que tenemos la misión de saltar es la de las emociones. Alegría, depresión, enamoramientos, sinusoides sentimentales producidos por hormonas en erupción son estampas de la adolescencia con las que tenemos que lidiar diariamente. Nuestras mejores herramientas son la paciencia y la tolerancia pero sobre todo la empatía, colocarse en su lugar.

En resumen, barreras idiomáticas, generacionales, cognitivas, físicas, tecnológicas y emocionales nos separan muchas veces de nuestros hijos, y si bien la comunicación es una carretera de dos vías, nosotros llevamos el timón. No dejes que las cercas se hagan profundas trincheras insalvables, porque si una misión tenemos como padres es la de construir puentes.

Te invitamos a escuchar nuestros programas de radio cristiana en nuestro link de shows On Demand http://cvclavoz.com/shows/una-historia-que-contar/on-demand/

Envíanos tus comentarios a [email protected], conéctate con nosotros en vivo todos los jueves a las 4:00 pm hora Miami a través del Whastapp +1 786 816 9193 y del chat http://cvclavoz.com/shows/una-historia-que-contar/chat/ y dale “Me gusta” a nuestra página en Facebook en https://www.facebook.com/Una-Historia-que-Contar-584676321684852/

 

foto familia feliz

Relación Padres-Hijos con Respeto

Todos los padres buscamos tener el respeto de nuestros hijos. Es primordial para llevar una buena relación y también para educarlos correctamente. Pero no olvidemos que nosotros los padres también los debemos respetar a ellos como seres humanos que son.

El ser constantes en las pautas y normas es clave. Porque si un día porque no estás de humor o cansado no les impones la disciplina que les has impuesto antes, ya los chicos pueden ir perdiendo el norte. Se desorientan. Lo que está mal un día, otro está bien o viceversa. Eso no trae nada bueno.

El respeto es ganado, no puede ser exigido. Cuando tus hijos te hablen, así sea a gritos, escúchalos. Evidentemente cálmalos con un buen abrazo, les dices que los amas y luego les preguntas por qué están tan alterados.

Si por el contrario nos colocamos al mismo nivel de pegar gritos, decir frases amenazadoras o humillantes, no vamos a lograr más que conseguir la misma respuesta en otras ocasiones.

El diálogo es imprescindible. El tono de voz moderado, la cortesía y los buenos modales no son solo cosas que debemos enseñar. Si las practicamos, las aprenderán mejor por el ejemplo. Les enseña más lo que hacemos que lo que decimos.

Sé que hay niños que tienen tanto temperamento, que muchas veces nos pueden sacar de las casillas. Si el nene se pone demasiado terco, o grosero – ¡algunos hasta les pegan a sus padres! En esos casos yo sí recomiendo una buena nalgada, que pique. Cuando se les da y se les dice la razón por la cual se le está dando, generalmente funciona a perfección. Darles la razón por la cual le has dado el castigo es muy importante.  La comunicación per se, forma parte de una relación donde se puede dar amor y recibirlo de vuelta, respetar y que te respeten.

Una clave para lograr respeto es conversar con los chicos, no solo cuando les tengas que llamar la atención por algo que hayan hecho mal. En el día, les puedes preguntar cómo les fue, que han aprendido y tal vez hasta compartirles algún momento agradable del día que hayas tenido. Cuéntales de cuando tú eras niño y las aventuras que pudiste vivir con amiguitos. Saber escucharlos y constantemente conversar con ellos va a estrechar la relación y va a fortalecer los lazos de respeto. Con ello, las posibilidades de que ellos a su vez en el futuro tengan buenas relaciones de amistad y de pareja van a ser mayores.

tech

¿La tecnología afecta a los niños?

Debido a que están en una edad de descubrimiento, a los niños les gusta estar en constante actividad. Es por ello que a algunos padres les resulta muy difícil ocupar el tiempo de sus hijos y recurren a la tecnología como medio para distraerlos.

La tecnología es dañina para el desarrollo de los niños

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, señala que el uso de los celulares o tablets para desviar la atención del niño podría ser perjudicial para su desarrollo social y emocional. Los investigadores también señalaron que los niños menores de 30 meses, aprenden mejor de la interacción humana que de la televisión o vídeos.

James Radesky, instructor clínico en desarrollo del comportamiento pediátrico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, señaló que la tecnología no puede reemplazar las habilidades sensomotoras ni visomotrices. Esto quiere decir que lo ideal es que los niños aprendan con juegos interactivos, por ejemplo los bloques para construir.

¿Utilizar la tecnología para calmar a los niños?

Los investigadores señalaron que el uso de dispositivos electrónicos como método predominante para calmar y distraer a los niños pequeños, es un impedimento para que ellos desarrollen sus propios mecanismos de autoregulación. Por lo tanto, los padres deben evitar hacer de este uso.

¿Qué es lo recomendable?

Los padres son libres de decidir la manera en que criarán a sus hijos, pero en cuanto a la tecnología deben ser muy cuidadosos y evaluar la manera en que permitirán a sus hijos hacer uso de las mismas.
Lo que recomiendan los científicos es que el pasar tiempo de calidad en familia, ayuda mucho más al desarrollo de los niños, que cualquier otro dispositivo electrónico.

La respuesta es no

“La respuesta es no, pero te amo”

“Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”. Santiago 4:3

Días atrás festejábamos el día del padre, como cada año es un tiempo de familia, donde se aprovecha para dar honra, y agasajar a los que Dios ha puesto como cabeza de familia y sacerdote del hogar.

Cuando pensamos en paternidad, seguramente lo asociamos rápidamente con tres características: Protección, Corrección y Provisión.

Cuando el padre está en la casa, trae a los hijos una sensación de seguridad, de que todo está bien, cualquier problema que se presente, está papá para resolverlo. Por eso vemos que cuando el padre falta, ya sea porque ha fallecido o bien porque se encuentra ausente, hay una carencia en los hijos que los lleva a sentirse inseguros.

Provisión: Otra de las características del padre es la de proveer para el hogar, es necesario que el hombre cumpla esta función que es de vital importancia.

Corrección y Disciplina. También el padre es encargado de corregir y poner límites, o por lo menos se espera que lo haga, claro que esto también involucra a las madres. Es necesario tener un sano equilibrio en esto, porque es tan malo el exceso de limites como su falta, lo mismo podríamos decir para protección.

Ahora, si en lugar de hablar de un padre terrenal, hablamos de nuestro Padre celestial, que seguros podemos sentirnos sabiendo que en Él encontramos protección, provisión y corrección.

Hablando de esta última y aunque a veces no nos guste, que importante es cuando un padre dice no.

Uno, humanamente tiende a querer satisfacer al máximo las necesidades de los hijos, en lo que piden, quieren o necesitan, sin embargo a veces necesitamos poner límites y decir no, lo mismo pasa con nuestro Dios, me imagino en su corazón de padre, queriendo responder cada oración pero a veces y por nuestro bien necesita decirnos que no.

Al momento nos sentimos frustrados, pero tal vez nos lleve tiempo, comprender que él tenía un plan mejor que el que yo había pedido.

¿Qué hacemos frente a los no del Señor? ¿Nos frustramos? ¿Nos entristecemos y pensamos esto no funciona?, ¿Pensamos en dejar todo? Si aprendemos aceptar los no del Señor, quitándoles el aspecto negativo que generalmente le damos, realmente podremos comprender que Él nos sorprende incluso más abundantemente de lo que nosotros esperamos.

Un no a tiempo, puede evitar muchas malas decisiones, ahorrarnos años de angustias, si Dios cierra un camino, puedes estar seguro que abrirá uno mejor aún donde no hay nada. Confía en Él y pronto habrá un sí mucho más grande para tu vida.

Por Daniel Zangaro

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

hijos

¿Tus hijos no te respetan?

Educar a los hijos no es una tarea fácil y sencilla. Hace días atrás recibí un correo de una madre que escribió con desesperación sobre el comportamiento de su hijo. “Ya no sé qué hacer con mi hijo, me falta el respeto, no me obedece y hace lo que quiere” indicó la madre.

Aunque cueste aceptarlo, la falta de respeto sobre los padres es una gran realidad en muchos hogares del mundo, incluso en familias cristianas.  ¿Por qué a algunos hijos les encanta discutir y faltar el respeto a los padres? ¿Será influencias de sus amistades o falta de autoridad de los Padres? La verdad, pueden haber muchos factores, entre ellos la influencias de amistades, como declara la biblia en Proverbios 13:20 y 1 Corintios 15:33.

Pero hay otros factores que se debe tomar en cuenta, y creo yo personalmente son muy importantes. Por favor abre tu biblia y meditemos en 1 Samuel 2:12-36. Donde habla sobre los hijos de Elí.

El problema que tenía Elí. Era no tener autoridad sobre los hijos (1 Samuel 2:22-25): A Elí, sus hijos no lo respetaban, no lo obedecían y eso es señal de que no tenía ninguna autoridad sobre ellos. Entonces, si tus hijos no te obedecen ni te respetan, el problema está en la autoridad. ¿No te has fijado cuantos jóvenes se avergüenzan hoy en día de sus padres y se jactan en desobedecerlos?

La raíz de este problema viene de consentirlos y ponerlos en primer lugar antes que a Dios (1 Samuel 2:29): Elí honró demasiado a sus hijos, los prefirió antes que a nada y, según él, los amo. Pero consentir no es amar, al contrario, es maleducarlos.

La mejor educación que se puede dar siempre será aquella basada en Cristo. “Educa a tu hijo desde niño, y aun cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas.” Proverbios 22:6 (TLA)

Te comparto algunos consejos extraídos de la biblia para la educación y corrección de tus hijos:

1.- Ser ejemplo. El ejemplo y testimonio de los padres es muy importante. Los hijos serán el resultado de cómo los enseñes con tu vida. (Tito. 2:6-7)

2.- Debes Disciplinar. Se debe corregir a los hijos con firmeza y sin perder la prudencia. Consentirlos solo avergonzará a los padres. Proverbios 29:15. Nunca impongas un castigo y luego lo olvides, porque de esa forma solo muestras a tus hijos que no cumples tu palabra y que tolerarás sus faltas siempre.

3.- Dedicar tiempo. Es muy importante que pases tiempos y disfrutes con tus hijos.  Lo digo por experiencia propia, la ausencia de los padres en la vida de sus hijos es fatal. 1Timoteo 5:8.

4.- Orar por ellos. ¿Cuántas veces has orado para que Dios te dé sabiduría, buen testimonio y autoridad para educarlos? ¿Cuánto tiempo oras por ellos, para que Jesucristo los cambie, para que los haga siervos útiles, para que le sirvan, y no se alejen de Él?. La oración es solución para que Dios obre en ti y en la vida de tus hijos.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

María-Martín

La motivadora María Marín habla de la crianza de los hijos

En la crianza de los hijos no todo está escrito; sin embargo, en la familia y en el grupo de amistades siempre hay personas que les gusta opinar y criticar acerca de como se deben educar los niños.

Nosotras hablamos con la motivadora María Marín al respecto y citamos los consejos de su sabia abuela Mercedes.

Escucha la entrevista y déjanos tu opinión:

 

familia

Demasiado ocupado

Recuerdo que mis padres siempre estaban demasiado ocupados en su trabajo y casi no tenían tiempo para mí y mis hermanos. Mi papá estaba lejos de nosotros por motivos de trabajo y mi mamá salía todos los días de casa a su fuente laboral. Sólo algunos fines de semanas podíamos compartir y conversar con mi mamá.

La ausencia de ellos afectó mucho mi vida durante bastante tiempo, aunque no hacían faltar nada en casa  y proveían para las necesidades del hogar. Dentro de mí había una gran necesidad de su afecto, cariño y amor. Esta carencia,  a la larga, me llevó a buscar cosas que sacien o llenen ese vacío que había en mí, pero nunca pude encontrar nada, hasta que conocí a Jesús.

Queridos padres, es un peligro estar demasiado ocupados y abandonar a los hijos. Hay muchos padres que están demasiado afanados por ganar mucho dinero y acumular riquezas materiales, y se olvidan y descuidan el regalo (herencia) más hermoso que Dios les ha dado después de la salvación: Los hijos.

La biblia dice: Así que no te desanimes cuando los malvados se enriquezcan, y en sus casas haya cada vez más esplendor.  Pues al morir, no se llevan nada consigo; sus riquezas no los seguirán a la tumba.  En esta vida se consideran dichosos y los aplauden por su éxito. Pero morirán como todos sus antepasados, y nunca más volverán a ver la luz del día. Salmo 49:16-19 (NTV)

No es malo trabajar, lo malo es descuidar, cambiar a los hijos por el trabajo. Hay padres que están tan ocupados en su oficio que llegan a casa cansados y no tienen tiempo para sus hijos. Olvidan que su educación y formación depende de ellos. Deuteronomio 6.

Si tú eres padre de familia, nunca cambies a tus hijos por acumular riquezas, si los demás lo hacen, tú has la diferencia. Porque a larga tus hijos te agradecerán por el tiempo que has invertido en ellos.

“…estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.” Deuteronomio 6: 6-9

Es tu responsabilidad educarlos según los principios y valores de la palabra de Dios, porque un día rendirás cuentas de tus hijos al Rey de reyes y Señor de señores.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

girl

¡Quiero concederte un deseo!

En una ocasión cuando iba de compras con mi mamá me gustó mucho un abrigo, como era costoso, solamente suspire y dije “que hermoso” pasando de largo. Después de un mes llegó mi cumpleaños y ¡Mi mamá me regaló el abrigo! Ella lo compró al día siguiente de escuchar mi deseo y lo guardó para el día indicado. Este recuerdo lo tengo en mi corazón siempre y se asemeja a un episodio que le tocó vivir a David.

David entonces estaba en el lugar fuerte, y la guarnición de los filisteos estaba en Belén. Y David tuvo un gran deseo y dijo: ¡Quién me diera a beber del agua del pozo de Belén que está junto a la puerta!

Entonces los tres valientes irrumpieron en el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén que estaba junto a la puerta, se la llevaron, y la trajeron a David; pero él no la quiso beber, sino que la derramó ante Jehová, y dijo: Lejos esté de mí, oh Jehová, que yo haga esto. ¿No es esto como la sangre de los hombres que fueron con peligro de su vida? Y no quiso beberla. Los tres valientes hicieron esto. 2 Samuel 23:13-17

Se encontraban en tiempo de guerra, sus enemigos habían tomado Belén y David tiene un deseo. No fue una orden, simplemente un profundo deseo exhalado desde el fondo de su ser: “Quién me diera a beber del agua del pozo de Belén que está junto a la puerta!” Ese suspiro fue suficiente para que esos tres valientes se pusieran en marcha ¡qué emoción la de David al recibirlo! tal fue su impacto que no tomó una sola gota porque no se sentía digno, sino que lo ofreció a Dios.

La lealtad y amor que tenían por David los llevó a ir más allá de obedecer, sino de cumplir los deseos de su Rey. Esto me hace pensar que lo mismo debería suceder en mí con relación a los deseos de Dios.

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo. Efesios 4:13-15

Todos los padres desean observar el crecimiento de sus hijos y se enorgullecen al hacerlo, cuánto más nuestro padre Dios en nuestro crecimiento espiritual. El Señor desea que busques ser como Cristo y no un niño. Es decir, que defiendas su palabra como Jesús lo hacía, que tengas comunión con Él, que la gente te conozca como un hombre maduro y de buen testimonio.

Ahora que conoces el deseo del Señor ¡es decisión tuya ir tras el! No importa si es una orden o no, si amas a Dios ¡esfuérzate! ¡Estudia la palabra, ora, congrégate, enséñala y pide que Él cambie tu vida! No importa lo que arriesgues, si tienes que dormir menos o renunciar a algo. Lo que importa es usar tu vida sin reserva por amor y lealtad.

¡Esfuérzate para cumplir el deseo del Rey!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.