Productividad Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Productividad”

Beneficios de la ansiedad

La ansiedad, o aprehensión extrema y preocupación, es una reacción normal a situaciones estresantes. Pero en algunos casos, se vuelve excesivo y puede convertirse en un desorden mental. Pese a que este hecho no parece alentador, la ansiedad tiene alguna ventajas de las cuales no todos saben. Éstas son algunas de ellas:

1. Te ayuda a tener un mejor rendimiento:

El Ph.D. Nick Hobson, psicólogo investigador y profesor en la Universidad de Toronto, y un equipo de estudiosos realizaron un experimento para descubrir si las emociones desagradables ayudan a mejorar el rendimiento. Como resultado, encontraron que cuando las personas se sienten más ansiosas, muestran una mayor activación en el sistema de rendimiento del cerebro en comparación a cuando se sentían menos ansiosas. Según Hobson, esto se debe a que “las emociones negativas desempeñan un papel importante en el sistema de rendimiento del cerebro porque despiertan el disparo neural que permite que el más mínimo problema sea detectado y (idealmente) resuelto”; por lo tanto, la ansiedad puede ser utilizada como un estímulo para la productividad.

2. Incrementa tu motivación y propósito:

Las personas que constantemente sufren de ansiedad aprenden a valorar los momentos en los cuales no se sienten de esa manera. Esto conlleva a que busquen hacer algo más significativo con sus vidas y mejorar las áreas con las cuales no se sienten satisfechos. Además, las personas ansiosas están más propensas a anticiparse a las situaciones; por lo cual, tienen mayores probabilidades de sobrevivir en un momento de riesgo. Un estudio publicado por un grupo de investigadores en la revista Frontiers in Evolutionary Neuroscience afirma que la preocupación puede hacer que la gente no se arriesgue, y esas personas pueden tener tasas de supervivencia más altas. Así, como la inteligencia, la preocupación puede conferir un beneficio a la especie.”

3. Pone a tu cuerpo en un estado de alerta:

Un experimento publicado en la revista Brain and Cognition demostró que la ansiedad más el entrenamiento ayudan a tener un rendimiento óptimo. Los investigadores probaron que la ansiedad te hace confiar más rápido en tus instintos pero más lento para desplegar respuestas no aprendidas. Esto quiere decir que si tienes preparación en un área determinada, la ansiedad pone a tu cuerpo en un estado de alerta y ayuda a tus sentidos a enfocarse. Sin embargo, si no tienes experiencia, la ansiedad hace que tu cuerpo se movilice a una velocidad por debajo de la normal.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

6 consejos para aprovechar tu tiempo al máximo

Si alguna vez has pensado que las horas no son suficientes para hacer todo lo que te gustaría, entonces no estás distribuyendo bien tu tiempo. A veces perdemos el tiempo en cosas que no valen la pena y le restamos minutos a lo que realmente debería ocupar nuestra atención, esto hace que tengamos la ilusión de que no tenemos tiempo, cuando en realidad sí lo tenemos. Una de las mejores maneras de ser productivo es aprovechar los pequeños momentos libres para hacer alguna actividad extra. Éstos algunos ejemplos de cómo puedes hacerlo:

1. Levántate más temprano:

Comienza tu día media o una hora antes de tu rutina diaria. Aprovecha esos minutos extras en hacer alguna tarea pendiente, disfrutar de tu pasatiempo favorito, hacer ejercicio o comenzar ese proyecto que tanto pospones.

2. Reduce el tiempo en la ducha:

Por más que bañarse sea refrescante y bueno para la salud, en ocasiones desperdiciamos mucho tiempo allí. Si te bañas interdiario, no hay necesidad de hacerlo durante una hora. Si reduces tu tiempo en la ducha además ahorrarás agua y estarás ayudando al planeta.

3. Lee en el baño:

En lugar de llevar tu celular al baño, lleva un libro. Incluso si no vas a pasar mucho tiempo allí, es mejor utilizar ese momento para ejercitar tu cerebro con la lectura, en lugar de llevar bacterias a tu celular.

4. Lee un libro o escucha la radio mientras haces fila:

Hacer filas en los supermercados, haciendo trámites, o en cualquier otro lugar, siempre es aburrido y hace que el tiempo parezca pasar más lento. Si sabes que harás fila, lleva contigo un libro, un crucigrama, alguna manualidad, o escucha la radio en ese tiempo. Estas actividades harán que seas más productivo y aprendas algo nuevo.

5. Disminuye el tiempo en que revisas tus redes sociales:

Podrías convertirte en adicto si pasas la mayor parte de tu tiempo revisando tus redes sociales. Para que esto no ocurra, pon un tiempo límite en el cual revises tus notificaciones y navegues en internet. Esto te dará más tiempo libre para que puedas hacer otras cosas y disfrutes del ambiente que te rodea.

6. Llama en lugar de escribir un mensaje:

Cuando haces una llamada conversas sobre el tema de forma precisa y rápida; en cambio, cuando escribes mensajes, puedes pasar horas y horas. Si realmente es un tema de urgencia, es mejor que llames en lugar de enviar mensajes.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 maneras de ser productivo en vacaciones

Después de tener largas jornadas de empleo, las vacaciones son la ocasión perfecta para relajarse, desestresarse y regresar al trabajo con fuerzas renovadas. Sin embargo, estas fechas no deberían ser motivo para no hacer nada, dormir hasta tarde o quedarse todo el día mirando programas de televisión o películas. En cambio, puedes aprovechar los días libres para ser productivo y así tener una vida más plena. Para lograrlo puedes realizar estas actividades:

1. Aprender una nueva habilidad:

Hay muchos estudios científicos que respaldan la importancia de tener pasatiempos. Estos no solo te ayudan a relajarte sino que también a incrementar tu capacidad de aprendizaje. Una vez que aprendes una nueva habilidad, es muy probable que asimiles otra con mayor facilidad. De esta manera estarás más apto para cualquier posible trabajo que te ofrezcan en el futuro o también para que desarrolles mejores capacidades en otras áreas de tu vida.

2. Leer un libro:

La lectura tiene muchos beneficios, uno de ellos es prevenir el Alzhéimer pues mantiene a tu cerebro en constante actividad. Leer un libro en tus vacaciones te aportará nuevos conocimientos y además te servirá como tranquilizante. Puedes buscar el libro que desees y comenzar a leerlo de acuerdo a tu ritmo. Recuerda que ésta es una actividad para disfrutar y que debes hacerlo sabiendo que es para tu propio beneficio.

3. Visitar a la familia y amigos:

Los humanos somos seres sociales por naturaleza y es por ello que debemos mantener constante comunicación con otros, especialmente con aquellos a quienes apreciamos. Es por ello que las vacaciones son el tiempo perfecto para visitar a las personas importantes en nuestra vida y disfrutar de su compañía. Si por diferentes motivos no puedes hacerlo en persona, envía un mensaje o haz una vídeollamada; esta acción será muy significativa para quien lo recibe.

4. Escuchar podcasts o ver documentales:

Aunque hay varias opciones de entretenimiento, es mejor sacar provecho de las vacaciones para informarse de algún tema instructivo. El conocimiento que adquieras por medio de un podcast o documental te servirá en tu vida diaria y además te servirá como tema de conversación con los demás.

5. Hacer un cambio en la casa:

Dedica un tiempo para realizar un cambio significativo en tu hogar, ya sea pintar las paredes u organizar los muebles de distinta manera. Esto te ayudará a ser más receptivo a los cambios y a tener un espacio diferente en tu casa. También puedes organizar  espacios o darle nuevos usos a las cosas viejas. Al hacer esto ahorras dinero y también le das una fresca y distinta apariencia a tu casa.

6. Hacer ejercicio:

Si tu excusa para no hacer ejercicios era la falta de tiempo, ahora ya no tienes pretextos. Procura separar un tiempo para ejercitarte y ser más saludable. No olvides que eres el único responsable del cuidado de tu cuerpo y que si no empiezas ahora, mañana puede ser demasiado tarde.

7. Cambiar de ambiente:

Si tienes la opción de viajar, hazlo a un lugar que esté fuera de tu zona de confort. Si no puedes hacerlo, trata de conocer nuevos lugares dentro de tu misma localidad y aprende todo lo que puedas. Con cualquiera de esas opciones, la idea es no quedarte en casa encerrado todo el día. Usa tus vacaciones para cambiar de ambiente y disfrutar del paisaje exterior.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

3 señales de que estás perdiendo el tiempo

Todos estamos tan ocupados que parece como si no tuviésemos tiempo para hacer nada más. Si se presenta un imprevisto, a veces nos sentimos frustrados al pensar que no tenemos tiempo libre para realizar esa actividad de último minuto. Sin embargo, a veces invertimos nuestros esfuerzos en cosas que no valen la pena, y luego nos quejamos de que no tenemos tiempo. Si hay alguna actividad de la cual no creas que esté consumiendo tus momentos libres, entonces es momento de que evalúes si eso es cierto. Es momento de evaluar en qué estamos invirtiendo nuestro tiempo:

  1. Hacer lo que no se debe: La tecnología nos ha traído muchos avances, pero también nos ha hecho creer que tenemos más deberes de los que hay. Por ejemplo, revisar cosas que no son productivas, consume nuestro tiempo más de lo que creemos. Al suprimir todas estas actividades banales, tendremos más oportunidades de hacer otros deberes que realmente importan. Nuestros días no son eternos, entonces ¿por qué desperdiciarlos?
  2. Hacer lo que menos importa: Es vital dar prioridad a las cosas de acuerdo a su importancia, de lo contrario se pierde tiempo y energía haciendo pequeñas tareas que nos distraen de lo fundamental. No otorgues mayor peso a las cosas pequeñas; en cambio, realiza primero lo que debas hacer, y lo demás vendrá después.
  3. Lamentarse: Si algo no salió bien, de nada vale pensar una y otra vez en ello. Se pierde el tiempo pensando y meditando en aquello que no funcionó, pero se invierte poco en hacer algo. Así que, no seas parte de los muchos que se quedan estancados en sus pensamientos y se niegan a ponerlas en acción.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

4 maneras de evitar la fatiga

Con tantas ocupaciones durante el día, parece que cada vez tenemos menos tiempo y más deberes. Por lo que puede llegar un punto en el cual la fatiga se apodera de nuestro cuerpo y nos quedamos sin energía. Para evitar caer en agotamiento extremo y no abusar de nuestros cuerpos, podemos prevenir la fatiga si practicamos estos cuatro consejos:

  1. Comunicación: Puede parecer poca cosa, pero el interactuar con personas que nos aman es de mucho beneficio para el cuerpo. No sólo ayuda a la estimulación cerebral, sino que también provee aliento espiritual. Pasar tiempo con personas que comparten la misma fe, en familia, o con amigos que puedan ayudarnos, disminuye el estrés, mejora nuestro ánimo e incrementa nuestra fortaleza.
  2. Ejercicio: Contrario a lo que se puede creer, el ejercicio no nos hace estar más cansados, sino que nos ayuda a estar más alertas. La actividad física hace que se liberen las toxinas que son dañinas para nuestro cuerpo, y por lo tanto, seamos más saludables y vigorosos.
  3. Conocer el cuerpo: Nuestro cuerpo nos da señales de que no está funcionando adecuadamente, y no debemos hacer caso omiso. Tomar pequeños descansos entre el trabajo, cambiar ciertas malas rutinas, o simplemente dormir más temprano, ayudan a que el cuerpo se sienta con más energía.
  4. Conoce tu ritmo: No todos podemos realizar las mismas actividades con el mismo resultado que los demás. No te compares con otros y crea tu propio horario de trabajo. No esperes buenos resultados si te sobrecargas de labores. Lo importante es realizar una cosa a la vez, y hacerla bien, en vez de hacer mucho al mismo tiempo y fracasar.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Consejos para ser más productivo

No existe una fórmula que nos indique cómo debemos ser más productivos; no obstante, poner en práctica estos consejos, te ayudará a desarrollar buenos hábitos para ser más productivo.

Elimina los ladrones de tiempo: Tomarnos selfies, decidir qué ropa usaremos, navegar en la Internet sin propósito, u otras actividades que parecen pequeñas, nos roban el tiempo más de lo que nos damos cuenta. Identifica cuáles son esos ladrones de tiempo, haz una lista y calcula los minutos en total. Si suprimes o reduces la duración de éstos, tendrás mayores oportunidades de realizar otras tareas más productivas.

Prioriza las actividades: Si tienes mucho por hacer, entonces escribe una lista de lo que es más importante o de lo que es más fácil de realizar. Luego, desarrolla lo que te sea más fácil. De esta manera, podrás completar todas tus obligaciones, sin olvidar nada.

Organiza un horario: Aunque suene un poco común, realizar un horario es una forma efectiva de ser más productivo. Incluso si no eres bueno siguiendo un itinerario, al menos intenta cumplir las actividades de acuerdo a su importancia.

Un lugar donde seas más productivo: Si estar en casa te hace ser menos productivo, entonces cambia de ambiente. Hay labores que pueden ser realizadas en un lugar donde las personas a tu alrededor te ayudan a concentrarte. Pero si necesitas de silencio, también puedes acudir a bibliotecas o lugares donde no haya mucho ruido. Lo importante es sentirse lo suficientemente a gusto como para trabajar pero no para dar espacio a la pereza.

Prepara todo con antelación: Si tienes mucho qué hacer al día siguiente, haz los preparativos un día antes. te ayudará a reducir el tiempo que inviertas y hasta podrás tener momentos libres para disfrutarlos en alguna otra cosa.

Utiliza herramientas: Si te gusta utilizar la tecnología, haz que sea tu amiga. Hay aplicaciones que te pueden ayudar a ser más organizado y cumplir con tu horario. Por otra parte, tener un cuaderno de notas, o pegar pequeños recordatorios en lugares visibles, te servirán para mantenerte animado y siendo productivo. También puedes pedir ayuda de amigos o familiares, para que te incentiven a dejar de perder el tiempo en cosas no productivas.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Pregúntale a Andrés- Mi marido no quiere trabajar ¿Qué hago?

Andrés

Mi esposo tiene 40 años de edad. Siempre que trato de hablar con él acerca de trabajar se enoja, se cierra y dice que no quiere cualquier trabajo. Vamos para tres años de casados y mi esposo no busca trabajo. En lo único que pienso es en divorciarme. Pienso que, así como estoy viviendo ahora, es peor que cuando era madre soltera. Antes de casarme, solo me preocupaba de mi niña, ¡ahora tengo a otra persona que mantener! Ayúdame, ya no se qué hacer.

Nora

Dallas, TX

 

 

Nora,

Primero que todo, gracias por tu confianza. Me anima que hayas tenido el valor para hablar de tu situación. Este es el primer paso para resolver esta difícil situación en la que estás viviendo. ¿Qué te dice tu marido? ¿Por qué no quiere trabajar? ¿Tiene algún problema físico o mental? ¿En qué trabajaba antes de que te casaras con él? ¿Te ayuda, por lo menos, con los quehaceres de la casa? Se me vienen tantas preguntas a la mente…

Un hombre que no provee por su familia es como dinamita sin mecha, como un teléfono desconectado, como un cero a la izquierda, ¡no sirve para nada! Esto me da en el meritito nervio y me hace hervir la sangre. Es más fácil ayudar a alguien que quiere salir de un profundo hoyo de deudas y no sabe cómo, que animar a una persona desanimada. Es más fácil restaurar la esperanza en una persona que ha vivido mucho tiempo en problemas financieros que hacer trabajar a un holgazán. Me duele mucho lo que estás viviendo porque sé que te causa dolor en el corazón. Tu marido probablemente necesita ayuda profesional, ya sabes, un consejero o algo así; pero de todas maneras quiero ofrecerte mi opinión. Yo realmente creo que el hombre viene equipado para proveer para su familia y cuando no lo hace, cae en depresión. También creo que las mujeres son más fuertes en este tipo de situación y debes ayudarlo. No entres en discusiones fuertes con él, pero si realmente quieres que te ayude con las finanzas, y debería hacerlo, necesitas darle un empujoncito. Trata de enfrentar esta situación no con coraje sino con amor para que cambie. Anímalo a empezar en cualquier trabajo. En este momento, es más importante que él salga de ese fango mental que los ingresos. Yo realmente creo que al empezar a trabajar y llegar a la casa con dinero, la hombría le va a empezar a inflar el pecho. Espero que esto te sirva de algo; me duele no tener una respuesta concreta para ayudarte con eso. Pídele a Dios que te dé fuerzas y sabiduría, y, a él, entendimiento.

Andrés

Send this to a friend