pureza | CVCLAVOZ

All posts in “pureza”

Luchando por la Pureza una Batalla Interna

Dios quiere llevarte a un nuevo nivel de identidad y autoridad pero las luchas internas con tus deseos impuros pueden robarte esta oportunidad.  Cuando deseas servir  a Dios tus deseos se convierten en secundarios y la prioridad se vuelve honrar a Dios, sin embargo muchos anhelando agradar a Dios caen en situaciones en las que no desean estar. El Apóstol Pablo dice: “Porque lo que hago, no lo entiendo; porque no practico lo que quiero hacer, sino que lo que aborrezco, eso hago” (Rom.7:19). La transparente descripción de la lucha interna en los pensamientos del ser humano, no puede ser mas evidente en este versículo. Sin embargo, el hecho de que la palabra de Dios registre esta contradicción nos anima a pensar que cuando se menciona un problema se debe también mencionar una solución. Y la Biblia está cargada de soluciones.

Entonces ¿cómo ganarle la batalla a los pensamientos impuros? Primero entendiendo que Dios nos ha dado un ayudador, el Espíritu Santo y que la santidad no fue diseñada para ser lograda sino para ser manifestada, según el Pastor y consejero Daniel Arbolaez. Algunos puntos claves que te pueden ayudar a vencer la lucha contra la impureza.

-Honra tus relaciones motivado por amor y no por temor.

-La santidad no es odiosa es hermosa (Salmos 96:4).

-El pecado viene débil la primera vez, pero va tomando fuerza. El mejor momento para vencerlo es el inicio.

Escucha la entrevista completa para más recomendaciones.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué tenemos que ser como los niños?

Una de las etapas más lindas de la vida es la niñez, porque no tenemos demasiadas obligaciones ni preocupaciones y la relación con nuestros padres es muy íntima, dependemos completamente de ellos.

Al leer Mateo 18:3 “Les aseguro que para entrar en el reino de Dios, ustedes tienen que cambiar su manera de vivir y ser como niños”, me pregunté: ¿Por qué Dios nos manda a ser como ellos?, de tal manera que identifique algunas cualidades que tienen:

1) Siempre están alegres.

2) Son agradecidos cuando les das algo pequeño o grande.

3) No mienten, siempre dicen la verdad.

4) Creen todo lo que les dices sin dudar.

5) Les cuentan todo a sus papás porque saben que ellos los ayudarán a solucionarán sus problemas.

6) Respetan a sus padres y hacen todo lo que ellos les dicen porque saben que son las personas que más los aman y en todo momento velarán por su felicidad y bienestar.

7) No tienen vergüenza de expresar lo que piensan y sienten.

Podría enumerar más aspectos pero estos fueron más que suficientes para entender que nuestro Padre Celestial quiere que seamos como los niños por la pureza de su corazón; en ellos no hay maldad, en todo momento irradian alegría, vida, ternura y amor.

Llegué a la conclusión de que Dios anhela tener hijos que siempre estén contentos y sean agradecidos por todo lo que tienen; que sean completamente sinceros y le digan cómo se sienten y qué necesitan; que acudan a Él para que los ayude y los oriente en todo momento; que crean y confíen en Él más que en cualquier otra persona; que obedezcan su Palabra y no duden que cumplirá todas sus promesas; y que no se avergüencen de hablar de Él y de todo lo que hizo en sus vidas.

Si diariamente ponemos en práctica al menos una de éstas características, estoy segura que tendremos como resultado un cambio en nuestra manera de vivir, alegraremos el corazón de Dios y nos convertiremos en canales de bendición para todos los que nos rodean.

Confía en tu Padre Celestial al igual que confía un niño en su padre terrenal.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Pureza Sexual…

Por: Lic. Edwin Bello  (Esposo, Padre, Abogado, Autor, Conferencista)

Saludos nuevamente a todos ustedes que defienden día a día su pureza sexual…

Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque entonces el vino romperá el odre, y se pierde el vino y también los odres; sino que se echa vino nuevo en odres nuevos. Marcos 2:22 

Durante décadas, caminé por esta vida dando tumbos, embriagado con el vino viejo de la lujuria sexual. Y de tanto emborracharme con este vino viejo, me convertí en un odre viejo; odre coartado y reseco, llenos de remiendos.  Así, mi embriaguez me despojó día a día de la posibilidad de ser transformado.  ¿Por qué?  Porque me acostumbré a ser odre viejo.  Porque este conformismo con mi atadura de pecado me cegó; me quitó toda esperanza de ser un hombre capaz de cambiar.

Y en mi caminar lleno de tropezones y caídas, no acababa de entender la sencilla pero profunda parábola de los odres y los vinos.  El enemigo me engañó, haciéndome creer que por ser odre viejo, estaba condenado al vino viejo que me desgastó por dentro.  Pero si reflexionas en la parábola de Jesús, verás que su mensaje está tejido con hilos de esperanza.  Ciertamente, un odre viejo no podrá recibir un vino nuevo, porque el nuevo vino romperá el odre desgastado, causando que el vino nuevo se pierda y acabe derramado en el piso.

Pero Cristo nos dice más.  Él también nos dice que un odre nuevo podrá recibir el vino nuevo sin que éste se pierda.  Aún más, en esta simple enseñanza, podemos ver el Amor de Dios por sus viejos odres.  Porque El no quiere que estos odres llenos de sequedad y remiendos se pierdan.  El anhela que estos odres sobrevivan, pero mediante la milagrosa transformación que solo Dios puede hacer en ellos.

¿Puedes ver tu vida reflejada en esta parábola? Engañados y borrachos por el viejo vino del pecado que nos añejó, muchas veces pensamos que podíamos recibir un vino nuevo, con nuestra condición de odres viejos.  Así, vez tras vez, las consecuencias de nuestra embriaguez fueron desastrosas.  Nuestro odre viejo se desgarró.  El vino nuevo se perdió.  Y en lugar de desechar ese odre viejo que nos causó tanta perdición, optamos por remendar la piel rasgada; decidimos poner parchos que nunca curarían la ruptura. Nos resistimos a descartar lo que ya no servía; porque en nuestra negación, pensamos que un remiendo solucionaría el problema.

Pero hoy, las palabras de Jesús vienen a enseñarnos, a confrontarnos con amor, y a darnos esperanza.  Porque no es cualquier persona quien te habla.  Cristo es el Vino Nuevo, el fruto de la vid del nuevo pacto, hecho hombre por amor a la humanidad.  Porque todos éramos odres viejos antes que Él llegara con su nuevo Evangelio.  Porque Él se nos ofreció como el Nuevo Vino que rompió con todo lo pasado.  Pero para recibirlo, Él necesita de ti.  Él necesita que el viejo hombre que te esclavizó sea enterrado para siempre y que un nuevo hombre surja a la vida.

¿Puedes entender ahora la parábola de Jesús?  Porque más que una parábola, Cristo se presenta como el Vino Nuevo que anhela compartirse con la humanidad.  Porque Él anhela llenarte.  ¿Qué tendrás que hacer?  Descarta el odre viejo.  Descarta el vino viejo que embriagó tu vida con la borrachera del pecado.  Aleja de tu boca ese vino viejo que te esclavizó y que erosionó tu pureza hasta convertirte en un hombre débil y lleno de remiendos. Ahora, hoy, tú puedes ser un odre nuevo.  Hoy Cristo está dispuesto a transformarte.

Porque Él sabe que su nuevo vino necesita un nuevo odre.  Él sólo necesita la actitud de un corazón dispuesto y arrepentido; un corazón rendido ante su misericordia.  Entonces, y sólo entonces, serás un odre nuevo; un odre limpio y puro, capaz de resistir el poder restaurador del Espíritu Santo de Dios.  Porque habrás llegado a los pies de Jesús sin falsos pretextos, si disfraz de hombre nuevo tras el cual todavía se esconde el hombre viejo. Entonces, tu odre nuevo, intacto, sin hedor al pasado, sin mancha, estará listo.

¿Qué faltará?  Que abras tu odre.  Abrelo lo más posible y recibe el Vino Nuevo que Cristo te ofrenda; llénate de su perdón restaurador y llénate de su Amor, porque ya nunca más tendrás que ser un odre viejo.  Y dejando atrás la pasada embriaguez del pecado que te ató, embriágate ahora de su presencia transformadora; embriágate de su incomparable libertad.  Sí; anhela este Vino Nuevo con la pasión y el compromiso de un odre nuevo.  Anhela tanto recibirlo, como Él anhela recibirte a ti.

Pide ayuda en El Antivirus o directamente a nuestros email: antivirus@cvclavoz.com o edwinbello.hvhv@gmail.com

Nota: El Ps y Lic. Edwin Bello estará presentando en la edición de Expolit 2015 el taller: “Pureza Sexual ¿Cómo mentorear en la congregación a personas adictas a la pornografía? – Jueves 30 abril 4:30pm  MACC 201

Julissa nos presentó “Creemos”

En medio de su atareada mañana, la cantante puertoriqueña Julissa nos dedicó un rato en El Arranke para actualizarnos de su vida, planes y proyectos.

Uno de esos proyectos es el lanzamiento del tema “Creemos” que forma parte de su nuevo álbum “Me Vistió de Promesas” que fue descrito por Julissa como “los mellizos” porque también está lanzando un libro con el mismo nombre.

Pudimos escuchar por primera vez el tema “Creemos” en medio de esta agradable entrevista. La canción es alegre, movida y con la voz de Julissa es la combinación perfecta para hacerte ver amor y esperanza en un día gris.

Este nuevo álbum es el número catorce en su trayectoria y nos contó que cada una de sus producciones como una manera de compartir con la gente las diferentes etapas y situaciones por las que ha pasado la cantante durante su vida.

No simplemente hablamos de música, también hablamos sobre su rutina de belleza para arreglarse. Por si no sabías, Julissa tiene una completa línea de maquillaje mineral llamada “Pureza”

Escucha toda la entrevista las veces que quieras en el blog del Arranke, sólo busca el show del Miércoles 25 de Febrero. Aquí te dejamos un link directo: http://cvclavoz.com/shows/el-arranke/on-demand/

Sigue a Julissa en las redes sociales:

Twitter: @JulissaMusic

Facebook: Julissa

www.julissa.org

¡Vivir bajo la verdadera Sombra!

Ante la inminente difusión en cines de la película las 50 sombras de Grey justo en el fin de semana que millones de personas aprovechan para celebrar el día del amor y la amistad, he decidido publicar un extracto interesante del contenido que ha ofrecido la autora Shannon Ethridge en su libro “La Falacia de Grey”.

En su manuscrito directo y sin rodeos extraído para este articulo de El Antivirus,  la mentora y pastora Ethridge expone la batalla mental que enfrentamos cada día para manejar las fantasías sexuales.   Las fantasías sexuales y emocionales tienden a revelar ciertas áreas de trauma, quebrantamiento y desilusión que aún necesitan ser sanadas.

Muchas personas, cristianas incluidas, ven sus fantasías sexuales y emocionales como un mapa de ruta hacia donde pueden encontrar la satisfacción que anhelan. Sin embargo, esas fantasías no son un mapa de ruta confiable hacia el futuro; son realmente un mapa de ruta pedregoso e inestable del pasado.  Diariamente enfrentamos batallas mentales ante la llegada de pensamientos sexuales comunes como:

  • salir con un hombre mucho más mayor o una mujer mucho más joven
  • conectar con desconocidos vía ciberespacio
  • fantasías gay y lesbianas
  • fascinación por el placer, el dolor y el poder

Introducido en Génesis, el diseño de Dios para el sexo, más allá de la procreación, es para ofrecer conexión y placer para parejas casadas. Pero también en Génesis hay un bosquejo de siete falacias sexuales que causan discordia, dolor y quebrantamiento. Hay que trabajar a base de esas falacias y ofrecer sugerencias para ayudar a sacar a la luz no sólo el significado que hay detrás de ellas sino también maneras de hacerles frente, sanarlas y encontrar libertad física, emocional y espiritual.

En una reseña interesante la escritora de Cristofono expresó lo siguiente: “Vivimos en una generación que está muy afanada por su alimentación y muy inquieta sobre los alimentos que consume, consciente de que muchos de ellos causan terribles daños y consecuencias, pero lamentablemente no se detienen a revisar el efecto trágico que traen consigo este tipo de alimentos para el alma y el espíritu”.   El libro 50 sombras de Grey es una trilogía de literatura erótica y fantasía sexual que vendió millones de copias en solo semanas después de su publicación y ahora la película intenta ser un éxito en las pantallas de cine en todo el mundo.

Actualmente todo tipo de personas, desde adolescentes hasta mujeres casadas los usan como una enciclopedia o diccionario de sexo.  Lo que muchos no saben es que el mensaje real de esta novela y la película, está tergiversando el plan que Dios diseñó y escribió en la Biblia sobre la sexualidad y el sexo.

Finalmente  lo que decidas hacer es tu responsabilidad.  Sea celebrar el día del amor o de la amistad, acceder a tener intimidad sexual o exponerte al contenido de que ha sido advertido en este artículo, eres solamente tu quien debe manejar sus acciones a la luz del consejo bíblico como lo expresa Romanos 12:2 versión NBLH: Y no se adapten (no se conformen) a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable (agradable) y perfecto.

Nos encontraremos cada día a las 22:00 U.T.C. en El Antivirus.   Puedes escuchar y ver todo lo que hacemos  aquí: http://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

¿Resistir a la tentación?

Todos somos tentados.

Hasta se habla de la tentación como algo tan normal que parecería que algunos se olvidaron que deberían hacer con ella.
Muchos, refugiados en que “Jesús también fue tentado” dejan que la tentación venga tan cerca que se hace imposible retroceder.

Yo no sé cual es tu tentación, quizá tengas más debilidad por el sexo opuesto, más facilidad en caer en la mentira. Tal vez miras a otra persona y no a la que está a tu lado; tienes o has tenido algún tipo de adicción.

Sé que en tu mente todas estas cosas parecen ser más grandes que tú mismo y que en definitiva ni vale la pena pelear porque terminarán ganando la batalla.

Pero tengo buenas noticias para ti: “Las tentaciones que enfrentan en su vida, no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir.” Eso es lo que dice la Biblia acerca de la tentación en tu vida.

¿Cuántas veces hemos escuchado que a la tentación hay que resistir y huir de ella?
Es cierto, ése es el primer paso; pero  también tengo una mala noticia: ¡VOLVERÁ!

La tentación te acecha, te espera, y se hace ver una y otra vez en los momentos que estás desprevenido. Si piensas que ya ganaste con solamente resistir, lamento tener que ser yo la que te diga algo diferente a lo que siempre escuchaste, lamento ser yo la que te diga que eso no te llevará a la victoria.

La tentación no es resistir nada más, sino elegirlo a Él por sobre la tentación.

Si yo tuviera una cartera/billetera llena, y tú tienes la tuya. ¿Cambiarías esa cartera/billetera por la que yo tengo en mis manos, sin saber que hay en ella?

Después de unos minutos de pensar, eliges entregarla y cambiarla por aquella que no sabes lo que tiene, pero parece estar llena de sueños e ilusiones de un futuro placentero.  ¡Y cuando la abres te encuentras que esta vacía!

-Esa es la imagen del pecado. Siempre tiene un sabor amargo al final.

Así que la próxima vez que estés pasando por una tentación, que sientes que no puedes resistir, o que estás resistiendo hace tiempo pero no sales victorioso, recuerda que la única forma de obtener esa victoria es ELEGIR.

La elección no solamente de no hacer lo malo, sino de hacer lo correcto.
La elección de aquel que te dio todo y que venció la tentación, por encima de esa cartera vacía.

 

Una cita imperdible

“Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.” 1 Juan 3:2-3 (RVR1960)

El color blanco expresa pureza y cuando vistes con prendas de este color siempre resalta las más pequeñas manchas que por uno u otro motivo pudieron llegar hasta ahí. Por otra parte, si tienes un acontecimiento social importante estoy segura que harás lo posible para presentarte intachablemente, invirtiendo mucho tiempo en todo lo que en ello implica.

Tú y yo como cristianos tenemos una invitación a un acontecimiento importante con nuestro Creador, una cita imperdible pronta a realizarse, pero este banquete requiere o demanda que vistamos de blanco, no nuestras vestiduras, sino nuestra alma, nuestra vida completa, y aunque el día y la hora nadie lo sabe, sólo Dios,  todos los días debemos estar preparados.

1 de Juan 3:3 dice que “todo aquel que tiene esta esperanza en Él, se purifica así mismo así como él es puro” La motivación para mantenernos puros es que nuestro Padre Celestial también lo es.

El pecado es lo que nos hace impuros, nos mancha el alma y hace que caminemos con como andrajosos, ¿Te imaginas a un hijo de Dios vestido de esta manera? No debería ser así, tendríamos que resplandecer en la pureza y el amor de Dios para ser de testimonio para los que no lo conocen, pero lamentablemente muchas veces esto no pasa.

Por eso es necesario examinarnos a diario, con la ayuda del Espíritu Santo que nos revela cómo estamos, si estamos siendo puros o no. Recuerda que todo pecado, actitud o sentimiento negativo crea una mancha. ¡Tenemos que estar atentos todos los días de limpiar nuestro corazón de toda impureza! Y decir: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” Salmos 139:23-24 (RVR1960)

No perdamos de vista la esperanza de que pronto veremos a Dios, por eso mantengámonos puros, limpios para participar del gran banquete.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Ya estoy lista!

Muchas veces se cree que dar todo de sí mismo, implica entregar y rendir la integridad que Dios ha puesto en cada uno.

Equivocaciones se cometen a diario por falta de conocimiento y madurez.

Las etapas Dios las dispuso para que el crecimiento en todas las áreas fuera completo.

 

Disfruta de este video con la producción y realización de YesHeis

 

¡A limpiar!

Algunas familias suelen establecer un día de limpieza general, durante el cual se disponen a limpiar en profundidad cada rincón de la casa. Haciendo este trabajo, nos damos cuenta que muchas de las cosas que guardamos, ya no nos sirven. También nos encontramos con otras que ni siquiera recordábamos que las teníamos. Cuando al fin terminamos, nuestra mejor retribución es percibir esa fragancia de limpieza y frescura que ahora se respira en la casa.

En nuestra vida espiritual, ¿separamos un tiempo para hacer un limpieza profunda, tal como solemos hacerlo para nuestra casa?

Si así lo hacemos, también nos daremos cuenta que muchas cosas que guardamos en nuestro corazón son inservibles o inútiles,  sólo nos pesan y por lo tanto no nos dejan crecer y avanzar.

También nos puede suceder que nos encontremos con cosas que aparentemente habíamos olvidado, pero que aún están ahí, dañando nuestras vidas, causando dolor y por lo tanto afectando nuestras actitudes y relaciones.

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.” Salmos 51:10. Dios quiere que ordenes tu vida, deja que sea El quien indague, limpie y depure lo que no sirve en ella.

No te resistas a esa limpieza, tal vez duela y demore un tiempo, porque  estamos tan aferrados a algunas cosas por temor o por costumbre, que no queremos dejarlas ir. Si seguimos amontonando más cosas, ¿dónde entrará lo nuevo que Dios está preparando para nosotros?.

Es hora de comenzar esa limpieza, deja que Dios sea quien te ayude a examinar qué cosas te edifican y cuáles deben ser desechadas. Quizás sigues guardando amargas experiencias que nunca pudiste perdonar, o todavía cargas con la culpa de un fracaso. Necesitas el espacio para recibir sus bendiciones, declara hoy mismo que este es tu día de limpieza general.

“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” 2 Corintios 7:1

Dios quiere que tu vida sea un reflejo de pureza y libertad.

Llegó el día de limpieza, ¡manos a la obra!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend