separación | CVCLAVOZ

All posts in “separación”

Danilo Montero: ¿Hasta cuándo se puede pelear por salvar el matrimonio?

Hay muchos factores que pueden destruir un matrimonio, pero cuando se tiene la voluntad de restaurarla, uno debe pelear hasta el final. En Mateo 18:21-22 dice: Luego Pedro se le acercó y preguntó: —Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a alguien que peca contra mí? ¿Siete veces? —No siete veces —respondió Jesús—, sino setenta veces siete.” Este pasaje es una guía para cómo debemos tratar nuestras relaciones con otros.

“Toda relación humana que es importante merece que pelees por ella hasta el final”, afirma Danilo Montero. Asimismo, en este vídeo explica hasta cuándo uno debe de intentar salvar su matrimonio y qué acciones se debe tomar al respecto.

Este contenido fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tips para superar una ruptura amorosa

Las relaciones de pareja se hacen una parte importante en la vida de cualquier ser humano y, es por ello que resultan tan dolorosas y difíciles de superar. En estos casos, la frase más popular probablemente sea que “el tiempo lo cura todo”, pero ¿qué se puede hacer para superar una ruptura amorosa? Éstos son algunos consejos.

La escritura es una manera terapéutica de expresar tus sentimientos. Si quieres decirle algo a tu ex pareja, o manifestar lo que sientes en el momento, puedes escribirlo y guardarlo para ti. Recuerda que la intención de este ejercicio es exteriorizar tus emociones y no atacar a nadie. No publiques nada en tus redes sociales y recurre a otros medios, como por ejemplo, escribir en un diario o un archivo digital al que solo tú tengas acceso.

La música influye en nuestro estado de ánimo más de lo que crees. Si piensas que escuchando canciones de desamor vas a desahogarte, estás equivocado. Proverbios 25:20 dice: “Dedicarle canciones al corazón afligido es como echarle vinagre a una herida o como andar desabrigado en un día de frío.” (NVI) No escuches música que te deprima, sino que te levante el ánimo y te recuerde lo especial y valioso que eres.

La psicóloga clínica, Dr. Jill P. Weber asegura que “cada relación fallida es una oportunidad -no para auto abuso, sino para hacer un balance de los que aprendimos sobre nosotros mismos”. En lugar de pensar en el pasado como algo doloroso, comienza a verlo como una lección. Evalúa qué aprendiste y qué cosas puedes cambiar. Esto será de mucha utilidad en el futuro, no solo para ti, sino también para otros.

Algunos dicen que perdieron la mitad de sí mismos cuando terminaron con su pareja; no obstante, olvidan quiénes eran antes de esa relación. Aunque el hombre y la mujer se complementan en una relación, no son seres incompletos porque Dios no hace medias personas. Recuerda tu vida antes de tu pareja y qué metas tenías. ¡Aún puedes lograrlas!

Un estudio publicado en la revista Public Health Nutrition demostró que las personas que comen comida rápida y productos horneados comerciales son 51% más propensos a desarrollar depresión. Lo que comes influye en tu estado de ánimo; así que, toma el control de tu salud y empieza una nueva rutina de vida. Comienza a comer alimentos saludables, a hacer ejercicio y a preocuparte por tu imagen. “El ejercicio también conduce a la liberación de sustancias químicas cerebrales como los opioides endógenos que pueden crear sentimientos de contentamiento”, afirma la psicóloga, Dr. Melanie Greenberg. Estos pequeños cambios positivos en tu vida tendrán un efecto significativo en la superación de una ruptura.

No te encierres en tu propia tristeza y busca la compañía de personas que te ayuden a distraerte con otras actividades. También puedes hacer comenzar a asistir a talleres, grupos de estudio, reuniones de deporte, o cualquier grupo en donde hayan personas que no conozcas. Esto hará que amplíes tu círculo de amigos e interactúes con otro tipo de personas.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Inseparable

¿Alguna vez te has sentido lejos de alguien querido a pesar de tenerlo cerca? ¿De tus amigos, hermanos, novio o cónyuge? La sensación es triste, porque a pesar de que están presentes físicamente están distantes emocionalmente o afectivamente. Entre muchos de los factores está la falta de comunicación efectiva; y a ésta se define como: el proceso de compartir información, ideas y sentimientos entre las personas a través del habla, la escritura o el lenguaje corporal. La comunicación efectiva se extiende al concepto de exigir que el contenido transmitido sea recibido y entendido por alguien de la manera que se esperaba.

La separación de personas ocurre por un transcurso de sucesos, como una gota que va cayendo sobre una roca que poco a poco se va creando un hueco que podría separarla por completo. En ese entendido debemos estar siempre atentos de mantener relaciones sanas, con mucha empatía, con disposición de tener buena comunicación y sin egoísmo.

Tengamos presente también que no sólo pasa eso con nuestros seres queridos sino también con nuestro Creador. Elalejamiento de Dios con elhombre no estaba planificado, por el contrario, desde el principio Él estableció una comunicación efectiva; pero el ser humano ha quebrantado esa relación, creando así un muro. Pero recordemos que en Génesis 3 vemos que Dios llamó a Adán después de su desobediencia al tomar del fruto del árbol, y preguntó dónde estaba, pues quería escucharlo, saber de su propia boca qué es lo que había pasado, ya que de todos modos el Señor ya lo sabía.

Es así que Dios nos busca para restablecer el vínculo, a pesar de nuestros errores e incluso de nuestro propio alejamiento de su cobertura, hay unos brazos extendidos llenos de amor que aguardan abrazarnos y reanudar la relación de Padre a hijo.

¡Ya no esperes más, vuélvetealguien que es inseparable de Dios!

“El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado.” Salmos 34:18 NTV

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Seamos uno

La unidad es fundamental en las relaciones interpersonales de un grupo que sigue un mismo objetivo. En nuestro caso, todos los creyentes tenemos el mismo propósito y objetivo, glorificar a Dios con nuestras vidas cumpliendo sus propósitos.

La Biblia registra un importante suceso, la promesa de Jesús de enviar al Consolador se hizo realidad cuando creyentes se reunieron en un mismo sentir: “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.” Hechos 2:1-4 La unidad puede alcanzar lo que el individualismo no lo haría.

Lamentablemente la unidad ha estado perdiendo fuerza, empezando en las familias donde los lazos afectivos se debilitan por afanes de la vida que no son enfrentados de manera correcta. También sucede lo mismo en los ministerios o iglesias, donde cristianos luchan solos por transformaciones en sus congregaciones quedando frustrados al no ver cambios.

No siempre estaremos de acuerdo con la actitud o el carácter de los demás, porque somos diferentes; sin embargo, podremos aceptar las diferencias y lidiar con ellas con buena disposición si consideramos que Dios nos llamó a estar ahí por alguna razón,  ya sea para moldear nuestro carácter, el de la otra persona o por otro motivo divino, pero  será para cumplir un propósito.

En Juan 17:21  dice: “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.” A esto Charles Spurgeon dijo en uno de sus sermones: “… [Jesús] intercede por la unidad de los que son salvos, para que siendo salvos, puedan estar unidos. No basta con que cada oveja sea arrebatada de las fauces del lobo; Él quiere que todas las ovejas estén reunidas en un rebaño bajo su propio cuidado. No está satisfecho con que cada uno de los miembros de su cuerpo sean salvados como el resultado de su muerte; Él necesita que esos miembros sean conformados en un cuerpo glorioso.”

La unidad de los creyentes, así también de las familias, es esencial para que la sociedad sea impactada por Dios; busquemos ser sinceros y poner de nuestra parte para que siendo uno con Cristo, seamos uno con su pueblo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Todo tiene su Tiempo!

En mis años de adolescencia en Puerto Rico, se escuchaba en las estaciones de mayor sintonía, una canción titulada “Si yo fuera mujer”.  El contenido de su lírica no pretendía exaltar las virtudes naturales que posee toda mujer diseñada por el Creador.  La melodía, el ritmo y la coreografía en la tarima de cada evento, encendía a las multitudes femeninas que brincaban, cantaban y celebraban el mensaje revolucionario de este innovador tema musical.  La canción inyectaba suficiente histeria para desear ser libres de las restricciones que la sociedad masculina tenía sobre ellas.  Abiertamente se promovía la satisfacción sexual, la libertad a la infidelidad, la guerra al machismo, la exigencia a la igualdad, la soltería vitalicia, incluso la venganza contra el hombre que intentara dominarla.  Curiosamente esta canción era interpretada por un hombre muy respetado en nuestro País.

El resultado fue nefasto a largo plazo.  La rebelión del supuesto “sexo débil” tuvo consecuencias muy grave por causa de un mensaje distorsionado.  Según expertos en la conducta sexual y social, para finales de los años ’80 a los ’90, la cantidad de embarazos no deseados aumentó las estadísticas en la categoría de madres solteras, sin obviar el incremento en la práctica de abortos.  Los divorcios por razones de adulterio se dispararon, estableciendo una nueva opción a la moral.  Un hombre indujo a toda una generación de adolescentes a revelarse contra el supuesto esquema que las tenía restringidas.  Según su mensaje acompañado de guitarras, coristas y efectos de luces, las chicas debían ser libres para vivir la vida loca, como cantaba otro paisano.  Irónicamente todavía vemos alrededor del mundo las festividades dedicadas al día, la semana y al mes que celebra lo que las mujeres han logrado en los pasados 100 años.  Sin embargo,  hay problemas serios contra las mujeres que muchos intereses, entre ellos políticos, económicos y religiosos evitan atender y resolver.

En las ediciones de El Antivirus conversando con los colaboradores que nos instruyen cada semana, he llegado a la conclusión que ser mujer es un privilegio único y de gran valor.  En algunas ocasiones he declarado que a veces las mujeres buscan su valor en lugares equivocados.  Dialogando con estos excelentes comunicadores en sus respectivos segmentos en CVCLAVOZ,  he sido retado a ver en las mujeres que Dios ha puesto en mi caminio, sus mayores cualidades en sus vidas.  Es brutal el nivel de presión cultural bajo el cual viven muchas que desean cumplir con el propósito para el cual fueron creadas.   Soy de los hombres que entiende, que las “Eva” fueron diseñas a la imagen perfecta del Diseñador por excelencia.  He expresado que él está  muy complacido y satisfecho de las exclusivas características que poseen las “Varonas”.

Solo falta preguntarte a ti que lees este nuevo artículo,¿ si estas contenta de lo que eres?. Tu existencia tiene un proceso que conlleva etapas y niveles para completarlas.  Evita adelantarlas y ocúpate de realizarlas en su  momento oportuno.  Magistralmente lo explica el mensaje de Eclesiastés en su capítulo 3 en el Antiguo Testamento, cuando nos exhorta a vivir paso a paso el desarrollo de la vida.

Hoy deseo inspirarte a descansar y a refugiarte en la compañia ilimitada de Dios nuestro Padre.  Las Escrituras revelan que su dirección te llevará por buen camino y te impulsará a ejercer sabiamente decisión que tengas que ejercer.

Vive libre, esplédida, regia pero siempre recuerda que ‘Todo tiene su tiempo”.

 

¿Aburridos en la cama?

Aun cuando parezca extraño existe un alto porcentaje de matrimonios que luego de años de fracasar en arreglar este tipo de problemas, llegan implícitamente o explícitamente a no querer tratar el tema.

Arriban a un acuerdo tácito para no tener relaciones sexuales, pero siguen unidos a través de otros compromisos y estos son los llamados “Matrimonios sin Sexo”. Un matrimonio disfuncional, además, de no formar sexualmente una unidad matrimonial, no constituye un matrimonio. El Dr. Aquiles Fuenmayor, dijo una vez en El Antivirus, que “la sexualidad no es lo único que cuenta en el matrimonio pero sin ella, el matrimonio es una relación que ha perdido parte importante de su identidad”.

El hecho que la relación sexual se haya deteriorado en la pareja no significa que el  “ deseo sexual” haya desaparecido. Al dejar de tener relaciones sexuales el impulso sexual no muere. Debemos reafirmar que el organismo está diseñado y, construido para el placer de las relaciones sexuales. Ellas son benéficas durante toda nuestra vida. Fue el mismo Creador el que dijo “que era bueno lo que Él había hecho”.  En contrapartida las fallas en las relaciones sexuales llevan a ansiedad, sensación de fracaso, frustración y depresión. Una vida matrimonial sexualmente sana, hace que nos sintamos bien, positivos, eufóricos, en cambio la mala relación sexual nos hace sentir mal, y nos expone a peligros.

Los problemas sexuales son tan comunes que constituyen una de las principales quejas en la mayoría de los matrimonios. Sin embargo, el hecho de ser comunes no les resta importancia. Todo lo contrario: las dificultades sexuales suelen repercutir en otras esferas de interacción de la pareja y al revés: pueden ser consecuencia de otros problemas de relación matrimonial. Algunas parejas incluso pueden tolerar inconvenientes sexuales en forma exitosa, aislándolos del resto de su relación, donde se mantienen la intimidad emocional y otros aspectos positivos.

Cualquiera sea la situación, es vital comprender que las disfunciones sexuales nunca tienen una sola causa, y normalmente obedecen a múltiples razones, de diversa índole. Algunas disfunciones, como la inhibición del deseo sexual, por ejemplo, aparecen más asociadas con las presiones, exigencias irreales y sentimientos negativos hacia el otro conyuge.

Además, ciertas personas tienden a usar los problemas sexuales en la relación de pareja, como un arma para obtener ventaja en la lucha por el poder, o como un medio para evitar ser controlado, desaprobado o abandonado. Por otra parte existe una gran ignorancia sobre el tema y esto crea mitos como: “Todos los hombres y mujeres normales desean tener relaciones sexuales incesantemente; todos se pueden excitar y satisfacer con facilidad; la excitación espontánea se debe dar siempre, en forma automática; el juego amoroso siempre debe terminar en la cópula”.

No sin razón dice el registro bíblico que el pueblo y por supuesto los matrimonios perecen por falta de conocimiento (Oseas 4:6).  Existe mucha información bíblica sobre este tema que hemos desestimado y por lo tanto los resultados son obvios y destructivos. Volvamos a la senda antigua, y repasemos el plan sexual de Dios y entonces redescubriremos el valor de una vida matrimonial sexualmente sana y victoriosa.

Escucha al Dr. Aquiles Fuenmayor, en el segmento “Dos Son Mejor Que Uno”, cada miércoles en El Antivirus a través de www.cvclavoz.com   Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: http://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!  CVCLAVOZ

 

 

 

¡No te cases… evita esa trampa!

¿Qué no me case? ¿Por qué? ¿Será posible una idea tan ilógica?  ¿Está bien de la mente? ¿Tiene un tornillo flojo? ¿A quién se le puede ocurrir semejante propuesta ilógica,  absurda y anti- bíblica? ¿Amaneció bien?  ¿Desayunó el Rafa antes de empezar a escribir semejante tema?

Entiendo que esta idea sugerida puede resultar descabellada y sin sentido para algunos, pero estoy convencido que tiene su explicación justificada.  Al terminar de leer mi planteamiento llegarás tal vez a la misma conclusión y seguiremos siendo hermanos y amigos a pesar de la distancia. Cuando hablamos de casarnos, vivir juntos y empeñar nuestras vidas para siempre, resulta ser un asunto extremadamente serio.  Estúpido e ignorante sería tomar una decisión transcendental como el matrimonio, sin evaluar todas las responsabilidades que implica tan divina acción.

Jamás estaré a favor de la inmediatez nupcial, una improvisada boda o la determinación del casamiento sin considerar cuan preparados estamos para jurar fidelidad perpetua ante el ministro, el sacerdote o el representante civil en nuestros países.  Convivir sexualmente bajo el mismo techo o en la misma alcoba de la casa de algún familiar, o casarse por un embarazo inesperado a causa de una noche de pasión no justifica una ceremonia de tan alto nivel.  Muchos celebran estar juntos pero no casados por si acaso pasa algo.  Incluso es incongruente correr de la noche a la mañana a las famosas capillas en zonas metropolitanas del mundo. Con solo analizar las estadísticas en la última década,  el divorcio afectó a todo tipo de personas sin discriminar por edad, raza, etnia, religión, nivel académico o financiero.

Mis 15 años de matrimonio me han ayudado para pensar lo siguiente: “Cuando la planificación no es protagonista en nuestra vida, aún las cosas placenteras se complican”.  Por supuesto, y estoy de acuerdo contigo que mi experiencia no tiene que ser el marco de referencia para las acciones de otros.  Ahora bien, sería insensato  sino tomo en consideración las evidencias que existen o los resultados evidentes, disponibles aún con el toque de un botón en nuestro teclado cibernético.

Aquí valiosa información provista por la fuente Megazine.co:

*El divorcio se ha convertido en algo común, tanto en los Estados Unidos y alrededor del mundo. Según las estadísticas de divorcio, se estima que entre el 40 por ciento y 50 por ciento de los primeros matrimonios terminan en divorcio en los Estados Unidos. En algunos países, las tasas de divorcio de los primeros matrimonios superar el 50 por ciento. Segundo y tercer matrimonio en los Estados Unidos es incluso más elevada tasa de divorcios. Según las estadísticas, los segundos matrimonios fracasan a una tasa del 60-67 por ciento, y terceras nupcias fracasan a una tasa del 73-74 por ciento.  De acuerdo a las parejas divorciadas, la razón número uno se debe a la falta de comunicación o mala comunicación. La segunda razón más citada para el divorcio son los conflictos marciales y argumentos. En tercer lugar, muchas parejas divorciadas dicen que la infidelidad llevó al divorcio. Si bien estas son las principales razones citadas para el divorcio, las estadísticas muestran que hay varios factores subyacentes que contribuyen a esta tendencia. Estos factores incluyen, pero no se limitan a: edad, educación, ingresos, religión y convivencia.

Después de reflexionar en las estadísticas del divorcio, afirmo mi invitación  que “No te cases … ANTES  del momento adecuado”.  Prepárate y edúcate antes de tomar esta decisión tan importante.  Definitivamente que patrocino el matrimonio.  Promuevo y defiendo el casamiento entre un hombre y una mujer.  De mi parte te deseo lo mejor y que junto con tu futuro cónyuge puedan vivir FELIZMENTE CASADOS.

Muy bien lo declara la Palabra divina en Eclesiastés 4:9.

Puedes escuchar y puedes ver todo lo que hacemos  aquí: http://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/   ¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

Vuelve a su lado

Ayer, mientras almorzaba, veía algunos noticieros y me sorprendió bastante ver que la mayoría de las noticias estaban relacionadas a accidentes, enfermedades, robos, asesinatos y homicidios. Al escuchar los testimonios de algunas personas me preguntaba ¿cuál era el origen de todo su sufrimiento? La respuesta que vino a mente fue el haberse apartado de Dios.

La maldad de las personas va aumentando cada día más porque no temen a nuestro Creador ni cumplen sus mandamientos, viven sólo en función a sus deseos y necesidades, sin tomarlo en cuenta en ningún momento de su vida. Esta figura la asemejo con una hoja que apartada de su árbol se seca y muere. Lo mismo sucede con nosotros, apartados de Dios, morimos espiritualmente y dejamos de ser conscientes de nuestros actos y decisiones, de modo que terminamos lastimando a todo aquel que nos rodea con tal de alcanzar nuestros objetivos personales.

Hoy es un buen día para que analices cómo está tu relación con tu Padre Celestial, porque posiblemente la causa de todos tus problemas se origina en haberte apartado de Dios y haber perdido esa intimidad que te mantenía unido(a) a Él.

El único responsable del crecimiento espiritual es uno mismo; por esa razón es que cada día debes anhelar conocer más a Dios a través de la oración y la lectura de su Palabra, pero también debes ponerte de rodillas para buscar su dirección y la llenura de su Santo Espíritu, pues sólo de esa forma verás cambios profundos en tu manera de pensar, mirar, actuar y hablar. Si permites que Él te guíe, no cederás tan fácilmente a la tentación ni permitirás que el mundo contamine tu mente y corazón.

Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pueden pedir lo que quieran, ¡y les será concedido! Juan 15:7 (NTV)

La recompensa de permanecer cerca de Dios traerá a tu vida mucha bendición, protección y el cumplimiento de todos los anhelos de tu corazón.

Recuerda, separados de Él nada podemos hacer.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

3 Consejos para una Mujer Después del Divorcio

En estos tiempos, donde las rupturas de los matrimonios va en aumento, ya sea porque uno de los cónyuges perdió el interés y no quiso luchar más por el compromiso y amor que los unió; o porque ambos decidieron no continuar juntos. Cualquiera que sea el caso, el resultado lleva a lo mismo: al fracaso de la relación. Si esta es tu situación, de una mujer que pasó por el divorcio,  sabes que Dios te ama incondicionalmente, y está interesado en cosas venideras para ti y tus hijos. El pasado ya es historia, pero hoy tienes la oportunidad de empezar de nuevo y construir un mejor futuro, sólo tienes que estar dispuesta y ser sensible a lo siguiente:

1) Sana tus heridas

Cualquiera que sean los motivos de un divorcio, el poner fin a algo que con tanta ilusión se pensó un día que sería “hasta que la muerte los separe”, es algo muy doloroso; incluso si aún ya no hay amor, para muchos es traumático el final de lo que una vez fue una historia de amor. Por ello, el simple hecho de la firma final que anula el contrato matrimonial provoca una serie de sentimientos encontrados. Como puede ser culpa, frustración, tristeza, coraje, lástima, impotencia y dolor, por la pérdida de la relación; cómo haya sido, el sentimiento es de pérdida, incluso comparable con el sentimiento de la muerte de un ser querido.

Es inevitable que un divorcio deje heridas en el alma, algunos en menor o mayor grado, pero heridas al fin. No importa cuánto tiempo haya pasado desde que te divorciaste, si no sanaste a tiempo, a veces las heridas aparecen y se arraigan con el pasar de los años. Así que busca sanar, primero refugiándote con nuestro Padre celestial, quien dice: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, yo les daré descanso” (Mateo 11:28).

La capacidad sanadora de Dios, va más allá de lo físico. De su mano puedes encontrar paz, reconciliación y perdón a ti misma y hacia los demás. Con El, puedes dejar de sentirte culpable, o culpar. En segundo, puedes buscar ayuda para sanar las heridas emocionales, ya sea de un profesional como un psicólogo u orientador familiar, o alguien capacitado de tu iglesia.

2) Ayuda a tus hijos

Una madre, encontró a su hija escribiendo una carta a Dios, donde le decía: “Querido Dios, gracias por curar mi enfermedad tan extraña que mis papás no supieron explicarme, pero quisiera pedirte unos días más en cama, si es necesario volverme a enfermar, porque es cuando al fin, desde que ya no están juntos mamá y papá, pude verlos platicando de una manera serena y sin pelear, sin decirse palabras feas uno del otro, al contrario, los vi preocupados y hasta orando juntos por mí”.

Esta carta, dice mucho del corazón de un hijo, que daría lo que fuera porque sus padres llevaran una buena relación. Que una enfermedad no sea el medio para que tu ex y tú se lleven bien; no sólo de ‘hola y adiós’; si no donde realmente papá y mamá, a pesar de su ruptura, pueden volver a convivir, es el ideal de un hijo de padres divorciados.

Aunque para muchos es difícil, porque puede haber un historial de reproches y resentimiento, esta decisión de mejorar la relación, no es por ti, ni por él, es por el bienestar emocional de tu hijo. Recuerda que los hijos también sufren la pérdida cuando uno de los cónyuges se va, sin que lo merezcan, se les ha negado el derecho de tener a sus padres juntos, amándose y respetándose.

Después de un divorcio, lo menos que se puede hacer por ellos es absorberle las devastadoras consecuencias. Recuerda, hazlo por ellos, y así no van a tener que hacerla de mensajeros, ni escuchar hablar mal uno del otro. Podrán disfrutar de vez en cuando días importantes con los dos juntos, en su cumpleaños, día del padre, día de la madre, navidades u otros. Su ruptura no tiene que seguir lastimando su corazón.

3) No te precipites

Muchas personas después del divorcio, se involucran muy rápido en otra relación, incluso unos hasta antes de separarse. Por el bien de tus hijos, es importante que respetes su duelo de pérdida y no te apresures a presentarle a otra pareja de manera inmediata.

Separa tu vida amorosa de tu vida familiar hasta que te asegures que tu nueva relación es en serio. El tiempo que más puedas prolongar esta situación, mejor para ellos, principalmente para las mamás que tienen varones, porque son más celosos y el hecho de ver a mamá con otro hombre que no sea su padre les cuesta más trabajo aceptarlo.

Mejor busca el momento prudente para todos, pero sobre todo siempre recuérdales que tanto tú como su padre los amarán por sobre todas las cosas.

Send this to a friend