solteros Archives - CVCLAVOZCVCLAVOZ

All posts in “solteros”

Cuando tus amigos se casan y tú sigues soltero

Ser invitado a una boda y estar soltero, a veces es una mala combinación. Por más que uno se sienta feliz por los novios que va a contraer matrimonio, en ocasiones, estos eventos pueden traer consigo sentimientos de soledad, tristeza y vergüenza. La doctora Cortney Warren explica que, en parte, estos sentimientos negativos son causados porque la sociedad califica como «deseadas» a las personas que tienen pareja, y «no deseadas», a las que siguen solteras. Aunque estas categorizaciones son erróneas, hay medidas que uno puede tomar para evitar que los pensamientos dañinos nos inunden cada vez que uno asiste a una boda. Éstos son los consejos de la Dra. Warren:

1. No tienes que asistir a la boda:

Si crees que no estás emocionalmente preparado para afrontar un evento de esa naturaleza, entonces lo mejor es que no asistas. En lugar de alejarte de todos y no compartir la alegría de la pareja, es mejor que hagas llegar tus felicitaciones y buenos deseos en otro momento.

2. Prepárate para los momentos emocionalmente difíciles:

“Piensa en las situaciones que serán más difíciles antes de llegar al evento en sí y ten un plan en su lugar”, recomienda la Dra. Warren. Esto implica tomar un momento para examinarte y pensar en qué es lo que te afecta más, ¿tal vez es la música? ¿ver a los novios caminar al altar? ¿cuando los novios dicen sus votos?
Una vez que hayas identificado esos momentos clave, establece un plan que te ayude a llevar esa situación con normalidad.

3. Enfócate en ti mismo:

En lugar de enfocarte en que no tienes pareja, concéntrate en ti mismo, en lo valioso y especial que eres. “Esta es una oportunidad para que te vuelvas más seguro como una persona independiente y soltera”, afirma la Dra. Warren. Ella también dice que si te presentas con confianza y haces ver tu vibrante personalidad, incluso podrías llegar a conocer a alguien en la boda.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo dejar de tenerle miedo a enamorarte?

“No encontraré a nadie que me ame.” “No quiero enamorarme.” “Me quedaré solo (a) toda la vida.” “El amor te hace sufrir.” “Ya me resigné a quedarme solo (a).” “Ya se me pasó el tren.”

Cuando tienes una mala experiencia con una relación amorosa pasada, o cuando te sientes presionado porque aún no tienes una pareja, o cuando por algún otro motivo tienes miedo de enamorarte, estás perdiendo la oportunidad de conocer a la persona adecuada para ti. Puede que creas que esto no es así, pero los seres humanos no fuimos diseñados para estar solos. Si bien hay personas que han permanecido solteras toda su vida y han sido muy felices, ellos representan más bien una excepción a la regla. El plan de Dios es que encuentres a alguien con quien compartir tu vida y demuestres amor.

Sin importar la edad que tengas, es momento que dejes de tenerle miedo a enamorarte y tomes la decisión de decirle al amor; para ello, considera lo siguiente:

1. Identifica tu miedo:

Piensa qué es lo que te causa temor a enamorarte, ¿una relación fallida? ¿algún antecedente familiar? ¿un trauma de la niñez? ¿el rechazo de alguien? Cuando identifiques qué origina tu miedo, entonces comienza a trabajar en él. El miedo paraliza, y si no decides actuar ahora, puede que mañana sea demasiado tarde. Es natural tener miedo a que nos hieran, jueguen con nuestros sentimientos, o no seamos correspondidos; sin embargo, al igual que todo en la vida, uno debe arriesgar si quiere tener éxito en algo.

2. Ora:

No subestimes el poder de la oración. Dios entiende por lo que estás pasando y está dispuesto a darte la paz y las fuerzas que necesitas para enfrentar este miedo. Él creó a la humanidad, y por lo tanto, comprende las aflicciones y angustias por las que pasamos. Así que, ora con mucha frecuencia y deja todas tus preocupaciones en Sus manos.

3. Habla con alguien:

Cuando haces comentarios como los mencionados al principio, estás poniendo una pared que te separa del resto. Mostrar tu lado vulnerable no es algo malo. De hecho, esto hace que las personas te entiendan mejor y te ayuden. Conversa con alguien sobre tu temor a enamorarte y no te avergüences de hablar sobre el tema. Verás que las cargas son más ligeras si se llevan entre dos.

4. Haz nuevas amistades:

No esperes que en el minuto que decidiste darle una oportunidad al amor, consigas pareja. A veces el amor llega haciendo mucho ruido, pero en ocasiones también es silencioso. Mejor dicho, puede que conozcas a tu futuro cónyugue y te enamores a primera vista, pero también puede que te des cuenta que amas a alguien después de años de ser amigos.
Construye amistades sanas y conoce a diferentes tipos de personas. Esto te ayudará a perderle miedo a desarrollar sentimientos por alguien y a que se te haga más sencillo encontrar al amor de tu vida.

5. Sé abierto a nuevas posibilidades:

Si esperas que la persona perfecta aparezca, entonces morirás solo. Debes aprender a ser comprensivo y aceptar que todos tenemos virtudes y defectos. No rechaces la oportunidad de conocer a alguien solo porque “no es tu tipo”; en cambio, procura mantener una mente abierta al momento de interactuar con otras personas.

6. No te desesperes:

El amor llegará, tal vez sea mañana, o en dos años, pero lo hará. De seguro que has escuchado repetidas veces que debes ser paciente y esperar el tiempo correcto; sin embargo, esperar no quiere decir quedarse de brazos cruzados sin hacer nada. Tu pareja no llegará como si fuera pizza a domicilio; también debes poner de tu parte y conocer nuevas personas y desarrollar relaciones más profundas con ellos. Recuerda mantener una actitud positiva y optimista, pues, si caes en el pesimismo, estarás retrocediendo en lugar de avanzar.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Citas por internet: Tips para mayores de 45

Comenzar una relación amorosa tiene sus propias complicaciones de acuerdo a cada persona, y éstas pueden cambiar conforme al paso del tiempo. Cuando uno tiene más de 45 años adquiere obligaciones que, de una u otra forma, ocupan la mayor parte de los momentos libres; los cuales hacen que la búsqueda de una pareja se convierta en una cuestión de poca o nada relevancia. Sin embargo, para quien esté dispuesto a encontrar el amor, la edad no es un impedimento.

Una de las herramientas con las que esto se puede lograr es mediante las citas por internet. Aunque algunos se resisten a intentarlo por diferentes motivos, hay muchos testimonios que comprueban que sí se puede conocer a la pareja ideal por medio de internet. Hay miles de páginas web que ofrecen servicios gratuitos y pagados donde se puede conocer personas que están interesadas en iniciar una relación formal. Si deseas aventurarte en el mundo de las citas en línea, éstos son algunos consejos que te servirán:

Antes de completar tu perfil:

Es bueno que te evalúes y veas qué es lo que estás buscando en una relación. Si no tienes claros tus motivos, tampoco sabrás qué obtener. Es por ello que la trabajadora social clínica Susan Pease Gadoua, aconseja practicar este ejercicio: “Con el fin de obtener claridad en lo que estás buscando, a veces puede ser útil hacer una lista de cómo has cambiado, además de cómo lo que estás buscando ha cambiado.”

Al completar tu perfil:

La importancia que le das a la descripción sobre ti mismo debe tener el mismo énfasis en tu descripción con respecto a tus expectativas en una relación. Recuerda que tu perfil es lo primero que los demás verán de ti, y la impresión que dejes es muy importante. Tampoco reveles demasiada información, y guarda detalles para discutirlos en una conversación. También recuerda que debes elegir una fotografía actual tuya que muestre tu personalidad y donde estés sonriendo, pues, los demás se verán más fácilmente atraídos a ti si tu rostro refleja alegría.

Después de publicar tu perfil:

Pease Gadoua dice que la clave de conocer personas por internet es no darte por vencido. Incluso si eres rechazado una, dos o tres veces, debes ser paciente y tenaz en tu misión. Ella afirma que si amplías el número de personas con las cuales interactúas, tendrás más posibilidades de conocer a tu potencial pareja: “Citas y conocer a otros a través de Internet puede sentirse incómodo al principio, pero, al igual que todo, cuanto más lo haces, más fácil se vuelve.”

Es importante recordar que no todos son honestos con respecto a su información, así que procede con cautela y asegúrate de establecer largas conversaciones con alguien antes de confiar algo personal.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Solteros: Cómo sobrevivir el 14 Febrero

Probablemente el 14 de Febrero sea la peor fecha para estar soltero. Por donde uno mire, se ven parejas felices, corazones, frases y canciones románticas; y en general, cualquier cosa que haga alusión al amor entre pareja. Esto puede ser un poco desalentador para aquellos que aún no tienen con quien compartir este día, o para los que recién han terminado una relación amorosa. En ambos casos, este día puede traer sentimientos de soledad y tristeza. Sin embargo, esta situación no tiene por qué ser así. De hecho, puedes tener un gran Día de San Valentín estando soltero. Éstas son algunas maneras en que puedes hacerlo:

1. Evita las redes sociales:

Es común que el 14 de Febrero las redes sociales estén plagadas de publicaciones y comentarios alusivos a las parejas; y si no quieres ver todo eso, es mejor que ese día te alejes de internet. Esto no solo te ayudará a no sentirte mal por no hacer lo que los demás hacen, sino que también evitará que publiques comentarios de los cuales puedes arrepentirte después. Además, siempre es bueno tener un momento lejos de la tecnología y deleitarse de la naturaleza.

2. Disfruta de tu pasatiempo preferido:

Cualquier oportunidad es buena para hacer lo que a uno más le gusta; y éste día no es la excepción. Así que, practica tu pasatiempo preferido. También puedes ver una película en casa e invitar a algunos amigos para que lo vean juntos. Otra opción es inscribirte en algún curso que te enseñe una nueva actividad o habilidad. Esto te ayudará a crecer como persona y a descubrir posibles talentos escondidos.

3. Organiza una reunión para otros solteros:

14 de Febrero es el día del amor y la amistad, pero por alguna razón, se le da más importancia al amor de parejas que a la amistad. Tú puedes cambiar esto invitando a tus amigos a una pequeña reunión privada, o también asistiendo a  un evento exclusivo para solteros. Esto es una buena ocasión para conocer a más personas y pasar un buen rato.

4. Come tu comida preferida:

Si te gustan los chocolates éste es el mejor día para comprarlos, no solo porque están en descuento, sino también porque es una manera de auto agasajarte. Si te gusta cocinar, puedes preparar tu comida preferida y disfrutarla solo o en compañía de tus amigos o familiares.

 5. Cómprate un regalo:

¿Hay algo que siempre hayas querido tener pero nunca te animaste a comprarlo? ¡Éste es el día para hacerlo! Dar regalos a otros es importante porque demuestras cuánto te importan y el valor que tienen para ti. No obstante, también es bueno que de vez en cuando, te estimules con pequeños regalos. Éstos no tienen que ser necesariamente costosos, sino que deben ser significativos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

De la Soltería al Matrimonio: Aligera tu equipaje 1

Todas las personas viajamos por la vida con asuntos sin resolver, pues preferimos guardarlos en nuestro equipaje que enfrentarlos. Esto hace que no nos demos cuenta que la raíz de muchos de los problemas que tenemos en la forma de relacionarnos en el presente se encuentra en el pasado; cargamos con creencias erradas acerca de nosotros mismos, actitudes destructivas y reacciones negativas que están basadas en patrones de respuesta aprendidos durante la infancia.

La realidad es que cualquier cosa dañina que haya en nuestro corazón de la que no nos encargamos, se extenderá y contaminará todo nuestro ser, así como todo lo que está a nuestro alrededor y sobretodo nuestra relación con Dios y con los demás. Es por esto que la soltería es la etapa perfecta donde podrás lidiar con asuntos no resueltos para lograr una salud emocional y aligerar tu equipaje antes que un matrimonio sólido y saludable pueda ser edificado.

Muchos estudios han indicado que los matrimonios más saludables son los formados por dos personas que han podido experimentar una niñez saludable. Pero seamos sinceros, no todo el mundo tiene el privilegio de crecer en un hogar saludable. La paternidad no es una carrera profesional que se pueda estudiar en una universidad, es una cuestión de ensayo y error, así que los padres muchas veces nos equivocamos y fallamos. Nuestros padres posiblemente repitieron los mismos patrones negativos para criarnos que aprendieron de sus padres, así como nosotros repetiremos los mismos patrones negativos con nuestros hijos si no hacemos algo para cambiarlos. Pero, entonces ¿qué puedes hacer para que aunque no hayas experimentado una niñez saludable estés saludable para formar un matrimonio sano y perdurable? La buena noticia es que puedes decidirte a cambiar las interpretaciones no saludables que recogiste en tu niñez y de esa forma aligerar tu equipaje al matrimonio.

Puedes comenzar a sacar cosas que no sirven de tu equipaje y para ello debes comenzar por resolver… te estaré dando los puntos en la segunda parte del articulo; por ahora mándame tus comentarios y opiniones de cuales crees tu que son esas áreas que aligeran tu equipaje.

(Espera la conclusión de este artículo la próxima semana)

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Paralelo | 05 de Noviembre

Benjamin Parra, comparte con la audiencia de Mas Vale Tarde sus pensamientos, en esta ocasión, sobre las decisiones acerca de estar solo y presenta una defensa sobre ella, ya sea de manera temporal o permanente.

Lee el articulo completo aquí: http://cvclavoz.com/blogs/opinion/defensa-2/

Mitos de la soltería

Con el paso del tiempo las generaciones cambian y con ellas sus prioridades, veamos cuales son los mitos que no nos dejan disfrutar de esta gran etapa de vida

  • Si estas soltero, es porque algo malo debes tener
    Lamentablemente aunque muchas personas no lo digan, lo piensan. Y no hay nada más lejos de la realidad que eso, porque la soltería es un estado civil, no una condena.
  • No vas a estar completo hasta que encuentres a tu otra mitad [No sos una fruta]
    La realidad es que hasta que no aprendas a vivir bien contigo mismo, va a ser medio difícil que puedas compartir tu vida con otra persona, y déjame recordarte que no andamos por la vida con la mitad de las cosas, si una persona llega a tu vida es para complementarte (potenciar lo bueno que tengas).
  • Te vas a terminar quedando solo
    Disfrutar los tiempos de soledad no es malo, de hecho existen personas casadas que están más solas que cuando estaban solteras. Sentirse solo y estar soltero son dos cosas completamente distintas. Alguien afirmo una vez que la felicidad está dentro de uno, no al lado de alguien
  • Después de los 30 es difícil que encuentres a alguien
    Casos que afirman lo contrario, existen a montón y recientemente un estudio confirmó que “la edad ideal para casarse” es a los 32 años, aun si ya pasaste esta línea, si en tus planes está formar una familia, Dios lo sabe y nunca deja de cumplir sus promesas.
  • Los solteros son egoístas
    No existe mejor temporada en la vida que la soltería para cumplir tu propósito y dedicar tu vida a bendecir a otras personas
  • No hay nadie a tu altura
    “Síndrome de soltero bendecido” así define Miguel Oyola en su libro – Soltero y sin apuro – a las personas que creen que tienen una vara demasiado alta respecto al perfil que buscan para elegir a quien los acompañe en la vida. Cuando los logros alcanzados y los proyectos en la vida te colocan en esa posición, alguien tiene que decirte que si llegaste ahí es porque Dios te lo permitió y que la perfección no es un buen lugar para mirar al resto del mundo, porque es tan irreal como ese pensamiento.
  • “Yo sé que Dios lo tiene guardado para mi”
    El más cristianoide de los argumentos para disfrazar la apatía y la cobardía, sobretodo. Un tema que genera controversia, todavía… pero un mito que hay que derribar. No podemos hacer responsable a Dios de nuestras decisiones, si hay una oportunidad para pedirle dirección respecto a una medida como ésta, es mientras estamos solteros.
  • La tentación es más fuerte cuando estás soltero 
    La integridad no es un estado civil, es un estilo de vida que te lleva a tomar decisiones por convicción y no por emoción.
  • Esta mal quedarse soltero
    Seguramente quien lo haya decidido no está leyendo esto, pero para quienes en algunas ocasiones creemos que todo el mundo tiene que casarse, a veces el plan que Dios tiene con algunas personas no incluye formar una familia, y son felices así. Son decisiones que muy en lo íntimo, se saben desde hace mucho tiempo.

Ser soltero no es pecado ni una condena, es un proceso y en algunos casos una decisión de vida. La plenitud de la vida no se encuentra al lado de una persona, está en saber para qué nacimos y vivir para ello.

Esa bendita espera

Las estaciones del año pasan, y parece que cada primavera y/o 14 de febrero esperamos algo suceda, un nuevo brindis de año nuevo sin alguien al lado, a esta altura no queremos ir a visitar a ningún pariente, nuestras expectativas son cada vez más diminutas.

La vida es eso que pasa mientras esperamos, el tiempo es un recurso no renovable y lo que hagamos con el determinará quienes somos en realidad. No hay nada tan terrible como mirar al pasado y pensar en todas las cosas que se “podrían haber realizado” si nos hubiésemos dado cuenta lo valiosa que es cada etapa de nuestra vida.

La soltería es un proceso donde lo mejor y lo peor de nosotros se revela para podamos ser las personas que Dios diseño que fuésemos cuando nos creó, la etapa ideal para que descubramos cual es nuestro propósito y llevarlo a cabo para que la vida tenga un real sentido. Lo demás, viene como consecuencia.

Nuestro entorno social, sobre todo si estas llegando o pasaste los 30 años, suele poner una presión en cuanto a estado civil se refiere cuando notan que las prioridades cambiaron, ya no somos como ellos, y aunque seguramente en nuestro proyecto de vida hay una familia tenemos que resolver algunas cosas antes; no por ser perfectos sino más bien responsables.

Muchos de nosotros estamos en “modo pasivo” mientras esperamos, estamos tan preocupados por lo que no pasa que por lo que estamos dejando pasar: el tiempo. Y cuando creemos que “esa persona” llegó, todo nuestro mundo empieza y termina ahí, ya no tenemos vida, si no sabíamos lo que queríamos en ese momento lo único que nos interesa es lo que pasa por y para El/Ella, lo poco que teníamos de identidad se pierde en alguien que es tan imperfecto/a como nosotros y en el final del camino, cuando todo termina, nos damos cuenta que quisimos estar con alguien cuando todavía no sabemos quiénes somos y esa situación solo empeoró las cosas.

La bendita espera llega cuando pasamos a “modo activo” porque la vida no gira en torno a lo que el resto dice que “se tiene que hacer” sino conforme al plan de Dios para nosotros, el carácter se pule en el proceso y en cuanto más enfocados en ello estamos, menos tiempo para perder encontramos

Esperar no es una tortura cuando ocupamos el tiempo en cosas que realmente valen, sino más bien una aventura. Dejamos de sentir “el peso” de estar solteros cuando entendemos que es un proceso y no un castigo.

Cada etapa de nuestra historia tiene un inicio y un fin, la soltería también. Procuremos estar listos para pasar a la próxima fase, porque lo que se resuelve estando solos… en matrimonio se multiplica. Hagamos una bendita espera.

Send this to a friend