Últimamente casi todas las personas con las que hablo han tenido o están pasando por noches de insomnio. Hay muchas causas para esto. Entre las preocupaciones normales, las hormonas, los niños, el estrés y la alimentación a deshoras nos pasa en algún momento. Otra de las razones es que se quedan viendo su serie favorita y si es uno de esos días que ponen una detrás de la otra para ponerte al día, es posible que sea una causa evidente de tu poco dormir. También se pueden haber excedido en su consumo de cafeína en el día. Pero en lugar de recriminarte, usa estos datos para hacer lo mejor que puedas con el tiempo que tienes.

1- No demores lo inevitable.

Cuando pasas toda la noche despertándote cada media hora, no se te ocurra darle al botón de demorar la alarma. El hacerlo varias veces y dormirte esos cortos intervalos de tiempo no te da un sueño restaurador. Coloca la alarma lo más tarde que te puedas levantar y hazlo. Toma un tiempo para estirarte y toca la punta de tus pies, aunque lo hagas con las piernas medio dobladas. Hacer que la sangre vaya hacia el cerebro es muy bueno para despertarte. Luego sube los brazos lentamente para no marearte.

2- Baja la dosis de cafeína.

Trata de no tomar más de dos tazas de café al día si la cafeína te afecta. Cada uno lo sabe. Una en la mañana para comenzar el día ayuda y luego una después de almuerzo que es la hora más crítica cuando no has dormido bien porque la sangre se va al estómago para la digestión. Y el café generalmente toma unas 7 horas para salir del organismo, así que ten eso en cuenta.

3- Olvídate de que dormiste mal.

El pensar en ello te va a hacer sentir peor. Tienes que ser positivo. Vístete de colores más vivos de lo común, toma mucho agua y respira profundo varias veces al día. Cuando sientas que estás bajo de energía, levántate y busca un vaso de agua. Te despertará y te hidratará también.

4- Planifica tu tiempo.

Procura realizar la parte más difícil de tu trabajo primero. Administra bien tu energía priorizando tus tareas. Las investigaciones dicen que tu mejor tiempo después que te despiertas son las primeras dos horas. Si vas a tener una conferencia o reunión de trabajo, trata de caminar un poco antes para poner el cuerpo enérgico y deja lo que requiera menos atención ese día, de último.

Te interesa:  Descansa en sus brazos

5- Siéntate derecho.

El sentarte demasiado cómodo va a traer el cansancio y las ganas de tomar una siesta rápidamente. Así que revisa tu postura cada cierto tiempo y una vez más, cuando sientas un poco de cansancio, levántate y busca un vaso de agua.

 6- No revises mensajes o publicaciones.

No se te ocurra ponerte a ver mensajes en tu celular. Cuando no se ha dormido bien, se te puede pasar más tiempo del necesario revisando mensajes o publicaciones de amigos en Facebook o Instagram. Es preferible caminar un poco, ve a otra oficina y haz un comentario de algo de trabajo y desperézate.

7- Dale la bienvenida a la luz solar.

Permite que la luz del sol entre a tu oficina. La luz del sol siempre nos pone más alertas y nos sube el ánimo también. Si no tienes ventana que dé hacia tu escritorio, una de las veces que te levantes, ve afuera y recibe algunos rayos de sol. Además te va a ayudar a retener tu vitamina D.

8- Oblígate a moverte un poco.

Si tu silla gira, puedes hacer algunos movimientos que sin ser extenuantes, te pueden mantener activo, ágil y te pueden ayudar a mantenerte en forma. El ejercicio mejora la circulación y eso permite que tu concentración sea mayor. Tener a mano una pesa de poco peso te puede dar algo con lo cual despertarte un poco.

9- Párate frecuentemente.

Trata de levantarte de tu escritorio cada media hora para mantenerte atento a todo. Hay miles de razones para pararte, como ir al baño, ir a buscar un agua o vaso con agua, salir a respirar afuera y tomar el poco de sol que te viene bien o estirarte un poco.

10- Haz una siesta corta.

Por último, si de veras te sientes extremadamente soñoliento (a) sal a tu carro, coloca una alarma en tu celular y toma una siesta de diez minutos. Puede que eso incremente tu realización efectiva de tareas y reponga tu energía por el resto del día.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.