Hay muchas personas que al buscar pareja se fijan primero en la apariencia exterior. Y supongo que es normal. A casi todos nos atrae algo bonito. Incluso a los niños tan inocentes, una cara agradable siempre les atrae más que una desagradable. Pero no solo tiene que ver con el físico. La actitud y lo que transmites, lo que proyectas te puede hacer más o menos atractivo (a).

Pero a la hora de buscar el amor, esa no debe ser la prioridad. Por eso siempre recomiendo conocerse bien antes de tomar el paso de decir que son novios o que son pareja. Es preferible conocerse en plan de amigos, al menos durante un año y luego pueden hablar de algo más.

Lo importante es poner esa relación en manos de Dios y pedirle que los guíe, orar juntos también para que Dios les reconfirme de alguna manera si esta relación está bien a sus ojos. Si es algo que le agrada a Él. Si es algo que Él quiere que se desarrolle.

Recordemos lo que dice en Eclesiastés 4, que son mejor dos que uno porque si cayeren el uno levantará a su compañero. Pero lo más lindo es la parte que dice que el cordón de tres dobleces o de tres cuerdas no se rompe fácilmente. Ese tercer doblez o tercera cuerda es Dios. Entonces, es de sabios tener a Dios en la relación. La fortalece.

Te interesa:  Billy Graham

Pero hay casos de personas que ya llevan tiempo con su pareja y dicen sentirse atraídos físicamente a otra persona. También puede ser normal. Cuando ves una casa bonita también puedes pensar que te gustaría vivir en una casa como esa, pero eso no quiere decir que vas a dejar la casa que tienes y vas a comprar esa si no tienes ni cómo comprarla. O si tuvieras cómo comprarla, no significa que vas a cambiar de familia también. Sentir una atracción física, puede ser algo solo físico. Si no le damos importancia no pasa de allí. Pero si nos dejamos llevar por esa atracción y dejamos de respetar primero a Dios y después a nuestra pareja, entonces estamos dejando que gane el enemigo.

El amor es bondadoso y no traiciona. Mucho menos por algo físico. No confundas nunca la atracción física con amor o enamoramiento por favor. Recordemos darnos tiempo para pensar bien y tomar las decisiones con calma y con sabiduría.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.