Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos
En el Nuevo Testamento, Jesús nos dejó un modelo de oración que podemos seguir para orar y así comunicarnos adecuadamente con Dios (Mateo 6:5-15). Sin embargo, hay otros pasajes que nos advierten que la oración puede verse obstruida por comportamientos que impiden que nos conectemos con nuestro Padre.

Estos obstáculos dificultan la oración porque nos llevan a tener una actitud que no es la adecuada; y, por lo tanto, no somos honestos ni genuinos cuando la practicamos. Es por esta razón que debemos estar alertas y pedirle a Dios que examine nuestras vidas para así poder cambiar y comunicarnos mejor con Él.

Obstáculos que impiden la oración

1. La mala relación entre esposos

De la misma manera, los esposos deben saber vivir con su esposa y respetarla como es debido. Ella es más débil que ustedes, pero al igual que a ustedes, Dios le ha dado la vida como un regalo. Respétenla para que nada impida que Dios escuche sus oraciones.

1 Pedro 3:7 (PDT)

Tal vez creemos que nuestras relaciones amorosas no repercuten en nuestra relación con Dios; pero el versículo antes mencionado nos demuestra que no es así. Dios instituyó el matrimonio y en la Biblia encontramos que le importa nuestras relaciones, ya que tienen un rol vital en nuestras vidas.

Debemos recordar que en la Biblia hay ejemplos de cómo la relación de esposos es una muestra de la relación de Jesús con la Iglesia; por lo que en la carta que escribió Pedro, él exhorta a los creyentes a tomarse en serio sus roles en el matrimonio; y hace un énfasis especial porque si los cónyuges no están bien, entonces sus oraciones pueden verse obstaculizadas.

2. Los deseos y pecados

Isaías dijo:

«Dios tiene poder para salvar y tiene buenos oídos para oír. Pero la maldad de ustedes los ha separado de Dios. Sus pecados han hecho que Dios se tape los oídos y no quiera escucharlos.»

Isaías 59:1-2 (TLA)

Cuando oramos debemos someter nuestra voluntad, pero cuando tenemos deseos pecaminosos, entonces no podemos rendirnos ante el Padre. Estos deseos y pecados son un obstáculo que impide que Dios escuche nuestra oración.

Es cierto que no hay nadie que esté libre de pecar, y por esa razón es importante arrepentirnos y pedirle perdón a Dios por lo que hemos hecho y los malos deseos que siguen en nuestro corazón.

3. Los ídolos

Hijo de hombre, estos líderes han levantado ídolos en su corazón. Se han entregado a cosas que los harán caer en pecado. ¿Por qué habría de escuchar sus peticiones?

Ezequiel 14:3 (NTV)

Los ídolos no solo se refieren a las imágenes o estatuas que se idolatran, sino a todo lo que ocupa el lugar de Dios en nuestro corazón; esto puede ser desde nuestros empleos hasta nuestra familia. Cualquier cosa que para nosotros sea más importante que Dios, entonces es un ídolo.

En la Biblia encontramos que el Padre no escucha las oraciones cuando tenemos otros ídolos; y esto es porque si Dios no es nuestro Dios, entonces ¿por qué habríamos de orar y hacer peticiones a alguien en quien no confiamos?

Los ídolos pueden apoderarse de nuestras vidas si es que se los permitimos; por eso debemos estar alertas y poner a Dios como prioridad en todo.

4. La falta de generosidad

Los que tapan sus oídos al clamor del pobre tampoco recibirán ayuda cuando pasen necesidad.

Proverbios 21:13 (NTV)

La regla de oro que encontramos en la Biblia nos dice que no debemos hacer con otros lo que no queremos que nos hagan a nosotros. Y si no mostramos generosidad con quienes lo necesitamos, tampoco debemos esperar recibir misericordia.

Si bien es cierto que Dios nos perdona aunque no lo merecemos, debemos practicar la generosidad y el amor porque eso es lo que recibimos de Él.

5. La falta de perdón

Cuando oren, perdonen todo lo malo que otra persona les haya hecho. Así Dios, su Padre que está en el cielo, les perdonará a ustedes todos sus pecados.

Marcos 11:25-26 (TLA)

Dios envió a Su Hijo para morir por nuestros pecados y gracias a ese sacrificio podemos obtener perdón, pero una vez que lo hacemos debemos perdonar a otros. La falta de perdón nos ata a una vida llena de resentimientos y con emociones negativas que nos impiden crecer espiritualmente; es por ello que también se convierte en un obstáculo en la oración.

6. La falta de fe

Por eso les digo que obtendran todo lo que pidan en oración, si tienen fe en que van a recibirlo.

Marcos 11:24 8BLPH)

La falta de fe es un obstáculo grande en nuestro crecimiento espiritual. Si no creemos en el Dios a quien oramos, ¿cómo podemos esperar una respuesta?

La lectura de la Biblia es vital para mantener viva nuestra fe, así nuestra oración será escuchada y aceptada.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

8
2
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta