Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Soy un poco reacia al uso de las redes sociales porque prefiero conocer a alguien personalmente y no cuando hay una pantalla de por medio. Sin embargo, me he visto en la necesidad de abrir cuentas en las redes sociales para poder mantener contacto con aquellas personas que están lejos. Y si bien es cierto que la Internet nos ha permitido conectarnos sin importar la distancia, hay ciertas desventajas que nos están alejando unos de otros, en vez de acercarnos.
La manera en que una persona escribe dice mucho de sí misma; no obstante, hay momentos en los cuales es difícil entender con qué tono o manera lo dicen. Por ejemplo, para alguien puede ser normal escribir todo en mayúsculas, pero para mí es sinónimo de que alguien me está gritando o está enfadado.
He visto casos en los que hay personas que llegan a discutir por malos entendidos al momento de escribir. Lo cual no es sorpresa, debido a que cada quien lee un mensaje de acuerdo a cómo le parece, y no según la intención de la otra persona.
Detrás de una pantalla, es fácil coquetear, criticar, ofender, y adular a los demás. En persona, probablemente no.
En conclusión:
No digas por Facebook, o cualquier otra red social, lo que no puedas decir en persona. Usa la Internet sabiamente, y no como manera de pretender ser alguien quien no eres. Si eres auténtico, los demás lo notarán. Además, Dios te ama tal y como eres; y ante él, no necesitas tener un impresionante perfil en las redes para ser especial.
 
Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta