Instagram y Facebook, dos de las redes sociales más utilizadas en el mundo, anunciaron que de ahora en adelante esconderán la cantidad de ≪me gusta≫ que tiene una publicación. La justificación es que la salud mental de las personas se ve afectada por este factor. Aparte de eso, otros estudios han demostrado que las redes sociales influyen en nuestras vidas más de lo que pensamos. (Para más información, leer: Las publicaciones de Facebook afectan tu estado de ánimo). Si bien, por una parte, las redes sociales nos permiten comunicarnos con personas a la distancia, pareciera como si los efectos negativos fueran mayores a las ventajas. Sin embargo, maneras de usar las redes sociales para el bien. Estos son algunos ejemplos.

1. Comparte tu fe

Antiguamente, las personas compartían su fe tocando las puertas de casa en casa. Aunque hoy en día se sigue haciendo, hay lugares a donde no podemos llegar físicamente… pero sí a través de internet.

De acuerdo a los análisis de Facebook, las publicaciones que tienen mayor éxito son las imágenes y vídeos. Esto es una ventaja porque podemos aprovechar lo visual para compartir nuestra fe y así llegar a lugares lejanos. De esa manera no solo estamos usando las redes sociales para el bien, sino que también estamos ayudando a otros a ser valientes y hablar de Jesús.

yesHEis es una plataforma que te permite ver y compartir vídeos a través de tus redes sociales. El contenido está dividido por temas, así que siempre podemos encontrar vídeos que se ajustan a una situación en particular y enviarla a quien lo necesite. A través de la aplicación gratuita para celulares, en yesHEis podemos leer artículos útiles para hablar sobre Jesús con otras personas y compartir nuestra fe de manera natural y sencilla.

Descarga la aplicación: https://yhm2h.app.goo.gl/JSHS

Visita el blog: elviaje.yesheis.com

2. Sigue a páginas que publiquen contenido constructivo y positivo

Según las estadísticas, la gente pierde más tiempo en las redes sociales que en cualquier otra actividad. Eso es porque continuamos deslizando las pantallas sin ver algo determinado. En lugar de perder el tiempo, debemos hacer lo siguiente:

  • Dejar de seguir páginas que no aportan nada constructivo a nuestras vidas.
  • Elegir una cantidad manejable de páginas a las cuales seguir.
  • Seguir solo páginas que necesitamos y que son positivas para nosotros.
Te interesa:  ¿Tan pronto desanimado?

Estas acciones nos ayudarán a mantener una buena salud mental y a no vivir estresados. Además, tendremos más tiempo libre para hacer cosas productivas.

3. Únete a actividades sociales

En las redes sociales se promueven actividades sociales de importancia. Unirse a ellas –no solo con un ≪me gusta≫, sino participando activamente– hace que contribuyamos con una causa digna de luchar. También son un medio por el cual podemos conocer a personas con los mismos ideales y creencias, con quienes podemos interactuar en la vida real.

4. No publiques comentarios negativos

Hay una alarmante cantidad de suicidios debido al acoso por internet. Es sencillo insultar, prejuiciar, juzgar y burlarse de alguien cuando no nos ve directamente. Pero por más que sea en línea, un comentario negativo afecta como si hubiese sido dicho en persona. La presión puede ser tan extrema que puede hacer que alguien tome la fatal decisión de quitarse a la vida.

No somos responsables de las acciones de otros, pero sí de nuestras palabras, así que debemos tener cuidado con lo que decimos en persona y por internet. En lugar de decir algo negativo o potencialmente hiriente, debemos publicar cosas que inspiren y animen a los demás. Contenido negativo hay de sobra, pero podemos ser una luz en las redes sociales.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.