Hazte una pregunta: «¿estaría dispuesta a sacrificar mis deseos egoístas?»

Si estás verdaderamente enamorada de alguien, debes estar dispuesta a colocar las necesidades de esa persona por encima de las tuyas, pensando en “nosotros” en lugar de “yo”. 1 Juan :16 dice «En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros. Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos.» (NVI) Esto es verdadero amor. El amor en el cual se describe en 1 Corintios 13. Es una decisión, pero muchas veces se basa de los sentimientos. El problema de basarlo en lo emocional es que las emociones son temporales y continúan cambiando: al instante que una joven se aburre de la relación, o se enoja con su pareja, la relación termina. Eso no es amor, eso es entretenimiento. Una pareja que está enamorada lucha mutuamente para resolver sus problemas juntos y mantener una relación sana. Deben ser pacientes, amables, no envidiosos o fanfarrones, y no tener una lista de todos los males cometidos. Eso es amor. Sin embargo, las jóvenes se enamoran del chico que les hace sentir mariposas en el estómago.

A medida que gané experiencia, noté que las relaciones generalmente empiezan cuando las jóvenes conocen a un muchacho que tiene una buena personalidad y las hace felices. Buscan a alguien para llenar vacío y se mienten a sí mismas de que su pareja les completa la vida. Ellas no conocen la definición de amor. Para ellas el amor se manifiesta en forma de abrazos, besos y publicaciones de Instagram. Este es un tipo de amor superficial, no el amor que se encuentra en la Biblia. Es por eso que 1 Corintios 13 es demasiado citado en las bodas. Es la definición y visión perfecta de lo que es el amor.

Te interesa:  Mis ingresos son mayores que los de mi esposo...

Por lo tanto, si pasas la mayor parte del tiempo discutiendo o tratando de resolver problemas en la relación, debes considerar terminar la relación. Ser mayormente infeliz en una relación es una señal de que es hora de seguir adelante. No debes pasar más tiempo eligiendo estar en una relación que realmente querer estar en la relación. Si lo estás, entonces estás desesperada. Es mejor estar solo que mal acompañado en una relación tóxica. No confundas la desesperación con el amor.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.