“(…) nada bueno niega a los que andan en integridad” salmo 84:11 (LBLA)

Como seres humanos nos es difícil asimilar un no departe de Dios. Podemos hacer grandes planes en nuestras vidas y presentársela en sus manos con la esperanza de que todo lo que le pidamos terminará en un rotundo sí, pero olvidamos que Sus pensamientos son más altos que los nuestros y que un no por respuesta, también puede resultar saludable para nuestras vidas. ¿Cuál es tu reacción cuando Dios te dice no a una petición? ¿Lo aceptas? ¿Sabías que el resultado de no obedecer el no del Señor es la derrota? Si en verdad deseas que tus pasos sean guiados por tu padre celestial, escucha Su voz y acepta Su respuesta aun cuando esta fuera negativa o contraria a tus planes. Recuerda que Él nunca se equivoca y aunque quizás al principio no lo veas, puedes estar seguro que la voluntad de Dios para tu vida es buena, agradable y perfecta.

Te interesa:  Ruinas o fortaleza

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.