“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el SEÑOR—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11.

El matrimonio es una de las decisiones más complejas e importantes que debemos considerar, pues antes de casarnos es esencial conocer con más profundidad a la persona con la cual formaremos nuestro hogar.

Conocer sus cualidades, defectos, su vida espiritual e incluso sus costumbres nos ayudarán a tomar una decisión sabia, ya sea la de concretar el matrimonio, de pensarlo un poco más o bien de no avanzar en esa idea. Debemos preguntarnos ¿nos complementamos con mi pareja? ¿Me ayudará a crecer espiritualmente? ¿Sus defectos, pudieran ser un obstáculo para la relación o son tolerables? y entre otras preguntas.

Dios anhela lo mejor para tu futuro pues sus planes serán perfectos para tu vida si te dejas guiar por Él, especialmente en una decisión tan importante como la de elegir a la persona con la cual te unirás en matrimonio.

Te interesa:  Condenado

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.