“Durante seis años podrán cultivar la tierra y recoger sus cosechas, pero el séptimo año deberán dejarla descansar. Si la tierra produce algo por sí sola, eso lo dejarán para alimento de la gente pobre, y para que los animales salvajes coman lo que sobre. Lo mismo harán con sus plantaciones de uvas y de olivos.” Éxodo 23:10-11 (TLA)

Dios bendijo al pueblo de Israel con una tierra fértil y productiva donde fluye leche y miel, pero de la misma forma que les permitió disfrutar también les dijo que la cuidaran, por ello, Él ordenó que durante seis años la hagan trabajar, mas el séptimo la harían descansar.

Es triste saber que actualmente existen personas que por curiosidad o simplemente por la maldad que hay en sus corazones terminan dañando la naturaleza, cuando en realidad Dios nos la dio para administrarla, porque finalmente a través de ella seremos beneficiados. Entonces ¿Qué estamos haciendo por nuestro planeta? Aunque esta tierra es nuestra casa temporal, tenemos la responsabilidad de cuidar el jardín que Dios nos ha provisto.

Te interesa:  Bendice a tus padres

Por Ruth Mamani

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.