“Jesús le preguntó a Pedro: —Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Él le respondió: —Sí, Señor. Tú sabes que te quiero. Jesús le dijo:—Entonces cuida de mis seguidores, pues son como corderos.” Juan 21:15 (TLA)

Cuantas veces se expresa “yo amo a Dios”, pero en ocasiones, cuando tenemos la oportunidad de compartir con otros un mensaje de salvación, nos bloqueamos, ya sea por temor o vergüenza o porque no queremos experimentar el rechazo. Es en esos momentos es cuando debemos pedir al Espíritu Santo que quite todo temor, timidez o inseguridad y nos dé la Palabra que la persona necesita.  Pidámosle que sea El hablando a través de nosotros y no simplemente palabras humanas. De esta manera, llevando las buenas nuevas, cumplimos con el mandato de Jesús de cuidar de sus ovejas. “Cuando Jesús desembarcó y vio a tanta gente, tuvo compasión de ellos…” Mateo 14:14 (NVI) Hoy te animo a pregonar y sembrar ese amor que Dios nos da.

Te interesa:  Ingresa a mi vida

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.