“Dios ha escogido a la gente despreciada y sin importancia de este mundo, es decir, a los que no son nada, para anular a los que son algo. Así nadie podrá presumir delante de Dios.” 1 Corintios 1:28-29 (DHH).


Contrariamente a lo que hace el mundo, el Señor se complace en escoger aquellos que a los ojos de los hombres son los más despreciados y viles con el fin de mostrar Su gloria en ellos para que nadie presuma de sí mismo.


Ahora bien, para que nadie se jacte, Dios nos pide que pongamos nuestra confianza en Él y no solo en nuestras propias habilidades, Él quiere que entreguemos nuestras debilidades y carencias para hacer de nosotros grandes instrumentos en Sus manos.


Toma un minuto ahora mismo y comienza a darle gracias a Dios por quien eres y por todo lo que Él te ha dado.

Por Giovana Aleman

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.