“Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.” Malaquías 3:17 (RVR1960).

Como seres humanos somos propensos a pecar, y cuando no los confesamos a Dios, estos nos alejan de Él.

Por ello, es importante acercarnos ante Su presencia con un corazón arrepentido, pues esto es lo que agrada al Señor.

No temas acercarte a Él, ni creas que tus pecados son tantos o tan graves que no tienes perdón. Recuerda que para el Señor eres un especial tesoro y porque te ama como un padre a su hijo, te perdonará.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.