“Pero ahora yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los maltratan.” Mateo 5:44 (TLA).

Qué fácil es amar a las personas con las cuales somos afines, pero que difícil es amar a los que nos hacen la vida imposible.

No hacemos nada extraordinario si amamos de ésta manera, en cambio Jesús nos pide que amemos también a nuestros enemigos pues tenía el amor del Padre en su vida. Cuando nosotros seamos llenos de ese amor, podremos amar a nuestros enemigos y tener compasión por ellos.

Debemos sacar de nuestra vida el “el ojo por ojo y diente por diente” para dar paso al amor y al perdón. Sólo de esta manera podremos vivir bien, estando en paz con Dios y con nosotros mismos.

¿Qué de extraordinario haces si sólo amas a los que te aman? ¡Dios no te va a recompensar por eso!  Mateo 5:46-47.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.