“Ella le respondió: —Así es, Señor. Nadie me ha condenado. Jesús le dijo: —Tampoco yo te condeno. Puedes irte, pero no vuelvas a pecar.” Juan 8:11 (TLA)

Muchas veces la culpa por los errores pasados no nos deja avanzar hacia los planes que Dios tiene para nosotros. Por eso, hoy te animo a dejar toda culpa y el pecado delante de la presencia de Dios, por medio de una sincera oración. Despójate de todo temor pues El anhela verte libre para escribir un nuevo capítulo en tu vida, por eso recuerda: “… ¡Ánimo, hijo mío! Tus pecados son perdonados” Mateo 9:2 (NVT) ¡Créelo!

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.