“Recuerda cómo el Señor tu Dios te guió por el desierto durante cuarenta años, donde te humilló y te puso a prueba para revelar tu carácter y averiguar si en verdad obedecerías sus mandatos” Deuteronomio 8:2 (NTV).

Quizás hoy mismo estás pasando tiempos complicados a los cuales no les encuentras una explicación. Recuerda que muchas veces Dios permite que enfrentemos una prueba o que pasemos por un desierto para mostrarnos realmente de qué estamos hechos y cuál es la capacidad de resistencia de nuestra fe. Persevera sin desmayar, pronto la tormenta pasará y podrás gozarte en tu victoria.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.