“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” 2 Corintios 12:9

Muchas veces decimos no puedo, o no tengo las habilidades que se requieren, los temores y las inseguridades nos invaden y nosotros sumisamente les hacemos caso. Sin embargo Dios sabe que hay cosas que en nuestra fuerzas no podemos lograr, luchamos diariamente con el pecado y con nuestras propias debilidades y a veces hasta nos sentimos atrapados por ellas. Esta noche es una buena oportunidad para que el débil diga fuerte soy en el poder de Jesucristo.   Por Danitza Luna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.